Siria

La asamblea general de la ONU contra la soberania del pueblo Sirio


Rusia y China criticaron la resolución de la ONU contra Siria

Luego de que la Asamblea General aprobara el dictamen que condena “las sistemáticas violaciones de los derechos humanos” cometidas por el gobierno de Bashar al Assad, el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitali Churkin, calificó de “desequilibrada” la medida que “intenta aislar al Gobierno sirio e imponer desde el exterior una fórmula de solución política”, mientras que el representante de China, Wang Min, advirtió que la ONU no debería “complicar aún más los problemas sino contribuir a mantener la paz y la estabilidad en Medio Oriente para preservar la unidad de la comunidad internacional”.

Rusia y China, que en la última votación acerca de Siria en la Asamblea General se habían abstenido, votaron en contra del texto árabe. Rusia amenazó, inclusive, con someter a votación también las enmiendas que había propuesto al texto para poder votar a favor y que estaban dirigidas a calibrar por igual la violencia desplegada por el régimen sirio con la de los manifestantes que piden reformas democráticas en el país, pero finalmente no dio ese paso. Esas modificaciones eran similares a las que Rusia ya trató de incluir sin éxito en la resolución que el Consejo de Seguridad quería aprobar el pasado 4 de febrero como respaldo al plan de transición de la Liga pero que Rusia y China acabaron vetando.

La resolución aprobada por la Asamblea General, órgano consultivo de la ONU donde no existe el poder de veto, condena concretamente “las violaciones continuas y sistemáticas de los derechos humanos y las libertades fundamentales por parte de las autoridades sirias, así como “el uso de la fuerza contra civiles, las ejecuciones arbitrarias, el asesinato y la persecución” de personas.

Bolivia y Argentina rechazan en la ONU intervención militar extranjera en Siria

No iframes
Las delegaciones de Bolivia y Argentina en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) rechazaron este jueves cualquier tipo de intervención armada extranjera en Siria y afirmaron que el camino para solucionar el conflicto interno es a través del diálogo.

El embajador boliviano en la ONU, Pablo Solón, expresó durante la reunión extraordinaria del organismo que “sabemos de los peligros de una agravamiento de la situación, sabemos de la posibilidad de un vacío de poder, de una lucha sectorial religiosa, de la posibilidad de que toda la región de Medio Oriente quede desestabilizada”.

Sin embargo, consideró inadecuado administrar en Siria ”la salida aplicada a Libia , la receta que ONU facilitó el año pasado (…) legitimar una plataforma de intervención extranjera a partir de esta legitimación de la violencia” para ”justificar un cambio de régimen (…) esperamos que, en efecto, esta resolución no permita que se aplique la receta que se aplicó el año pasado”.

”No hemos aprendido la lección, estamos dispuestos a repetir los mismos errores del año pasado (…) para legitimar una intervención” armada, sentenció.

Asimismo, indicó que ”hay una segunda salida, la transición pacífica que hemos presenciado en Egipto y Túnez (…) la llamada Primavera Árabe se valió de herramientas pacíficas (…) para canalizar la transición democrática”.

”La Primavera Árabe debería soplar con fuerza en Siria (…) no quisiéramos que ONU quiera más bien acelerar los pasos para aplicar la receta libia que nos parece inadecuada”, afirmó Solón.

Por su parte, el representante argentino ante la ONU expresó que respalda ”el respeto irrestricto de los derechos humanos” en el país árabe y ”es responsabilidad del Gobierno sirio el cumplimiento de este objetivo” así como también ” preservar el derecho de la participación política, sin represión alguna”.

”La Argentina está convencida de que esta crisis se debe resolver en el marco del diálogo la participación e intervención democrática de todos los sectores sin intervención militar extranjera”, añadió.

La Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó este jueves una resolución contra Siria presentada por la Liga Árabe.

Durante su intervención la representación diplomática siria hizo especial énfasis en los esfuerzos de Damasco para conciliar el diálogo y lograr una solución pacífica, y denunció que el documento viola su soberanía e intensifica la crisis interna.

“Esta resolución viola la soberanía siria (…) El borrador de la ONU ayuda a la intensificación de la crisis en Siria y viola la soberanía del país”, advirtió el embajador sirio en la ONU.

De acuerdo con el embajador sirio la adopción de este documento sólo causará una mayor escalada de violencia en el país y la posible intervención militar del occidente.

Telesur


Venezuela afirma que resolución de la ONU viola la soberanía de Siria

El embajador de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Jorge Valero, reiteró este jueves la posición en contra de la injerencia extranjera en Siria y afirmó que la Resolución Borrador A66-E36, aprobada por el organismo, viola la soberanía de ese país y pone en peligro a todos sus habitantes porque permite la invasión.

Durante el debate en la Asamblea General de la ONU, Valero reiteró la denuncia del Estado venezolano por la injerencia de los países imperialistas en Siria, y sostuvo que con la resolución que este jueves debatió el organismo, se incrementaría la inseguridad y la violencia en ese país árabe.

El representante sostuvo que “las potencias imperiales quieren que siga habiendo violencia y derramamiento de sangre en Siria” y advirtió que el objetivo es repetir “el mismo guión perpetrado contra Libia”, en el que fallecieron más de 50 mil personas a manos de un golpe de Estado contra Muammar Al Gaddafi que duró más de seis meses.

En este sentido, condenó que lo que se quiere hacer es “poner una cortina de humo” y así “promover una guerra a gran escala” de la que al final sólo se beneficiarán las potencias.

“La resolución que tenemos en frente viola la soberanía y si esta resolución es una prueba entonces será usada por los medios para justificar una intervención extranjera en Siria”, expresó.

También dijo que “esta resoluciones ataca al Gobierno sirio”, puesto que aunque invoca a los Derechos Humanos, también esconde las violaciones ya perpetradas por los grupos terroristas denunciados por las autoridades.

“El borrador ignora los llamados que hace el Gobierno (presidido por Bashar Al Assad) para un referendo de una nueva constitución que busca un sistema político basado en el pluralismo político, en el que el poder sea otorgado por elecciones populares”, agregó.

Valera insistió en que Venezuela reconoce y apoya las labores emprendidas por Rusia y China para prevenir el uso de la violencia contra Siria y promover el diálogo de todas las partes a fin de encontrar una solución diplomática al conflicto que ya lleva 11 meses.

“Esta Asamblea está discutiendo la posibilidad de invadir un país soberano pero debería considerar el Estado palestino o la suspensión que Estados Unidos debe hacer al bloqueo contra el Estado soberano de Cuba. Por estas razones, Venezuela vota en contra de la Resolución borrador A66-E36”, concluyó.


Siria considera que resolución de Occidente y aliados árabes es parcializada


Siria rechazó una resolución que potencias occidentales y aliados árabes aprobaron este jueves en la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que responsabiliza al Gobierno sirio de supuestas violaciones a los derechos humanos. La nación árabe considera que el texto es “parcializado y representa una amenaza a la credibilidad del organismo”.

El embajador sirio ante las Naciones Unidas, Bashar Al Jafari, alertó que la resolución “representa una amenaza a la credibilidad de la Asamblea General al tratar importantes asuntos respecto a la soberanía de los Estados miembros”.

La resolución es “de manera muy particular, parcializada” y “no tiene relación con lo que acontece en Siria”, agregó.

Esta resolución, como las adoptadas por la Liga Árabe bajo la presidencia de Catar, que este mes de febrero preside la Asamblea General, “violan la soberanía siria garantizada por la Carta de la ONU y todas las leyes internacionales”, aseguró Al Jaffari.

El texto, cuyo contenido es no vinculante, responsabiliza sólo al Gobierno sirio por la violencia en el país árabe, al tiempo que apoya un plan de la Liga Árabe que contempla la salida del poder del presidente de Siria, Bashar Al Assad.

No condena, sin embargo, la violencia generada por grupos armados y los asesinatos de profesionales entre ellos profesores, ingenieros, médicos, un importante sacerdote islámico y un párroco cristiano.

Asimismo, ignora los ataques contra instituciones religiosas musulmanas, escuelas, universidades y objetivos económicos vitales como los oleoductos, que abastecen de combustible diésel a Damasco (capital).

Tampoco toma en consideración las reformas integrales que implementa el Gobierno de Al Assad, en respuesta a las demandas del pueblo, como una nueva Constitución, señaló el diplomático sirio.

Al Jafari enfatizó que quienes elaboraron el texto condenatorio “rechazaron incluir cualquier enmienda negociable”, incluido “un llamado a que la oposición (fuera de Siria) se distancie de las bandas armadas”.

“No quieren responsabilizar a los grupos armados terroristas por los ataques contra las instituciones estatales y los civiles, ni inclusive una simple condena a esos ataques como los mortíferos atentados en Damasco y Aleppo (norte)”, enfatizó el embajador.

La votación final en la Asamblea de Naciones Unidas registró 137 votos a favor de la resolución, 12 en contra y 17 abstenciones. Entre los que se opusieron estuvieron Rusia, China, Irán y los países miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

El embajador de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, dijo que la resolución de la Asamblea General refleja la tendencia actual de aislar al Gobierno sirio e imponerle una forma de regulación política.

Moscú argumentó que el documento “tiene un carácter desequilibrado” y, de hecho, repite la resolución vetada por Rusia y China en el Consejo de Seguridad el 4 de febrero pasado.

En aras de que Siria salga de la crisis, el Gobierno de Al Assad ha propuesto para el próximo 26 de febrero una consulta democrática para reformar la Constitución. También, ha promovido una serie de rondas de diálogo, que han sido desatendidas por la oposición.

Para Bashar Al Assad , la prioridad de su Gobierno es restaurar el orden, lo cual sólo será posible “si se golpea a los terroristas con puño de acero”.

vea también : Libia rima con Siria: la OTAN repite su canción de 2011 y promete que no atacará Damasco

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Reciba las publicaciones por Email

Follow EL SUDAMERICANO on WordPress.com
El Fanzine de la Comisión Semilla
El Blog de Silvio Rodríguez
El sitio Web de Silvio Rodríguez http://zurrondelaprendiz.com/

Enlace Zapatista

Radio de Nicaragua

MAPUEXPRESS

Tortilla con Sal

A %d blogueros les gusta esto: