PEDAGOGÍA ERÓTICA. PAULO FREIRE y el EZLN

PEDAGOGÍA ERÓTICA. PAULO FREIRE Y EL EZLN – Miguel Escobar Guerrero

descargar Aquí

Prólogo de Luis Villoro y Fernanda Navarro

ÍNDICE

A manera de Prefacio

Presentación

CAPÍTULO I

Pensando con Paulo Freire el compromiso histórico en sus cinco pedagogías: del Oprimido, de la Esperanza, de la Autonomía, de la Indignación y de la Tolerancia.

Dar voz a quienes no la tienen, primera etapa freiriana de 1962 a 1970.

El conocimiento como lucha, segunda etapa freiriana de 1973 a 1980.

Sueños y utopías, tercera etapa freiriana de 1980 a 1992.

Su reencuentro con la pedagogía del oprimido.

Del sueño a la realidad el camino es el de la lucha, cuarta etapa freiriana de 1992 a 1997.

La esperanza se construye en la lucha por la autonomía.

CAPÍTULO II

Pedagogía de la problematización . Conocer mejor a Paulo Freire para mejor reinventarlo.

Conceptos claves en el pensamiento freiriano.

La lucha contra ideológica.

Relación entre autoridad, libertad, autoritarismo y espontaneísmo.

La ideología dominante, p.65; Utopía y pedagogía utópica.

La lectura de la realidad en el aula.

La metodología para el rescate de lo cotidiano y la teoría.

Pedagogía erótica

CAPÍTULO III

Paulo Freire y el SubMarcos (Don Durito):

Violencia opresora: el filicidio del poder.

La globalización neoliberal.

Las y los sin rostro y sin historia.

La fábula del león, del Viejo Antonio.

CAPÍTULO IV

El psicoanálisis sociopolítico

El psicoanálisis sociopolítico.

Eros vs. Tánatos.

Grupo operativo: el psicoanálisis aplicado a lo social.

Elaboración de conceptos para el estudio del psicoanálisis social.

Percepción de la realidad y mediación.

Ataque al aparato de pensar de la sociedad y conducta psicopática.

Relación entre jefe, masa, sujeto.

Filicidio ↔ parricidio ↔ suicidio.

Fratricidio.

A manera de conclusión.

CAPÍTULO V

Freire, EZLN: pronunciar nuestro mundo denunciando la perversión del poder político y financiero:

Freire, EZLN.

Filicidio, parricidio y fratricidio.

Pronunciar el mundo.

El capitalismo de guerra y la psicosis.

CAPÍTULO VI

Ética y perversión:

Ética y perversión.

Don Durito y el Viejo Antonio.

El rompimiento de la ética.

La crueldad, expresión de la pulsión de muerte.

La digna rabia.

Epílogo(Trabajo escrito conjuntamente con estudiantes)

¿Cómo construir conocimientos colectivos desde la práctica?:

Epílogo: ¿Cómo construir conocimientos colectivos desde la práctica?

I Relación entre el texto de estudio y el contexto sociopolítico.

II. Los vínculos entre docente y estudiantes, entre estudiantes y entre docente-estudiantes con el conocimiento

La Metodología para el Rescate de lo Cotidiano y la Teoría (MRCYT), ¿cómo construir conocimientos desde la práctica?- La práctica concreta de la MRCYT, ¿cómo se ha construido?.

Rescate de lo cotidiano.

Rescate de la teoría.

Anexo

Poder y filicidio. Memoria del Taller Autogestivo Paulo Freire:

Poder y filicidio, Memoria del Taller Autogestivo Paulo Freire.

Lo simbólico dentro de una estrategia autoritaria.

La conducta psicopática.

El ataque al “aparato de pensar”.

Poder y filicidio.

Una lucha de resistencia que terminó en derrota.

A manera de prefacio

Son muchos los caminos que abrió Paulo Freire en su fecundo andar por el mundo. Desde su Pedagogía del oprimido, escrito en el exilio, hasta sus últimos textos, no dejó de buscar nuevas prácticas educativas que evitaran separar la vida del aula. Se propuso ofrecer alternativas a las ideas tradicionales basadas en la repetición memorística y en la letra muerta que acalla la curiosidad natural del ser humano. En todas sus propuestas se adivina el ejercicio espontáneo y jubiloso del libre pensar que surge del asombro de los primeros años.

Pero la preocupación de Freire fue más allá. Sabiendo que para alcanzar la estatura humana, no basta cualquier tipo de educación, supo precisar una distinción que resulta clave para destacar sus dos posibles funciones sustantivas: a saber, la de adaptar o transformar. La primera ha sido la que ha adoptado la educación oficial por excelencia: adaptar al individuo al statu quo desde su infancia, con el fin de facilitar el control de la sociedad. La segunda, la transformadora, es por la que apostó Paulo Freire, consecuente con su denuncia de las desigualdades sociales y su búsqueda de una sociedad más justa.

Educar para liberar con un fuerte sentido comunitario fue, sin duda, la más preclara herencia freiriana, como lo expresa su conocida frase: ¨Nadie educa a nadie –nadie se educa a sí mismo– los hombres se educan entre sí mediatizados por el mundo”.

Para nadie es secreto la influencia que ha tenido su Pedagogía de la esperanza, por su eco liberador que ha traspasado fronteras más allá de nuestra América. Pero en esta ocasión quisiéramos señalar un rincón del sureste mexicano, donde esos ideales han germinado, recreándose, en el proyecto de educación autónoma zapatista, dando luz a lo que algunos autores han dado en llamar “subjetividades emergentes”.

Nos referimos a las y los jóvenes de las comunidades zapatistas que en 1994, año del levantamiento, apenas aprendían a hablar y que ahora son las y los maestros, las promotoras y los promotores de educación en toda la zona zapatista (que abarca un tercio del estado de Chiapas), a partir de su decisión y compromiso de establecer su propia educación autónoma, desde 1997, cuando despidieron a los maestros de la sep. Su diseño curricular resultó toda una lección en cuanto a creatividad y reafirmación de su identidad y en la metodología se adivina la mano sabia, respetuosa y solidaria de Freire. Se puede afirmar que en las más de 200 primarias que hoy funcionan en los Altos de Chiapas se advierte un paisaje distinto, donde entre las nubes y la niebla crecen niños y niñas llenos de vida, con vocación de alegría y dignidad, seguros de un porvenir muy distinto al de sus abuelos.

Conocer ambos proyectos educativos, el de Paulo Freire y el de la Educación autónoma zapatista, resulta altamente gratificante en tiempos como los actuales, ya que ambos invitan a escuchar al otro y a comprometerse con el derecho de los oprimidos a pronunciar su mundo y transformarlo. Una última coincidencia: la transformación se logrará por la vía pacífica, la del diálogo. Será la palabra el arma más elocuente y eficaz para desarmar al enemigo: la barbarie y la ignorancia.

Escuchemos a Freire en su Pedagogía de la Esperanza:

“Liberándose en y por la lucha necesaria y justa, el oprimido como individuo y como clase, libera al opresor, por el simple hecho de impedirle continuar oprimiendo.”

Así, el opresor-oprimido queda desvanecido, sin sentido. Finalmente, invitamos a las y los lectores a que leyendo esta propuesta creativa, de reinvención freiriana, como Miguel Escobar lo señala constantemente, piensen su práctica para transformarla.

Coincidimos con el autor del libro, al vincular la propuesta pedagógica de Paulo Freire con los ideales del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, expresados en sus demandas de democracia, libertad y justicia para todo México, valores que muchos de nosotros, desde diferentes sitios, hemos estado enarbolando, sin abandonar la posibilidad de otros sueños y utopías para una sociedad por venir.

Luis Villoro

Fernanda Navarro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s