El pueblo Kurdo y el Confederalismo Democrático

Leer y Descargar Aquí : Confederalismo Democrático

publicado por Solidariad Kurdistán

.

El Confederalismo Democrático de Kurdistán no es un sistema estatal, sino un sistema democrático de las personas si un Estado. Con las mujeres y la juventud en vanguardia, es un sistema en el cual todos los sectores de la sociedad desarrollarán sus organizaciones democráticas propias. Es una política ejercida por los ciudadanos libres confederales, iguales para elegir sus representantes regionales. Esta basado en su propia fuerza y pericia. Su poder deriva de las personas en todas las áreas, incluyendo su economía, se buscará la autosuficiencia.

Abdullah Öcalan, Al Pueblo Kurdo y a la Comunidad Internacional.

El Confederalismo Democrático es la propuesta de Abdullah Öcalan para una solución de la cuestión kurda, de los problemas de Oriente Medio, y no solo eso, sino que considera que esta práctica política puede ser clave para la liberación y verdadera democratización de los pueblos del mundo. El Confederalismo Democrático es el programa y la meta de los partidos y demás colectivos que se agrupan bajo la KCK (Koma Civakên Kurdistan).

Si bien en su origen el PKK, y Öcalan, como su principal ideólogo, luchaban desde una perspectiva marxista-leninista por la creación de un Estado kurdo, con el paso del tiempo se hicieron visibles los errores de esta concepción de la liberación social y nacional, y Abdullah Öcalan, influenciado por pensadores como el anarquista y ecologista social Murray Bookchin o el sociólogo Immanuel Wallerstein, avanzó de un socialismo de corte centralizador y estatalista, a un socialismo de influencia libertaria, un socialismo democrático cuyo tipo de administración “puede ser llamada administración política no estatal o democracia sin Estado”.

Öcalan ha desarrollado una crítica al Estado-Nación que le ha llevado a interpretar el derecho de los pueblos a su autodeterminación como “la base para el establecimiento de una democracia de base, sin necesidad de buscar nuevas fronteras políticas”.

En su publicación el Confederalismo Democrático (pág. 21), Öcalan presenta a esta forma de organización social así:

“Este tipo de autoridad o administración puede ser llamada administración política no estatal o democracia sin Estado. Los procesos de toma de decisión democráticos no deben ser confundidos con los procesos conocidos de la administración pública. Los Estados solo administran mientras que las democracias gobiernan. Los Estados están fundados en el poder, las democracias están basadas en el consenso colectivo. El mandato en el Estado está determinado por decreto, aunque puede en parte ser legitimado a través de elecciones. Las democracias usan elecciones directas. El Estado usa la coerción como medio legítimo. Las democracias se apoyan sobre la participación voluntaria.

El Confederalismo Democrático está abierto a otros grupos y facciones políticas. Es flexible, multi-cultural, anti-monopólico, y orientado hacia el consenso. La ecología y el feminismo son pilares centrales. En el marco de este tipo de auto-administración, una economía alternativa se vuelve algo necesario, lo que incrementa los recursos de la sociedad en lugar de explotarlos y así hace justicia a las múltiples necesidades de la sociedad.”

El Confederalismo Democrático plantea un rechazo del centralismo y basa su confederalismo en la tradición y herencia colectiva que en el pueblo kurdo se encuentra en la organización en clanes y tribal. Este tipo de organización se ha opuesto siempre a los imperios y Estados que han buscando centralizar el poder, aunque como bien plantea Öcalan estas formas sociales tribales pueden convertirse en instituciones parasitarias por lo que hoy han de integrarse en la lucha por el cambio democrático.

Respecto al Estado, Öcalan es un profundo crítico de éste, pero entiende que su abolición total no es hoy posible, por lo que el Confederalismo Democrático es la herramienta que mediante la organización de base y democrática al margen del control estatal, posibilitará la superación del Estado una vez que se demuestre la capacidad del Confederalismo Democrático. Pero esta convivencia que puede darse con el Estado no significa una subyugación a este, pues aunque el Confederalismo Democrático es una política de paz, las confederaciones democráticas han de mantener sus fuerzas de autodefensa para protegerse de los ataques del Estado (el cual Öcalan define como una entidad militarmente estructurada y para el que la guerra y la militarización de la sociedad son cuestiones claves) y ejercer así su legítimo derecho a la defensa.

Como se ve en el extracto citado de la obra de Öcalan, esta organización política no estatal, requiere además de una organización económica alternativa, esta organización económica alternativa del Confederalismo Democrático se trata del socialismo. En los orígenes del pensamiento de Öcalan y del PKK, como se ha dicho, estaba el marxismo-leninismo pero esta concepción de la liberación social fue abandonada y criticada por Öcalan que planteo el socialismo democrático como alternativa a la economía actual. Este socialismo tiene un marcado carácter local y autogestionario, como no podía ser de otra manera en una propuesta política que rechaza al Estado, planteando a la democracia directa como alternativa.

Por lo tanto ante la barbarie capitalista y la centralización del socialismo estatal, el Confederalismo Democrática plantea la necesidad de la posesión de los recursos económicos no por el Estado, sino por la sociedad. Esta economía ha de enfocarse en una redistribución justa de los recursos económicos y el objetivo de esta ha de ser los beneficios sociales, no la acumulación de riquezas o la sobre-producción. Tal como lo expresa Öcalan:

“Una de las principales razones del deterioro de la sociedad se encuentra en los efectos nocivos de los mercados financieros. La producción de necesidades artificiales, la búsqueda interminable de nuevos mercados de consumo y la codicia sin límites de beneficios cada vez mayores son los responsables de la diferencia cada vez más abismal entre pobres y ricos, hinchando a diario el batallón de los que viven bajo el umbral de la pobreza o incluso de los que pasan hambre. Una política económica de este tipo no se puede tolerar ya más. Este es entonces el mayor desafío del proyecto socialista: implementar una política económica alternativa que no aspire únicamente al beneficio por el beneficio, sino a una distribución justa de los recursos y a la plena satisfacción de las necesidades básicas del conjunto de la sociedad” Guerra y Paz en el Kurdistán, pág 36.

Pero el socialismo no es solo la alternativa económica para la distribución justa de los recursos y para que estos estén en manos de la sociedad y no del Estado o de las corporaciones, sino que la alternativa socialista se hace además necesaria pues es la única que puede conservar el medio ambiente, es por ello la única compatible con otro de los pilares del Confederalismo Democrático, el ecologismo. Esta importancia del ecologismo y su relación con el socialismo es resumida en un fragmento de Guerra y Paz en el Kurdistán:

“Un modelo de sociedad ecológico es por esencia un modelo socialista. Un equilibrio ecológico solamente será posible con el paso de una sociedad alienada basada en el despotismo, a una sociedad socialista. Sería iluso creer que la preservación del medio ambiente es compatible con el sistema capitalista. Al contrario, el sistema capitalista contribuye ávidamente a la devastación del medio ambiente. Debe tenerse seriamente en cuanta la protección ecológica en el proceso de cambio social.” Guerra y Paz en el Kurdistán, pág. 35

Otra de las cuestiones que el Confederalismo Democrático plantea como primordiales y que es un pilar de su propuesta es la liberación de la mujer.

En su crítica al Estado, Öcalan señala como uno de los pilares ideológicos del Estado al sexismo. Señala como el Estado y el capitalismo convierten a la mujer tanto en objeto sexual como en mercancía y que solo permiten su desarrollo para convertirla en un accesorio de la sociedad patriarcal. Establece además una relación entre el poder y el estatalismo y el sexismo. Por ello uno de los pilares del Confederalismo Democrático es el feminismo. Esta necesidad de la lucha por la emancipación de la mujer se acrecienta aún más cuando el islamismo sexista se impone en los Estados que someten al Kurdistán, como es el caso de la dictadura islámica de Irán. Se entiende así que el PJAK (Partido por la Vida Libre del Kurdistán), integrado en la KCK y cuyo ámbito de actuación es el territorio iraní, esté nutrido de numerosas mujeres que, como ellas mismas indican, luchan tanto por la liberación nacional como por la liberación femenina.

Las libertades individuales, como por ejemplo de expresión y decisión, son otras de las bases del Confederalismo Democrático por la que lucha la KCK, y que junto a los puntos ya nombrados conforman esta propuesta para liberación del Kurdistán, la cual es un ejemplo para los pueblos del mundo.

AL PUEBLO KURDO Y LA COMUNIDAD INTERNACIONAL

Abdullah Öcalan
Koma Komalen Kurdistán
20 de Marzo de 2005

Estamos en una era histórica que está permitiendo a la humanidad oportunidades inmensas para desarrollarse y de igual manera, grandes peligros. El Oriente Medio está pasando por un periodo de conflictos y caos que ha sido juzgado como la Tercera Guerra Mundial y en el centro de estos conflictos y estas contradicciones se encuentra el Kurdistán. A pesar de los intentos de mantener el estatus quo político anterior y los esfuerzos de las fuerzas del capital global para encontrar soluciones en línea con sus propios intereses, los pueblos buscan el desarrollo de sus sistemas democráticos para poner por encima la libertad y para vencer la situación actual de caos y conflicto. Aquí hay un resumen áspero de los puntos principales:

1. La base por todo desarrollo de la humanidad en el siglo XIX era la revolución agrícola que se originó en el sistema ecológico de los montes Zagros. El siglo XIX anuncia una gran segunda revolución, la revolución industrial. Esta segunda revolución jugó una función importante en el desarrollo de los “Estados-nación”. El sistema de Estados-nación, aun así, ha acontecido una barrera seria al desarrollo de la sociedad, la democracia y la libertad desde finales del siglo XX.

2. El derecho de autodeterminación de las naciones fue interpretado como el derecho de establecer un Estado-nación.

El modelo de las Naciones Unidas basado en los Estados-nación no está funcionando. El Estado-nación es un obstáculo a su desarrollo. La Guerra de Golfo y la situación actual de Iraq es buena prueba.

3. La única manera de salir de esta situación es establecer un sistema confederal democrático que derivará su fuerza directamente de las personas, y no de la globalización basada en los Estados-nación. Ni los Estados-nación ni la globalización que las reemplaza son sostenibles. El imperialismo falla para desarrollar un modelo alternativo serio. Consiguientemente la crisis del sistema está profundizándose.

4. Por esta razón, la única alternativa es el Confederalismo Democrático, que es un modelo de organización parecida a una pirámide. Aquí son las comunidades quienes hablan, debaten y toman decisiones. De la base hacia arriba los delegados elegidos formarían un tipo de cuerpo coordinador flojo. Serán los representantes de las personas elegidos por un año.

5. Un sistema de democracia confederal sería el modelo por la resolución de los problemas del Oriente Medio. Ni el sistema capitalista ni la presión de fuerzas imperialistas nos dirigirá a la democracia; excepto para servir sus propios intereses. La tarea consiste en asistir al desarrollo de una democracia basada en los pueblos. El Confederalismo Democrático es un sistema que toma en consideración las diferencias religiosas, étnicas y de clase dentro de la sociedad.

6. Para el Kurdistán, aun así, el Confederalismo Democrático es un movimiento que no interpreta el derecho a la autodeterminación para establecer un Estado-nación, sino el desarrollo de su democracia a pesar de las fronteras políticas. Una estructura kurda se desarrollará a través de la creación de una federación de los kurdos dentro de Irán, Turquía, Siria e Iraq. Y para unirse en un nivel más alto formarán un sistema confederal.

7. Dentro de Kurdistán, la democracia confederal establecerá las asambleas de pueblo, villa y ciudad y sus delegados serán confiados con la toma real de decisiones, la cual en efecto significa que las personas y la comunidad decidirán.

Acontecimientos actuales por todo el mundo, incluyendo el Oriente Medio, y la situación dentro de Kurdistán nos han dirigido a la conclusión que desarrollar y establecer el Confederalismo Democrático es un deber histórico inevitable. Empezar a desarrollar, promover y establecer el Confederalismo Democrático se transforma en un nuevo día, visto históricamente como un progresivo, entusiasta y liberador paso.

El Confederalismo Democrático de Kurdistán no es un sistema estatal, sino un sistema democrático de las personas sin un Estado. Con las mujeres y la juventud en vanguardia, es un sistema en el cual todos los sectores de la sociedad desarrollarán sus organizaciones democráticas propias. Es una política ejercida por los libres ciudadanos confederales, iguales para elegir sus representantes regionales. Está basado en el principio de su fuerza propia y pericia. Su poder deriva de las personas y a todas las áreas, incluyendo su economía, se buscará la auto-suficiencia.

El Confederalismo Democrático kurdo dibuja su fuerza de las raíces históricas de su pueblo, y la identidad cultural profundamente arraigada y rica de Mesopotamia. Está basado en la estructura comunal democrática de sociedad natural. Por toda su historia entera los kurdos han favorecido sistemas de clan y confederaciones tribales, y han luchado para resistir a los gobiernos centralizados. El Confederalismo Democrático está basado en la realidad de las personas patrióticas, la vida libre y la experiencia vasta de estructuras y organización democrática por las que el PKK ha luchado por más de 30 años dentro de todas las áreas de la lucha, en particular en las prisiones y en las montañas con sus miles de mártires.

El Confederalismo Democrático reclama y lucha para tomar anheladas y profundas reformas para abrir el camino a la democracia; y para sacar cualquier barrera que haga frente a la democratización. De ahora en adelante, tres leyes serán aplicadas dentro de Kurdistán: Ley de UE, la ley del gobierno nacional y la ley confederal democrática. Siempre y cuando los gobiernos nacionales de Irán, Iraq, Turquía y Siria respetan las leyes confederales democráticas, las personas kurdas observarán sus leyes y así la tierra común será pretensa.

El Confederalismo Democrático está basado en el principio del reconocimiento y preservación de todas las identidades culturales así como la promoción del derecho a la libertad de expresión. Con cuyo objeto, busca como su tarea principal la resolución de la cuestión kurda por medios democráticos, el reconocimiento de la identidad kurda a todos los niveles y el desarrollo y fomento de la lengua y cultura kurdas.

Los principios de Confederalismo Democrático promueven un modelo ecológico de sociedad. Es opuesto a todas las formas de opresión sexual y busca superarlas con la lucha por la liberación de las mujeres. Busca el establecimiento de la democracia dentro de todas las esferas de la vida de la sociedad kurda que está basada en la ecología e igualdad de los sexos, y en la lucha contra todas las formas de reacción y de atraso. Conjuga las libertades y derechos individuales con el desarrollo de la democracia.

El Confederalismo Democrático busca la resolución de los problemas de la sociedad sin recurrir a la violencia y por eso está basado en una política de paz. Utilizará el derecho legítimo de autodefensa contra cualquier ataque a su país, sus personas, sus libertades y contra cualquier violación de sus derechos.

El Confederalismo Democrático es el movimiento de las personas kurdas para establecer su democracia propia y su sistema de sociedad. Es la expresión de una sociedad democrática y trasciende todas las estructuras nacionales. Está basado en las libertades políticas, sociales, económicas, culturales, de derechos sexuales y étnicos. Se esfuerza por la unidad de las diferentes organizaciones ecológicas y comunales y a la vez representa la organización del gobierno como una expresión de la sociedad organizada. En esta premisa, estoy llamando a todos los sectores de sociedad, en particular todas las mujeres y la juventud, para instalar sus organizaciones democráticas propias y para gobernarse en ellos mismos.

El Confederalismo Democrático es la expresión por la unidad democrática de kurdos que está tendida dentro de cuatro países y dispersa por todo el mundo. Busca la resolución de los problemas internos de la nación kurda a través de la unidad democrática. Ve en la tendencia para crear un Estado-nación basada en el nacionalismo como continuación de una anticuada comprensión del Estado-nación. Cómo estos modelos tampoco no resolverán la cuestión kurda ni asistirán el pueblo kurdo en el desarrollo de la sociedad kurda, llamo a estas fuerzas a abrirse a la democratización y a unirse a la confederación en la base de la unidad nacional democrática.

El Confederalismo Democrático está basado en una profunda comprensión democrática y sentido de la libertad, no hace ninguna diferencia entre pueblos y defiende la igualdad y libertad de todos los pueblos. Reemplaza el Estado-nación centralista basado en fronteras. Es la base por la unidad de los pueblos y fuerzas democráticas de la Oriente Medio. Establece sus relaciones con países vecinos en la base de igualdad y libertad de política, derechos sociales y culturales. Con cuyo objeto, llamo a todos los pueblos de las regiones a unirse dentro de la confederación democrática y llamo a los países vecinos a adoptar una posición democrática.

El Confederalismo Democrático es opuesto al imperialismo global y busca la democracia global de los pueblos. Es un sistema en el que todos los pueblos y toda la humanidad tendría que vivir en el siglo XXI. Esto pavimentará la forma por un confederalismo democrático global y una era nueva. Llamo a la humanidad para crear un mundo nuevo bajo el paraguas de un confederalismo democrático global.

Creo anunciada la formación del KOMA KOMALEN KURDISTÁN (KKK), como la expresión del Confederalismo Democrático y la unidad del pueblo kurdo, en este día de 2005 hemos establecido una filosofía y manera de vida nuevas por nuestro pueblo. Llamo a todo nuestro pueblo a establecer su democracia propia, para unirse y gobernarse bajo su bandera propia (en fondo verde un sol amarillo con una estrella roja). Traeré esta bandera con orgullo y continuaré llevando a cabo mis deberes como dirigente. En este día de primavera, un día más cercano a libertad que los días de primaveras anteriores, deseo en nuestro pueblo y los pueblos de la región un Feliz Newroz. Atentamente.

Entrevista al colectivo de “Solidaridad Kurdistán” por “A las barricadas” – ¿Por qué se da la evolución del marxismo leninismo de liberación nacional al C.D.?

Solidaridad Kurdistán: La evolución ideológica y estratégica del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), que será el germen de la Unión de Comunidades del Kurdistán (KCK), es un asunto muy interesante y que nos da muestra de la capacidad autocrítica y verdaderamente revolucionaria de este movimiento. El PKK se fundó en 1978, tuvo siempre como objetivo no solo la liberación desde una perspectiva étnica o nacional, sino que su fin era el proyecto de liberar y democratizar la sociedad. El PKK reconoció la conexión que había entre la cuestión kurda y la dominación global del sistema capitalista moderno, y en un contexto del mundo bipolar, donde la alternativa al mundo capitalista y la liberación de la sociedad parecían provenir del Socialismo Real, y donde la influencia de los movimientos de liberación nacional leninistas era muy intensa, el PKK apostó por luchar por la creación de un Estado socialista kurdo para liberar al pueblo del Kurdistán.

Con el transcurso de la lucha y el de los proyectos de Estado socialistas, el PKK comenzó reconsiderar sus objetivos, el partido se reconoció en un estancamiento y comprendió la necesidad de repensar sus estrategias y fines. A pesar de que algunos han querido ver la renuncia a la creación de un Estado socialista del Kurdistán como un signo de claudicación o debilidad, Öcalan ha expuesto que no se encuentra aquí la causa, sino que el motivo fue el análisis de estos Estados y el comprender que no había cambios en el estilo y la forma de la vida en el Socialismo Real respecto a la vida capitalista del resto del mundo, un proyecto de liberación y democratización del Kurdistán y la sociedad no podía provenir de una solución estatal. Además tal como ha señalado Öcalan existía una contradicción fundamental: “A pesar de que el PKK se pretendía en favor de las libertades, no logramos dejar de pensar en términos de jerarquía”.

La lucha por la liberación había de repensarse, la organización jerárquica, la búsqueda del poder institucional y la idealización de la lucha armada; comenzaban a dar paso a la democratización, la organización comunal y asamblearia y la autodefensa, se comenzaba a avanzar así en el camino hacia el Confederalismo Democrático.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s