ALISTAR UNA SOLIDA, BRILLANTE Y LUMINOSA, VANGUARDIA SOCIALISTA REVOLUCIONARIA

del-sel

En pdf Aquí

  “…Creado el nuevo mundo bajo el fatal imperio de la servidumbre, no ha podido arrancarse las cadenas sin despedazar sus miembros; consecuencia inevitable de los vicios de la servilidad y de los errores de una ignorancia tanto más tenaz, cuanto que es hija de la superstición más fanática que ha cubierto de oprobio al linaje humano. La tiranía y la inquisición habían degradado a la clase de los brutos a los americanos, y a los hijos de los conquistadores, que les trajeron estos funestos presentes. Así, ¿qué razón ilustrada, qué virtud política, qué moral pura podríamos hallar entre nosotros para romper el cetro de la opresión, y sustituir de repente el de las leyes que debían establecer los derechos e imponer los deberes a los ciudadanos en la nueva república? El hábito a la obediencia, sin examen, había entorpecido de tal modo nuestro espíritu, que no era posible descubriésemos la verdad, ni encontrásemos el bien. Ceder a la fuerza fue siempre nuestro solo deber; como el crimen mayor buscar la justicia y conocer los derechos de la naturaleza y de los hombres. Especular sobre las ciencias; calcular sobre lo útil, y practicar la virtud, eran atentados de lesa tiranía, más fáciles de cometer que de obtener su perdón. La mancilla, la expatriación y la muerte, seguían con frecuencia a los talentos, que los ilustres desgraciados sabían adquirir para su ruina, no obstante el cúmulo de obstáculos que oponían a las luces los dominadores de este hemisferio…”

Simón Bolívar
Discurso del 23 de enero de 1815 en Bogotá

“…Uncido el pueblo americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio, no hemos podido adquirir ni saber ni poder ni virtud. Discípulos de tan perniciosos maestros, las lecciones que hemos recibido y los ejemplos que hemos estudiado son los más destructores. Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza, y por el vicio se nos ha degradado más bien que por la superstición. La esclavitud es la hija de las tinieblas; un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia. Semejante a un robusto ciego que instigado por el sentimiento de sus fuerzas marcha con la seguridad del hombre más perspicaz, y dando en todos los escollos no puede rectificar sus pasos.”

Discurso ante el Congreso de Angostura
15 de febrero de 1819

“¡Pero así está Bolívar en el cielo de América, vigilante y ceñudo, sentado aún en la roca de crear, con el Inca al lado y el haz de banderas a los pies; así está él, calzadas aún las botas de campaña porque lo que él no dejó hecho, sin hacer está hasta hoy; porque Bolívar tiene que hacer en América todavía!”

“Ganó batallas sublimes con soldados descalzos y medio desnudos. Todo se estremecía y se llenaba de luz a su alrededor. Los generales peleaban a su lado con valor sobrenatural (…) Jamás se peleó tanto, ni se peleó mejor, en el mundo por la libertad. Bolívar no defendió con tanto fuego el derecho de los hombres a gobernarse por sí mismos como el derecho de América a ser libre. Los envidiosos exageraron sus defectos (…) murió de pesar en el corazón, más que de mal del cuerpo”

“Les hablo de lo que hablo siempre, de ese gigante desconocido, de estas tierras que balbucean, de nuestra América fabulosa. Yo nací en Cuba, y estaré en tierra de Cuba aún cuando pise los no domados llanos del Arauco. El alma de Bolívar nos alienta; el pensamiento americano me transporta”

¿Adónde irá Bolívar?-
-¡Al respeto del mundo y a la ternura de los americanos!

-¡Al brazo de los hombres para que defienda de la nueva codicia y del terco espíritu viejo, la tierra donde será más dichosa y bella la humanidad!

¡Así, de hijo en hijo, mientras la América viva, el eco de su nombre resonará en lo más viril y honrado de nuestras entrañas””

José Martí

“…Como San Martín y Bolívar y como el Che, como revolucionarios latinoamericanos, los mejores Hijos de nuestro pueblo sabrán hacer honor a nuestras hermosas tradiciones revolucionarias,..”

Mario Roberto Santucho
Poder burgués y poder revolucionario. Agosto de 1974

Ni “Vanguardia iluminada”, ni “Vanguardia iluminista”.
Vanguardia Revolucionaria

Los-Hijos-Es el momento de impulsar con decisión una vanguardia política y cultural de la clase obrera y el pueblo, capaz de proponer lineas de acción abiertamente subversivas del orden burgués y dirigidas contra la lógica misma de los negocios de la narcocracia capitalista. Un vanguardia de convergencia política, cultural, artística, capaz de liderar las luchas contra las transnacionales y los monopolios. Un número importante de condiciones están dadas. Solo por ejemplo, un canal nacional, satelital y por cable de televisión, que integre todos los esfuerzos parciales y locales, es entre muchas otras, una tarea para plantearse inmediatamente.

El populismo se enfrenta ahora contra su propio registro legitimatorio, el cuento mal contado de la reconciliación nacional y la justicia transitiva, de la impunidad biológica de los responsables, económicos-financieros y políticos del saqueo y el crimen político de los últimos cuarenta años en Argentina, a cuenta de la defensa de la democracia burguesa. (Digamos toda esa manija tan habitual en los programas de chismes y en la política burguesa, de que nadie saca la nariz plato). La institucionalidad extorsiva del Estado burgués a cualquier precio. El bonapartismo neoperonista se enfrenta ahora contra sus propios límites de clase. El neoperonismo ha intentado incorporar con un grado apreciable de eficacia, la protesta social y las manifestaciones antisistema a la dinámica de la lucha política burguesa. Incorporar a las victimas y revictimizarlas por tv. Absolver a los asesinos que colaboren con la política oficial. Transformar víctimas en culpables instantáneos según la lógica del toma y daca, Para neutralizar las disidencias radicales, aislándolas.

Unos y otros de los sectores burgueses reconfigurados han “comprado todo” lo que hubiese en venta. Han logrado reordenar un mapa político, en el que la izquierda socialista en general; y podría suponerse a priori que de forma paradógica; ha sido favorecida por algunos nuevos límites. La “zaranda” ha dejado en clara evidencia, cual es el único sector político que no tiene intereses de defender el orden burgués. Es claro síntoma de la descomposición de las formas tradicionales de política que el espacio vacante en la política local, y en los espacios provinciales, comienzan a ser ocupados por la izquierda institucional y social en sus más diversas manifestaciones y por la ultraderecha tecnocrática y neofascista según el modelo de la CIA y el Pentágono del estilo Piñera-Uribe-Peña Nieto.

La transición hacia el ajuste liberal-conservador, es en cuotas, -con intereses altísimos-, todos hacen su negocio con la devaluación permanente y el dólar paralelo, renegociando la dependencia y el saqueo y renegociando viejos y nuevos créditos con el Banco Mundial y el FMI. La izquierda del menemismo, es decir la enorme corte de gerentes Kamporista, no encuentra espacio para retornar a la lucha social. El neoperonismo se enfrenta a su total descrédito político en los territorios y la crisis lo enfrenta a los propios limites humanos, y por ende culturales y sociales del capitalismo serio. Las “juventudes” de la derecha sindical, de la derecha política y de las iglesias, realmente no tienen peso especifico, en el terreno, es decir -fuera de la propaganda ideológica masiva y permanente-, no existen como fenómenos sociales de grado destacable.

Entonces el populismo claudicante, oportunista y cobarde, desde sus shows de televisión se satisface recortando la realidad según su gusto y necesidad. Desde el oficialismo nacional y desde las derechas provinciales, mienten el pasado para poder explicar el presente según su necesidad, Y la propaganda ideológica se regodea calificando a los disidentes, a los antisistema, a los antisociales, como “Vanguardia iluminada”… como si esa clase de argumentos no tuviese antecedentes… La lógica misma del pensamiento burgués es abiertamente conservadora, la filosofía burguesa contemporánea es expresión de un continuo retorno al pensamiento nazi fascista de Heidegger, toda la argumentación política que se desprende de esas comprensiones del mundo y de la existencia son abiertamente reaccionarias, totalitarias y antipopulares.

“Vanguardia iluminada”, a los que no aceptan discutir las políticas de seguridad pública con el señor Jaime Stiuzzo y con el señor Cesar Milani, “Vanguardia Iluminada” para los que no aceptan discutir convenios colectivos con los asesinos de la derecha sindical peronista. Vanguardia… Como si la derecha fascista católica no tuviera una vanguardia… Como si la oligarquía y los nuevos multimillonarios crecidos a la sombra de la teta del Estado burgués no tuviera una vanguardia intelectual y política. ¿Porqué la clase obrera y el pueblo deberían renunciar a ocupar sus posiciones de batalla?

Como en los años treintas, como en los años setentas, como en los años noventas, la quinta columna nos propone discutir “hacia adentro”, lo cual (en el Español de cualquier barrio argentino) significa, ”adentro” del despacho, “adentro” de la Unidad Básica, “adentro” del Comité, “adentro” de la agenda de negocios, tomando cocaína y tomando whisky con el puntero “en ejercicio”, con el comisario y el fiscal de turno.

¿Adentro de donde?. La ideología burguesa simplemente se detiene en la justificación del orden establecido. Las ideas burguesas están implícitas, implicadas, y nuestra sensibilidad cosificada, la propaganda ideológica masiva nos presenta un mundo que nos resulta insatisfactorio y hostil todo el tiempo, las relaciones mercantiles, que son relaciones entre “cosas” se nos representan, se personifican, en cada una de las relaciones que sostenemos desde que nos levantamos de la cama hasta que nos volvemos a dormir.

Pero sin embargo, la sociedad no es una maquina. Una entidad acabada. “hecha”, “resuelta”. Tampoco existe un adentro y un afuera de la sociedad, salvo en la cabeza de los protagonistas, que por otro lado, casi nunca son los principales comentaristas mediáticos, o -pudiéramos decir- los “formadores de opinión”. La sociedad es un todo en automovimiento, un todo que debe ser cambiado completamente. Todo. Es decir: subvertido completamente, es decir de forma Total. Es la única manera de salvar a la especie humana y al planeta, para preservar la vida tal como existe y ha existido desde hace miles de millones de años, de la extinción.

Nosotros los Hijos del pueblo. Nosotros los militantes de la vanguardia socialista del continente. Luchamos contra el capitalismo. No es una ocurrencia caprichosa. El capitalismo son las bombas atómicas. El capitalismo son los campos de exterminio nazi-fascistas. El capitalismo son las 150 guerras de la Guerra Fría. El capitalismo son las miles de bases militares de la OTAN. El capitalismo es la legalización de la tortura oficial en los países mas democráticos y mas “iluminados” del mundo como Israel y Colombia. El capitalismo son las enfermedades endémicas y las vacunas. Es la prostitución infantil regenteada por el Vaticano. El capitalismo son la heroína y la cocaína. El capitalismo es el privilegio a cualquier precio, el genocidio planificado y la perversión de todos los aspectos de la vida, El capitalismo es la muerte y la locura elevados al rango de sentido común. El capitalismo es una guerra permanente y sistemática, contra los desafortunados, contra los pobres y los débiles. Estos solo tienen dos alternativas: organizarse para defenderse o, morir sin pena ni recuerdo. Nuestro deber, nuestra responsabilidad es luchar. Saber vivir es aprender a luchar.

La clase como entidad socio histórica, mide constantemente sus fuerzas y expresa su voluntad de cambio radical y su inquietud por ideas que sugieran cambiar la raíz de la producción, liberar las potencialidades creadoras, cambiar el futuro y cambiar al hombre que produce su vida en este planeta. Pero el enorme aparato de propaganda ideológica burguesa filtra y contamina la información que no puede ocultar. Tergiversa y oculta la realidad, manipula la sensibilidad especulando con las tragedias y con el dolor humano. La ideología burguesa está omnipresente. En cada esquina de la realidad hay un guardia de seguridad, un tink tank, una cámara de inseguridad de un canal de cable de la extrema derecha, un ex agente torturador educado en la escuelita de las Américas, un curita del plan Cóndor, una prostituta que baila en algún caño, una monjita de las Hermanas Mercenarias del Sagrado culo de Bergoglio Primero, un caño con una bala por poca plata. La realidad no se refleja en la propaganda burguesa de los medios masivos; es una total falta de criterio lógico intentar interpretar la realidad desde la pantalla del tv. Los medios masivos mienten lo que no pueden ocultar. Inventan noticias, Crean realidad como el escenógrafo de un teatro. Toda la política burguesa casi se reduce exclusivamente a operaciones de prensa y negociados multimillonarios. Sucede en realidad que cuando los actores son mediocres toda la representación sin duda fracasará.

La política es “el asunto de todos”. Pero del mismo modo en que existen los teóricos de la relatividad especial y los de la física cuántica, hay terrenos en que el pensamiento y la creación requieren de tal grado de especialización y de responsabilidad, que no es asunto de todos opinar y concluir cualquier absurdo por conveniencia o por ignorancia. Negar la necesidad de una vanguardia política de la clase obrera y del pueblo en concreto, -en política- equivale a decir cada vez, a gritos, que el mundo es plano y que la realidad, es decir lo existente, es la eterna repetición de lo continuo, de lo absoluto determinado, en virtud y por la voluntad del príncipe o del Dios de turno, o por el capricho de los Ídolos mitológicos.

Es precisamente por esto que la ideología burguesa y todo su sistema académico y propagandístico decididamente niegan la lucha de clases en el análisis socio histórico. Para no tener que enfrentarse con la Crisis, puesto que el capital es la Crisis. Para no tener que negar los fundamentos mismos de su propia Ética pretendidamente liberal y republicana. Para no tener que enfrentarse con la verdad, con -la verdad de clase-, como expresión histórica y como comprensión dialéctica de las relaciones de fuerzas en el seno de la lucha social, entonces los ideólogos burgueses se declaran neutrales, y a continuación niegan la verdad social como realidad política. Para no embarrarse los zapatos con la mugre de las villas de emergencia, con los crímenes de la maldita policía, para volver tranquilos a sus casas en algún barrio privado, donde aquellos sujetos son visitados en general por cierto tipo de alimañas de la farándula, custodiados siempre, por asesinos a sueldo y torturadores de segunda mano.

La verdad mediática es una clara manifestación del ejercicio del monopolio del poder sobre todos los instrumentos estatales y paraestatales a disposición de la clase dominante. La propaganda ideológica enemiga, es el mundo burgués autojustificándose, explicándose a sí mismo. En su grado más burdo la ideología burguesa, la tecnocracia imperialista, (la teocracia de Wall Street), niega también la política, para negar al sujeto artífice de su propia vida consciente, ideológicamente responsable y políticamente activo. Los sujetos entonces, solo son tristes objetos de los caprichos de los dioses, o del mercado (para el uso es lo mismo), hojas en el viento, simples determinaciones biológicas. Caprichos del destino o de alguna voluntad indescifrable. Nacidos para morir. Sobretodo y especialmente si son pobres y no han heredado castillos y títulos de nobleza.

Políticamente, solo se puede ser eficiente discutiendo con todos, en todos lados, pero de manera organizada, intentando crear espacio y lugar para desarrollar las opiniones y para llevar el debate hasta sus ultimas relaciones críticas, hasta el terreno en el que se esclarecen los argumentos de los distintos intereses en disputa. La verdad no es una especulación. La verdad es una construcción social, histórica. Y por tanto material y simbólica. Requiere de espacios físicos y de recursos materiales, y también requiere de profesionales.

Nuestra lucha es por el poder, el poder es pudiendo. Disputamos todo el espacio político en cada espacio de la vida social. Esa es la única manera de entender la actividad política, (eso es el marxismo) en casi todos los demás casos, los insultos y las chicanas son simples expresiones de ignorancia, recursos retóricos, eufemismo y cinismo de lso enemigos de los trabajadores y de la causa del pueblo.

Existe una relación dialéctica, una directa interdependencia entre la retaguardia y la vanguardia popular. La clase burguesa niega ideológicamente, y niega políticamente de plano la necesidad de la organización de los trabajadores. Pero no solo la necesidad de organizar eficazmente a su vanguardia política y cultural para la lucha de clases, sino la propia necesidad de que las clases sometidas se involucren en la disputa política de modo activo y consciente. El 0,03 % de la población, es decir una ínfima casta de parásitos y gerentes burgueses gobiernan políticamente nuestras sociedades, y el resto de la enorme mayoría de la población políticamente activa observa el mundo desde la pantalla.

NIÑO CHIMPANCÉVanguardia Revolucionaria y Vanguardia Contrarrevolucionaria

La reacción burguesa, no ha dejado nunca de destacar una “vanguardia” de alcahuetes y sicarios, agentes de espionaje y asesinos a sueldo, en la lucha de clases, como instrumento de sus operaciones en salvaguarda de sus intereses. Ese es el lugar de los periodistas de la prensa burguesa, de los comisarios, de los generales especialistas en torturar maestras embarazadas, de los filófofos pequeñoburgueses televisivos con problemas de conciencia, de los curanderos y brujos y de los pastores y de los curas, etc. Es decir, la primera linea de operativos y agentes de todo orden al servicio del régimen dominante,

No solo es necesaria una vanguardia, sino que la dinámica misma de la lucha de clases lo impone como tarea permanente. Ese es un denominador común en la experiencia de lucha de los pueblos del mundo. Esa es la experiencia de los procesos de transformación social en todo el mundo.

Los ideólogos imperiales y sus lacayos nos califican y descalifican insultando la memoria de Lenin, o de Ernesto Guevara, o de cuantos millones de revolucionarios o revolucionarias que han muerto en las mazmorras del imperio asesino de niños, en las cárceles del fascismo transnacional, nos relatan nuestro propio martirio: Cinismo de psicópatas. Perversión y crueldad burguesa. Eso es la guerra de clases. Guerra psicológica permanente.

Los agentes de la propaganda enemiga, que lo mismo venden detergente mágico que soluciones políticas definitivas, no serán nunca capaces de entender el verdadero papel de los hombres dignos, de los hombres justos, de los hombres valientes, en la historia de la lucha de los pueblos. Los que mueren siendo libres, viven en la lucha y en las razones de los que luchan. Nacen y viven con cada generación que se presenta al combate por la justicia y la libertad. En esta trinchera… aquí nadie muere compañeros.

No podemos renunciar a la batalla, y por tanto no podemos renunciar a la organización de los frentes de lucha, de organizar las posiciones de combate, como no podemos renunciar al debate profundo y frontal frente a los ideólogos de las clases dominantes, y contra todas las formas en que la ideología burguesa se expresa. La experiencia acumulada en la lucha de masas, la experiencia de resistencia de la retaguardia del pueblo durante la etapa del genocidio oligárquico-imperialista, la experiencia en la lucha de la resistencia neoliberal-neofascista, nos pone por delante la obligatoria taréa de delinear un proceso de integración en un plazo de unos pocos años, de esa vanguardia de la revolución argentina, esa necesidad es la expresión del movimiento social, en una momento en que la batalla ideológica y la lucha por la defensa de los principios socialistas tiene especial relevancia estratégica. Esa lucha es la lucha por la Verdad, por la verdad de las mujeres y de los hombres dignos y justos, que luchan y que no se entregan, que resisten ante la ofensas, ante el crimen organizado y ante la muerte. Nosotros somos los hijos de un pueblo orgulloso y digno que nunca aceptará comer de la mano de sus verdugos.

Contra el imperialismo y la oligarquía.
Contra la miseria y el fascismo.
¡Luchamos para vencer!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s