CHE, un hombre sin fronteras. Entrevista a Aleida March

Entrevista a Aleida March

por Mariano Rodríguez Herrera

Aleida

en pdf Aquí:: Che por Aleida March

Resumen Latinoamericano.

Sep-Oct 1999. nº 43. pag. 7

“Estuve destruida -me dijo Aleida- pero ya me recuperé. Es que soy como uno de esos perros que uno ve enfermos, arrastrándose, que crees que no van a poder levantarse jamás y, de pronto, se yerguen y siguen adelante. Esto ha sido muy difícil para todo el mundo, pero los hijos… Los míos Aleida, Camilo, Ernesto y Celia, que no habían sufrido antes porque eran pequeños, la horrenda realidad de la muerte de su padre, la sufrieron ahora”.

Quien así habla es Aleida March, la compañera del Che Guevara y ahora responsable de un museo en La Habana que perpetúa la memoria del guerrillero heroico.

¿Cómo y dónde conociste al Che?

A finales de noviembre de 1958, la dirección del Movimiento 26 de julio en Santa Clara me envía a la Sierra del Escambray a llevar un dinero al que ya para entonces era el jefe de las tropas guerrilleras que actuaba en la provincia, el comandante Ernesto Guevara, al que todos llamaban simplemente Che. En esos momentos tenía su jefatura en un pequeño caserío llamado El Pedrero.

¿Y qué responsabilidad tenías en el 26, movimiento armado creado por Fidel Castro y bajo el cual se enrola Guevara para venir a Cuba?

Hacía de todo, para cualquiera de los frentes -acción, propaganda y finanzas- pero sobre todo servía de contacto entre los diferentes frentes guerrilleros y en este caso específico, contacto entre la dirección en el llano y el jefe de las guerrillas en la provincia. Tenía 24 años entonces. Después supe que sólo me llevaba seis años, pero entonces me pareció mucho mayor que yo. En el rostro se le reflejaban las vicisitudes, el hambre, el enorme esfuerzo que significaba para un hombre enfermo, un asmático como él, haber hecho una invasión desde el oriente de la isla hasta el centro, en condiciones realmente inhumanas.

Leed¿Cómo era el Che en la vida cotidiana?, ¿qué era lo que más le gustaba?

Leer. Si el Che Guevara tuvo un vicio, leer fue su gran vicio. Leía a todas horas, en cada momento que tuviera libre, entre una reunión y otra, cuando iba de un lugar a otro. Además leía con una rapidez extraordinaria. Si se trataba de un libro de literatura, se lo llevaba por la mañana y en la noche ya lo había terminado. Y leía de todo: novela, cuentos, poesía, literatura, filosofía, psicología, biografías, libros de viajes. Y viajaba desde jovencito, en bicicleta, en moto, en cualquier medio que le sirviera para ir descubriendo fronteras, como si presintiera que iba a ser un hombre sin fronteras; gustó de los viajes y de las aventuras que los viajes pudieran proporcionarle.

En una oportunidad una amiga común me mostró los miles de libros que tenía aquí en su biblioteca…

Yo tengo muchos libros de él cuando era joven y están muy bien conservados. Le gustaba Julio Verne. El Idiota de Dostoiesvski. Aquí está El Canto General que Neruda le dedicó cuando visitó Cuba, El águila rampante del periodista peruano Genaro Carnero Checa, que nos visitaba cuando venía a la isla. Pero aunque le gustaba mucho la lectura, era también un trabajador infatigable.

¿Es cierto que el Che, para no quedarse dormido y leer y estudiar de noche se recostaba contra una esquina puntiaguda de un sillón?

Nunca lo vi con sueño. Apenas dormía, el Chino que perteneció a su escolta, decía que para el Che subirse a un auto era como si le dieran anestesia, pues se quedaba dormido al instante, siempre que no quisiera leer, porque entonces no dormía. En la guerrilla y en la paz era capaz de acostarse en el suelo, en cualquier sitio por incómodo que pareciese, y dormirse enseguida.

-¿En los años que fuiste su esposa, el Che siguió escribiendo poesía?

Sí, pero para él; no las daba a conocer. Era algo muy íntimo, muy suyo. Algún día, cuando yo muera, se publicará una poesía muy bonita que me hizo, la más bonita que escribió… La única que me dedicó, muy bonita.

Anuncios

Un comentario en “CHE, un hombre sin fronteras. Entrevista a Aleida March

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s