LA REALIDAD COMO PANTALLA (Argentina era el nombre de una vaca muerta)

La realidad como pantalla en pdf

[Declaración Pública]
Julio 2015

HIJOS-Che

“…Los milicianos de acero
salvarán al mundo entero
usando el plomo certero
gritan al mundo, si muero:
¡Mis hijos se salvarán!
¡Mis hijos se salvarán!…”

Compañías de Acero de la República Española

…Uncido el pueblo americano al triple yugo de la ignorancia, de la tiranía y del vicio, no hemos podido adquirir ni saber ni poder ni virtud. Discípulos de tan perniciosos maestros, las lecciones que hemos recibido y los ejemplos que hemos estudiado son los más destructores. Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza, y por el vicio se nos ha degradado más bien que por la superstición. La esclavitud es la hija de las tinieblas; un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga abusan de la credulidad y de la inexperiencia de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil; adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad, la traición por el patriotismo, la venganza por la justicia. Semejante a un robusto ciego que instigado por el sentimiento de sus fuerzas marcha con la seguridad del hombre más perspicaz, y dando en todos los escollos no puede rectificar sus pasos…”

Simón Bolivar. Discurso ante el Congreso de Angostura.

15 de febrero de 1819

…Cree el aldeano vanidoso que el mundo entero es su aldea, y con tal que él quede de alcalde, o le mortifique al rival que le quitó la novia, o le crezcan en la alcancía los ahorros, ya da por bueno el orden universal, sin saber de los gigantes que llevan siete leguas en las botas y le pueden poner la bota encima, ni de la pelea de los cometas en el Cielo, que van por el aire dormidos engullendo mundos. Lo que quede de aldea en América ha de despertar. Estos tiempos no son para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada, como los varones de Juan de Castellanos: las armas del juicio, que vencen a las otras. Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.

No hay proa que taje una nube de ideas. Una idea enérgica a tiempo ante el mundo, para, como la bandera mística del juicio final, a un escuadrón de acorazados. “

José Martí. Nuestra América

30 de enero de 1891

Es evidente para casi la totalidad de los analistas, que asistimos al fin de un ciclo, y muy probablemente al comienzo de otro de carácter ligeramente distinto. El 90% de los trabajadores de nuestro país gana un sueldo inferior a la Canasta Familiar básica, y el 70% de los jubilados, la tercera parte de ésta. Es ya obvio que los micro-emprendimientos semi-oficiales del estilo Nuevo Engendro serán historia antigua antes de fin de año, y precisamente por eso, una enorme corte de miserables arribistas sin otro talento que la obsecuencia y el cinismo conformista; nunca antes tan transparente; busca ahora nuevo destino para su propia supervivencia en la arena de la política burguesa.

El neopopulismo “post-post” se enfrenta ahora contra su propio registro legitimatorio, el cuento mal contado de la reconciliación nacional y la Justicia Transitiva. De la impunidad biológica de los responsables políticos, económicos y financieros del saqueo y la tragedia social de los últimos cuarenta años en Argentina, a cuenta de la defensa de la democracia burguesa. (Digamos… toda esa manija tan habitual en los programas de chismes y en la política burguesa. -La institucionalidad extorsiva del Estado burgués a cualquier precio-. El bonapartismo neoperonista se enfrenta ahora contra sus propios límites de clase. El neoperonismo ha intentado incorporar con un grado apreciable de eficacia, la protesta social y las manifestaciones antisistema a la dinámica de la lucha política burguesa. Incorporar a las victimas y revictimizarlas por tv. Absolver a los asesinos que colaboren con la política oficial. Transformar víctimas en culpables instantáneos según la lógica del toma y daka. Para neutralizar las disidencias radicales, aislándolas. Pero; la realidad no es interpretable desde la Pantalla. La Pantalla es un recorte interesado de lo que el poder desea mostrar o no puede ocultar.

Pretenden enterrarse en su propio chiquero de mierda y de mugre con las banderas históricas de la lucha del pueblo argentino. -Hasta el más imbécil de los perversos sueña morir impune-. Sueños del poder. Pesadillas para los trabajadores de la patria. El caso Stiusso, o el caso Martins, la “aparición de nietos” obedientes, alineados. “recuperados” y siempre con mucha proyección mediática oficial. Educados como agentes operativos de la inteligencia del Estado asesino, expresa claramente el vinculo entre Iglesia Católica, Imperialismo y burguesía dependiente. Los asesinos de maestras y de poetas argentinos, también “trabajaron” muy a conciencia en Sudáfrica, en Honduras, en El Salvador, en Guatemala. Fueron miembros activos desde sus inicios en esta región del mundo, de las redes de inteligencia trazadas por el ejercito norteamericano desde el auge de masas abierto en toda Latinoamérica en especial desde 1959. Todos los oficiales mayores de la Fuerzas Armadas argentinas desde 1966 en adelante, hicieron sus escuelas de guerra en la Escuela de las Américas o en centros similares. Durante generaciones, los sectores de las clases dominantes jugaron a la política, (recuérdese por ejemplo aquello de Azules y Colorados) haciendo ejercicios de guerra, y planteos militares, con ejércitos de reclutas que cumpliendo el servicio militar obligatorio, eran introducidos además a los asuntos de la política, desde el comienzo, con un claro sesgo militarista y una lectura, que en el mejor de los casos, incluía las versiones liberales-oligárquicas de los acontecimientos de la primera independencia, junto y “acomodado” con cierto revisionismo positivista, de la historia el siglo XIX. En muchos casos los militantes revolucionarios habían cumplido el servicio militar obligatorio como soldados, reclutas, antes de convertirse en activistas de la revolución socialista y en guerrilleros. Un marcado Antimilitarismo, (Militarismo como expresión política de las clases dominantes), y un visceral Antifascismo sirven de sustrato a la tradición política revolucionaria en Argentina de la que Ernesto Guevara es el más alto dirigente.

Debe entenderse la revolución Cubana, y sus consecuencias políticas-ideológicas inmediatas, como una original expresión -en el terreno-, de un proceso que también se expresó en el campo socialista con la critica oficial soviética al stalinismo, luego de la muerte de Stalin (en especial después de 1956), y que en Sudamérica tuvo su más notable expresión en el auge de masas, en el auge guerrillero y en el triunfo político de Salvador Allende en Chile. Hoy sabemos claramente que la contrarrevolución latinoamericana tuvo uno de sus epicentros en Buenos Aires, El plan Cóndor fue una clara expresión de la completa integración y subordinación del populismo peronista a la política de Washington. El retorno de Perón y sus consecuencias inmediatas, (la creación de la Triple A y el auto-golpe contrarrevolucionario de Lastiri y López Rega), inclinaron las correlaciones de fuerza en todo el cono sur. En tal medida el retorno del líder inclino la situación argentina, que tuvo consecuencia inmediatas, alterando la correlación de fuerzas a nivel regional, entre ellas algunas de connotaciones trágicas fueron el aislamiento diplomático del gobierno de Allende, alentado por el peronismo y por el propio Perón y su pretendida “tercera posición”, e inmediatamente el golpe militar, en Chile y en Uruguay.

Esos vínculos de la derecha oligárquica-tradicional, la derecha peronista sindical y fascista, y las fuerzas armadas, se anudaron durante el gobierno del “Virrey” Levingston y luego con el GAN, y los acuerdos estratégicos entre el asesino Gral. Lanusse y el Coronel Juan Perón. “Los 10 puntos de Perón para la Reconstrucción Nacional” son la expresión de esta convergencia de intereses entre estancieros y nuevos ricos, entre burócratas y oligarcas de uniforme con el gran capital imperialista. Acuerdos con la embajada Estadounidense en Buenos Aires que nunca se rompieron. El retorno de Juan Perón selló también un acuerdo de alto nivel con la CIA, en el aspecto de la inteligencia política, Las revelaciones de Miguel Bonasso en sus últimos libros explican como, y al contrario de lo que argumenta la propaganda ideológica oficial, el kirchnerismo es un ariete contra los procesos de integración latinoamericanos. Revitalizar la “causa Malvinas” es parte fundamental de la operación de inteligencia política, que simplemente, intentar justificar la propia existencia de las fuerzas armadas asesinas…

De igual modo, es necesario hacer notar algunos aspectos sustancialmente nuevos de carácter general, propios de este momento del desarrollo sociohistórico de la humanidad. Condiciones y situaciones inimaginadas, o no consideradas relevantes en otros momentos, que realmente incorporan elementos originales al análisis, entre los que se deben mencionar el enorme grado de empoderamiento, por parte de una nueva Mega Élite global, mediante el completo control de instrumentos y mecanismos de diseño social nunca antes conocidos -y de múltiples maneras incontrolables (al menos por el momento) por los gobiernos-, como la biogenética o los sistemas de comunicación y vigilancia mundial de internet o la telefonía satelital a nivel mundial, las pandemias y los “atentados terroristas” anónimos, o los “nuevos” ejércitos mercenarios, según el “modelo Blackwater”, es decir ejércitos privados al servicio de empresas petroleras, corporaciones multinacionales y grupos de narcotráfico y de poder político, que no obedecen a la legislación de ningún país. Que no matan ciudadanos, “eliminan los objetivos…” Reestructurando regiones completas del planeta.

Se trata de la política de destruir para reconstruir. Fue promocionado por la CIA durante los sesentas como el “modelo Alemán” se trata siempre de la guerra como expresión de la política, de la política como continuación y consecuencia de la guerra.

La política del Vaticano es en gran medida una estrategia de inteligencia militar a mediano plazo diseñada y coordinada, como fruto de estos casi cincuenta años de mutua cooperación e integración entre la oligarquía fascista y la burguesía Argentina en su conjunto, con los planes de negocios y la política del pentágono y -por tanto- de la OTAN. La coronación de la “Reina“ Máxima, hija del ex Ministro de facto de Agricultura y ganadería de la última dictadura militar genocida, también marca la mutua conveniencia de la oligarquía terrateniente con “las mas democráticas” monarquías europeas, y una clara intención de posicionar una línea política de intervención en “la alta política” mundial de la burguesía Argentina. La Crisis de la que hablan los gerentes burgueses, es la crisis de la hegemonía absoluta de los intereses imperiales Estadounidenses. El “Neoliberalimo” y la escuela de Chicago tuvieron su debut en Chile y en Argentina, la correlación de acontecimientos es notable.

Como recuerda Susan Sontag en su libro “Ante el dolor de los demás”, no fue la aviación hitleriana la primera en bombardear población civil en Guernica, España; sino que fueron los ingleses en la década de los años veinte del siglo pasado, bombardeando población civil kurda, los que iniciaron una cobarde y criminal costumbre. La democracia liberal burguesa imperialista y la tiranía nazi-fascista; los mismos métodos. Desde entonces, vivimos en un mundo en el que manejar aviones caza-bombarderos y asesinar población civil es considerado socialmente, un trabajo respetable. Un mundo, (el mundo en que se terminarían las guerras según repetía la propaganda ideológica de Ronald Reagan y el Pentágono), en el que los últimos veinte o treinta años de guerras y genocidios no se discuten. El mundo de la idiotez uniforme, en el que los adultos actúan como niños, y los niños juegan a ser adultos y todos trabajan como esclavos. Por eso ninguno de los intelectuales burgueses mediáticos recuerda la guerra en la ex Yugoslavia, o en El Salvador, o en Colombia, o en Irak, o en Libia, o las decenas de millones de victimas de las guerras en el “tercer mundo”. El “Americanismo”, y el Modelo California, ocultan el simple y notorio hecho de que la mayoría de la población del mundo es pobre o muy pobre. Que la mayoría de la población mundial es víctima de la miseria y de la guerra; de la persecución política, ideológica, o cultural-religiosa.

Un claro ejemplo del grado de dependencia al que las clases dominantes llevaron la economía local, puede ser observado el mismo día en que fueron atacadas las torres gemelas en los Estados Unidos, ese mismo día una comisión del gobierno del Estado argentino se encontraba “renegociando” vencimientos de deuda externa y frente a los acontecimientos, no fueron atendidos. Ese mismo 11 de septiembre se decidió el futuro inmediato del gobierno del asesino De la Rúa y el “DefaultArgentino. Más tarde, cerrado el periodo Duhaldista (que no trataremos aquí), Néstor K se vio frente a la Cumbre de las Américas, y a la situación desbordada en Mar del Plata, en situación de ensayar un discurso reivindicador transitivo, (algunos gestos populistas tradicionales y algo de retórica anacrónica) como única alternativa a la represión abierta y la crisis de gobernabilidad que una salida por derecha hubiera precipitado. El kirchmerismo se encontró en la situación de garantizar la gobernabilidad y el desarrollo mas o menos estable, de la reconversión económica. La renovación de los mitos de la propaganda ideológica peronista clásica, con Eva Duarte, -sus descaminados- y sus magníficos libretos aprendidos de memoria. O el pedido oficial de perdón en la Exma, fueron parte sustancial de esa reformulación siempre dinámica, “fluida”, (para utilizar un termino de moda) de la política burguesa,

Esa reestructuración del mercado local fue sostenida por la explotación de monocultivos con agrotóxicos, la expansión de la frontera productiva, y por el saqueo de los recursos naturales. El acuerdo con la banca internacional contó con el total apoyo del gobierno de Bush. Las praderas mas fértiles del planeta, y los cursos de agua, -recursos estratégicos de nuestro país-, fueron convertidos en desiertos tóxicos en el plazo de una década. El Kirchnerismo, como proyecto burgués, expresión reformista, y populista, que sostiene la ilusión de la conciliación de clases, se manifiesta permanentemente como fatalismo e impotencia. El discurso es en el tono convencional en el que siempre rumian sus privilegios, las burguesías locales de los países dependientes frente a las metrópolis imperiales. Esta relación de dependencia política e ideológica es el resultado lógico de la casi completa dependencia económica, Esta clase de “relaciones” han sido analizadas en su tiempo por Lenin, por Miguel Enriquez, por Michaél Löwy, y por muchos otros intelectuales revolucionarios, de manera brillante,

La transición oficial, por la propia voz de la presidente Fernández explica “que el mundo capitalista”, -el orden mundial de la guerra y las finanzas- sufre una grave crisis. La presidente del gobierno del Estado burgués habla de Europa, pero (y solo por ejemplo), no menciona la situación en Ucrania. Habla de diplomacia, pero no menciona a Haití, ni a Palestina.

El Capital es la Crisis, el capitalismo embrutece y esclaviza a las personas, no es nuevo, fue descrito y explicado en el siglo XIX por Carlos Marx y Federico Engels también de este modo: “el capitalismo produce maravillas para los ricos, pero produce privaciones y penurias para los obreros. Produce palacios pero aloja a los obreros en tugurios, produce belleza, pero tulle y enferma a los obreros.” Se trata de la diplomacia de los negocios de los monopolios multinacionales, Se trata de la mejor gerencia para los intereses imperiales. El capitalismo ha estado en Crisis desde el inicio de su ciclo, La “economía moral” neoperonista es una renovada, “postliberal” (siempre burguesa) aggiornada instrumentalización de los planes de negocios de las gerencias imperialistas y de los planes de la inteligencia de la OTAN. Los supuestos teóricos y empíricos de esa renovada “economía moral”, que sostiene ideológicamente a los tecnócratas burgueses en el gobierno, fueron abiertamente refutados por el desarrollo histórico, Se trata de los rudimentos del pensamiento liberal de Adán Smith y David Ricardo, No solo no son ideas nuevas, sino que son previas al liberalismo clásico del siglo XVIII. Es lógico en todas sus formas, que todo lo que la intelligentzia de la restauración jesuítica tenga para ofrecer sea una ilusión metafísica, de un pasado preindustrial.

Alta rentabilidad es sinónimo de buena gestión y confianza de las corporaciones transnacionales, en los gerentes de la casta política burguesa. Ellos solo administran la dependencia. Son la policía del guettho. Los modelos (de explotación y saqueo) y planes económicos neodesarrollistas, que podríamos también llamar neo-bonapartismo (neo-peronismo), necesitan de un alto grado de consenso y por tanto de intenso control de la opinión pública y de los territorios sociales. Paternalismo personalista, -Toma y Daka-. Por eso argumentar la política en los tiempos de la inmediatez comunicacional-digital, impone una dinámica a la intelectualidad burguesa (a los tink tank`s de la maquinaria política enemiga de los trabajadores), que nunca antes había tenido lugar en la historia. Por eso la política tradicional necesita sustituir a los protagonistas de la historia por abstracciones, por Tótems que luego son quemados en el altar de la política cómplice y criminal. La política para esos señores solo es un negocio. Una practica profesional, que manipula las necesidades del pueblo, sus luchas, sus símbolos y tradiciones de resistencia. Y encubre a los verdaderos responsables económicos y políticos del genocidio y de la impunidad burguesa. La retórica de Derechos y Humanos requiere mentir las luchas del pueblo, encubrir a los apologistas y cómplices de la dictadura fascista y sus socios multinacionales.

Según la suerte de las ideas revolucionarias a nivel mundial, según las correlaciones de fuerzas en cada escenario, el poder burgués concede reivindicaciones mínimas, en pos de obtener márgenes de maniobra que permitan a los dirigentes del gobierno del Estado mantener limites aceptables de “consenso” y gobernabilidad. Durante mas de un siglo el partido militar ha sido el partido de las clases dominantes, la controversia entre estatalistas y oligárquicos, se saldó con la alineación detrás de la política Estadounidense, en especial en el plazo posterior a “la crisis petrolera” de los setentas y durante el periodo dictatorial. Entre otras cosas es necesario recordar siempre que Barak Osama, es el primer ex agente de la CIA, Católico y mulato (hijo de un padre africano y de una blanca y sonriente agente de la CIA), presidente del gobierno de los Estados Unidos. Es decir, Barack Obama es un ex agente de Bush y de Clínton, y también de Bush padre, ex director de la CIA, siempre “amigo de la Argentina” –Mister President-, según lo recordaban permanentemente Domingo Cavallo y el senador vitalicio (Conde de Anillaco, La Rioja) Carlos Menen.

En ciertas ocasiones el poder capitalista ensaya respuestas a sus propias falsas preguntas. Respuestas ridículas a preguntas imposibles. Se trata de faltas respuestas a preguntas sin contexto, sin sentido, sin implicaciones reales en la política actual. Sin embargo existen otras preguntas con respuestas posibles, como estas, ¿cual es la principal tarea de la inteligencia del Ejercito y de las fuerzas armadas desde aquellos años hasta ahora? ¿sería o no completamente razonable desclasificar los archivos secretos de la ex SIDE, de las victimas del terrorismo de Estado? ¿Cuantas carpetas, cuantos informes existen sobre la vida de cualquiera de nosotros, digamos sobre Hebe de Bonafini o Nora Cortiñas en las oficinas de la inteligencia oficial? ¿Por que razón el Estado burgués y la estrategia de guerra psicológica de la CIA se empeñan en revictimizar a las victimas?¿Porqué es necesario reivindicar la política cómplice del alfonsinismo radical y la Teoría de los dos demonios?. Para poder escribir con la sangre de los revolucionarios socialistas secuestrados y desaparecidos, los cheques que compran las conciencias de los mercenarios a sueldo de las transnacionales. Para poder mentir sus razones, mienten sus luchas.

Unos y otros de los sectores burgueses reconfigurados han “comprado todo” lo que hubiese en venta. Han logrado reordenar un mapa político, en el que la izquierda socialista en general; y podría suponerse a priori que de forma paradójica; ha sido favorecida por algunos nuevos límites. La “zaranda” ha dejado en clara evidencia, cual es el único sector político que no tiene intereses de defender el orden burgués. Es claro síntoma de la descomposición de las formas tradicionales de política que el espacio vacante en la política local, y en los espacios provinciales, comienzan a ser ocupados por la izquierda institucional y social en sus más diversas manifestaciones y por la ultraderecha tecnocrática y neofascista según el modelo de la CIA y el Pentágono del estilo Piñera-Uribe-Peña Nieto.

La transición hacia el ajuste liberal-conservador, es en cuotas, -con intereses altísimos-, todos hacen su negocio con la devaluación permanente y el dólar paralelo, renegociando la dependencia y el saqueo y renegociando viejos y nuevos créditos con el Banco Mundial y el FMI. La izquierda del menemismo, es decir la enorme corte de gerentes Kamporista, no encuentra espacio para retornar a la lucha social. El neoperonismo se enfrenta a su total descrédito político en los territorios y la crisis lo enfrenta a los propios limites humanos, y por ende culturales y sociales del capitalismo serio. Las “juventudes” de la derecha sindical, de la derecha política y de las iglesias, realmente no tienen peso especifico, en el terreno, es decir -fuera de la propaganda ideológica masiva y permanente-, no existen como fenómenos sociales de grado destacable.

Entonces el populismo claudicante, oportunista y cobarde, desde sus shows de televisión se satisface recortando la realidad según su gusto y necesidad. Desde el oficialismo nacional y desde las derechas provinciales, mienten el pasado para poder explicar el presente según su necesidad, Y la propaganda ideológica se regodea calificando a los disidentes, a los antisistema, a los antisociales, como “Vanguardia iluminada”… como si esa clase de argumentos no tuviese antecedentes… La lógica misma del pensamiento burgués es abiertamente conservadora, la filosofía burguesa contemporánea es expresión de un continuo retorno al pensamiento nazi fascista de Heidegger, toda la argumentación política que se desprende de esas comprensiones del mundo y de la existencia son abiertamente reaccionarias, totalitarias y antipopulares.

Vanguardia iluminada”, a los que no aceptan discutir las políticas de seguridad pública con el señor Jaime Stiuzzo o con el ahora “renunciado” Cesar Milani, “Vanguardia Iluminada” para los que no aceptan discutir convenios colectivos con los asesinos de la derecha sindical peronista. Vanguardia… Como si la derecha fascista católica no tuviera una vanguardia… Como si la oligarquía y los nuevos multimillonarios crecidos a la sombra de la teta del Estado burgués no tuviera una vanguardia intelectual y política. ¿Porqué la clase obrera y el pueblo deberían renunciar a ocupar sus posiciones de batalla? Como en los años treintas, como en los años setentas, como en los años noventas, la quinta columna nos propone discutir “hacia adentro”, lo cual (en el Español de cualquier barrio argentino) significa, ”adentro” del despacho, “adentro” de la Unidad Básica, “adentro” del Comité, “adentro” de la agenda de negocios, tomando cocaína y tomando whisky con el puntero “en ejercicio”, con el comisario y el fiscal de turno.

¿Adentro de donde?. La ideología burguesa simplemente se detiene en la justificación del orden establecido. Los ideólogos de la esclavitud asalariada justificando el orden criminal del mundo. Las ideas burguesas están implícitas, implicadas, y nuestra sensibilidad cosificada, la propaganda ideológica masiva nos presenta un mundo que nos resulta insatisfactorio y hostil todo el tiempo, las relaciones mercantiles, que son relaciones entre “cosas” se nos representan, se personifican, en cada una de las relaciones que sostenemos desde que nos levantamos de la cama hasta que nos volvemos a dormir. Pero sin embargo, la sociedad no es una maquina. Una entidad acabada. “hecha”, “resuelta”. Tampoco existe un adentro y un afuera de la sociedad, salvo en la cabeza de los protagonistas, que por otro lado, casi nunca son los principales comentaristas mediáticos, o -pudiéramos decir- los “formadores de opinión”. La sociedad es un todo en automovimiento, un todo que debe ser cambiado completamente. Todo. Es decir: subvertido completamente, es decir de forma Total. Es la única manera de salvar a la especie humana y al planeta, para preservar la vida tal como existe y ha existido desde hace miles de millones de años, de la extinción.

Nosotros los Hijos del pueblo. Nosotros los militantes de la vanguardia socialista del continente. Luchamos contra el capitalismo. No es una ocurrencia caprichosa. El capitalismo son las bombas atómicas. El capitalismo son los campos de exterminio nazi-fascistas. El capitalismo son las 150 guerras de la Guerra Fría. El capitalismo son las miles de bases militares de la OTAN. El capitalismo es la legalización de la tortura oficial en los países mas democráticos y mas “iluminados” del mundo como Israel y Colombia. El capitalismo son las enfermedades endémicas y las vacunas. Es la prostitución infantil regenteada por el Vaticano. El capitalismo son la heroína y la cocaína. El capitalismo es el privilegio a cualquier precio, el genocidio planificado y la perversión de todos los aspectos de la vida, El capitalismo es la muerte y la locura elevados al rango de sentido común. El capitalismo es una guerra permanente y sistemática, contra los desafortunados, contra los pobres y los débiles. Estos solo tienen dos alternativas: organizarse para defenderse o, morir sin pena ni recuerdo. Nuestro deber, nuestra responsabilidad es luchar. Saber vivir es aprender a luchar.

La clase como entidad socio histórica, mide constantemente sus fuerzas y expresa su voluntad de cambio radical y su inquietud por ideas que sugieran cambiar la raíz de la producción, liberar las potencialidades creadoras, cambiar el futuro y cambiar al hombre que produce su vida en este planeta. Pero el enorme aparato de propaganda ideológica burguesa filtra y contamina la información que no puede ocultar. Tergiversa y oculta la realidad, manipula la sensibilidad especulando con las tragedias y con el dolor humano. La ideología burguesa está omnipresente. En cada esquina de la realidad hay un guardia de seguridad, un tink tank, una cámara de inseguridad de un canal de cable de la extrema derecha, un ex agente torturador educado en la escuelita de las Américas, un curita del plan Cóndor, una prostituta que baila en algún caño, una monjita de las Hermanas Mercenarias del Sagrado Culo de Bergoglio Primero, un caño con una bala por poca plata.

Es una total falta de criterio lógico intentar interpretar la realidad desde la pantalla del tv. Los medios masivos mienten lo que no pueden ocultar. Inventan noticias, Crean realidad como el escenógrafo de un teatro. Toda la política burguesa casi se reduce exclusivamente a operaciones de prensa y negociados multimillonarios. Sucede en realidad que cuando los actores son mediocres toda la representación, tarde o temprano sin duda fracasará.

La política es “el asunto de todos”. Pero del mismo modo en que existen los teóricos de la relatividad especial y los de la física cuántica, hay terrenos en que el pensamiento y la creación requieren de tal grado de especialización y de responsabilidad, que no es asunto de todos opinar y concluir cualquier absurdo por conveniencia o por ignorancia. Negar la necesidad de una vanguardia política de la clase obrera y del pueblo en concreto, -en política- equivale a decir cada vez, a gritos, que el mundo es plano y que la realidad, es decir lo existente, es la eterna repetición de lo continuo, de lo absoluto determinado, en virtud y por la voluntad del príncipe o del Dios de turno, o por el capricho de los Ídolos mitológicos. Es precisamente por esto que la ideología burguesa y todo su sistema académico y propagandístico decididamente; tarde o temprano; niegan la lucha de clases en el análisis socio histórico. Para no tener que enfrentarse con la Crisis, (puesto que el capital es la Crisis.) Para no tener que negar los fundamentos mismos de su propia Ética pretendidamente liberal y republicana. Para no tener que enfrentarse con la verdad, con –la verdad de clase-, como expresión histórica y como comprensión dialéctica de las relaciones de fuerzas en el seno de la lucha social, entonces los ideólogos burgueses se declaran neutrales, y a continuación niegan la verdad social como realidad política. Para no embarrarse los zapatos con la mugre de las villas de emergencia, con los crímenes de la maldita policía, para volver tranquilos a sus casas en algún barrio privado, donde aquellos sujetos son visitados en general por cierto tipo de alimañas de la farándula, custodiados siempre, por asesinos a sueldo y torturadores de segunda mano.

La verdad mediática es una clara manifestación del ejercicio del monopolio del poder sobre todos los instrumentos estatales y paraestatales a disposición de la clase dominante. La propaganda ideológica enemiga, es el mundo burgués autojustificándose, explicándose a sí mismo. En su grado más burdo la ideología burguesa, la tecnocracia imperialista, (la teocracia de Wall Street), niega también la política, para negar al sujeto artífice de su propia vida consciente, ideológicamente responsable y políticamente activo. Los sujetos entonces, solo son tristes objetos de los caprichos de los dioses, o del mercado (para el uso es lo mismo), hojas en el viento, simples determinaciones biológicas. Caprichos del destino o de alguna voluntad indescifrable. Nacidos para morir. Sobretodo y especialmente si son pobres y no han heredado castillos y títulos de nobleza.

Políticamente, solo se puede ser eficiente discutiendo con todos, en todos lados, pero de manera organizada, intentando crear espacio y lugar para desarrollar las opiniones y para llevar el debate hasta sus ultimas relaciones críticas, hasta el terreno en el que se esclarecen los argumentos de los distintos intereses en disputa. La verdad no es una especulación. La verdad es una construcción social, histórica. Y por tanto material y simbólica. Requiere de espacios físicos y de recursos materiales, y también requiere de profesionales.

Nuestra lucha es por el poder, el poder es pudiendo. Disputamos todo el espacio político en cada espacio de la vida social. Esa es la única manera de entender la actividad política, (eso es el marxismo) en casi todos los demás casos, los insultos y las chicanas son simples expresiones de ignorancia, recursos retóricos, eufemismo y cinismo de los enemigos de los trabajadores y de la causa del pueblo. Existe una relación dialéctica, una directa interdependencia entre la retaguardia y la vanguardia popular. La clase burguesa niega ideológicamente, y niega políticamente de plano la necesidad de la organización de los trabajadores. Pero no solo la necesidad de organizar eficazmente a su vanguardia política y cultural para la lucha de clases, sino la propia necesidad de que las clases sometidas se involucren en la disputa política de modo activo y consciente. El 0,03 % de la población, es decir una ínfima casta de parásitos y gerentes burgueses gobiernan políticamente nuestras sociedades, y el resto de la enorme mayoría de la población políticamente activa observa el mundo desde la pantalla.

VANGUARDIA REVOLUCIONARIA Y VANGUARDIA CONTRARREVOLUCIONARIA

La reacción burguesa, no ha dejado nunca de destacar una “vanguardia” de alcahuetes y sicarios, agentes de espionaje y asesinos a sueldo, en la lucha de clases, como instrumento de sus operaciones en salvaguarda de sus intereses. Ese es el lugar de los periodistas de la prensa burguesa, de los comisarios, de los generales especialistas en torturar maestras embarazadas, de los filófofos pequeñoburgueses televisivos con problemas de conciencia, de los curanderos y brujos y de los pastores y de los curas, etc. Es decir, la primera línea de operativos y agentes de todo orden al servicio del régimen dominante.

No solo es necesaria una vanguardia, sino que la dinámica misma de la lucha de clases lo impone como tarea permanente. Ese es un denominador común en la experiencia de lucha de los pueblos del mundo. Esa es la experiencia de los procesos de transformación social en todo el mundo. Los ideólogos imperiales y sus lacayos nos califican y descalifican insultando la memoria de Lenin, o de Ernesto Guevara, o de cuantos millones de revolucionarios o revolucionarias que han muerto en las mazmorras del imperio asesino de niños, en las cárceles del fascismo transnacional, nos relatan nuestro propio martirio: cinismo de psicópatas. Perversión y crueldad burguesa. Eso es la guerra de clases. Guerra psicológica permanente. Los agentes de la propaganda enemiga, que lo mismo venden detergente mágico que soluciones políticas definitivas, no serán nunca capaces de entender el verdadero papel de los hombres dignos, de los hombres justos, de los hombres valientes, en la historia de la lucha de los pueblos. Los que mueren siendo libres, viven en la lucha y en las razones de los que luchan. Nacen y viven con cada generación que se presenta al combate por la justicia y la libertad. En esta trinchera… aquí nadie muere compañeros.

No podemos renunciar a la batalla, y por tanto no podemos renunciar a la organización de los frentes de lucha, de organizar las posiciones de combate, como no podemos renunciar al debate profundo y frontal frente a los ideólogos de las clases dominantes, y contra todas las formas en que la ideología burguesa se expresa. La experiencia acumulada en la lucha de masas, la experiencia de resistencia de la retaguardia del pueblo durante la etapa del genocidio oligárquico-imperialista, la experiencia en la lucha de la resistencia neoliberal-neofascista, nos pone por delante la obligatoria tarea de delinear un proceso de integración en un plazo de unos pocos años, de esa vanguardia de la revolución argentina, esa necesidad es la expresión del movimiento social, en una momento en que la batalla ideológica y la lucha por la defensa de los principios socialistas tiene especial relevancia estratégica. Esa lucha es la lucha por la Verdad, por la verdad de las mujeres y de los hombres dignos y justos, que luchan y que no se entregan, que resisten ante la ofensas, ante el crimen organizado y ante la muerte. Nosotros somos los hijos de un pueblo orgulloso y digno que nunca aceptará comer de la mano de sus verdugos.

La casta política del régimen capitalista no es otra cosa que un universo completo de hipócritas y gusanos crecidos a la sombra del festín del poder imperialista. Mercenarios que cinco minutos por mes hacen causa personal del dolor ajeno. Los asesinos de nuestros padres y nuestros hermanos, material criminal de alquiler del poder de turno, pretenden darnos lecciones de conducta. Pretenden que renunciemos a nuestros principios. Pretenden que nos transformemos en todo lo que odiamos de nuestros enemigos. Esperan que nos traicionemos, imaginan que son capaces de transformarnos a nosotros, en nuestros propios enemigos. Traidores y colaboracionistas a sueldo, sabandijas, y cobardes que no conocen la dignidad.

Nosotros que con la sangre de nuestras familias nos hemos ganado el derecho de escribir nuestra propia historia. Hemos militado y peleado toda nuestra vida. Cuando y como, está impreso en los diarios, y ante los ojos de todos. Estamos profundamente hartos de las manías conciliadoras de naturaleza populista, y de los apologistas de la reconciliación nacional burguesa. Si tienen dudas, investiguen. Pregunten… Los HIJOS, los que nunca dejamos de luchar, a pesar de la extorsión, a pesar de los dobles apellidos, a pesar de los cuentos mal contados… A pesar de que nos injurian y nos descalifican. A pesar de que nos amenazan con lastimar a nuestra gente, y nos asesinan a los amigos queridos. Que mienten nuestra vida. Que mienten la vida y la muerte de nuestros padres. Que mienten nuestras luchas. Entonces, solo nosotros podíamos terminar esta farsa.

Nosotros no podíamos quedar entrampados en la misma rosca de la interna peronista una vez más. Lo dijimos ciento cincuenta veces, lo anunciamos: la política oficial de impunidad del Estado Argentino, conduce a las victimas del terrorismo de Estado a la misma encrucijada ideológico-política a la que el Estado terrorista de Israel condujo a las víctimas del holocausto Nazi-fascista-capitalista. Estamos hartos de los comentaristas de los hechos consumados. Estamos profundamente hartos de la demencia senil, del conductismo, de la paranoia pequeñoburguesa.

Nosotros siempre hemos defendido la posición que afirma que el mejor homenaje a nuestros compañeros ausentes es continuar la lucha por la libertad y el socialismo. Nuestra responsabilidad hoy como ayer, es nunca confiar en el imperialismo, en la Iglesia fascista, ni en la bota asesina. Somos los HIJOS del pueblo. La palabra que conjura la distancia y el tiempo. Somos anónimos malditos. Artistas de la verdad. El fruto maduro de la raíz del pueblo combatiente. En memoria de nuestros miles de hermanos, compañeros y camaradas muertos y desaparecidos; hoy como siempre decimos:

¡LA SANGRE DERRAMADA NO SERÁ NEGOCIADA!

¡NI OLVIDO!

¡NI PERDÓN!

HIJOS

La red mundial de los HIJOS de la revolución social

https://elsudamericano.wordpress.com

Anuncios

Un comentario en “LA REALIDAD COMO PANTALLA (Argentina era el nombre de una vaca muerta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s