NUEVO TORNEO REVANCHA DE ALCAHUETES IGNORANTES COMENTARISTAS DEL CLIMA Y CONCHETAS ALCOHÓLICAS PERVERSAS CON PROBLEMAS DE MEDICACIÓN

Consumidor consecuente, el imbécil de la pantalla es apenas otro ignorante que ha perdido, o que quizás nunca encontró realmente, su condición de clase. Ciento cuarenta y dos comentarios redundantes y sin sentido, esta semana, poblados de referencias ridículas a personas y circunstancias que nada tienen que ver con la información de las noticias.

peonesen pdf Aquí: Torneo Revancha 

 ¿Información? ¿A quien carajo le importa? Todo es propaganda ideológica masticada y cagada, industrializada y envuelta en paquete de regalo para consumo masivo. El bufón amaestrado, hombre promedio, medio humano, medio cosa, sujeto-objeto, mira la cámara, hace como que sonríe, y vuelve a explicar que la violencia policial no es”violencia política” o mejor dicho: la violencia policial es una falacia comunista, ilegal y terrorista: una Ilusión Liberal. A continuación coincide con la neurótica de rulos de la derecha en que el Realismo Conservador es mucho más efectivo y casi tan elocuente como un charco de sangre.

Dos, y dos y muchos millones que sin embargo no actúan bien el rol. Porque en apariencia, al menos; debieran disfrutar su ridícula existencia pequeñoburguesa, pero sin embargo no logran disimular que se encuentran, obviamente, muy incómodos sentados sobre su propia mierda.

Ruido de poker antiobrero. Basura fascista, traidores y cobardes que solo preguntan ¿cuanto hay? Hace más de diez años que la guerra de Irak no existe en la televisión Argentina. Mientras tanto todos hablan de Venezuela con frases hechas y en tono paternalista, porque suponen que tienen el culo a salvo. Porque suponen que ahora no tienen nada que perder.

No dijeron nunca ni una palabra sobre Honduras o sobre Haití, sobre Bolivia o Paraguay. Es un desagradable y patético desfile espectacular de obsecuentes. Todos usan a Santucho y a Guevara para justificar y “explicar” a Firmenich, al neoperonismo “kirchnerista” y al neopopulismo postmoderno en general.

Kukryniksy.1942-Gôebels

Nunca o casi nunca, el discurso mediático logra explicar lo que enuncia. Sin embargo los ancianos decrépitos que nadan en la ensalada ideológica burguesa, acusan a la nueva generación de marxistas latinoamericanos de intentar “reinsertar” la lucha de clases en el análisis histórico social. Como si la lucha de clases hubiera acabado en 1989 o en 2001 o alguna vez. Como si fuera posible entender y alterar las correlaciones de poder sin una lectura “clasista” de los acontecimientos y sin un plan político“clasista” para intervenir en esa realidad. La guerra mundial capitalista, que es guerra permanente contra los pobres y los débiles, es la manifestación más elevada de la contradicción capital-trabajo. Esos títeres en primer plano, basura patronal, mercenarios en la primera linea de defensa del orden criminal del mundo, afirman que no necesitan explicar nada. (A propósito es muy notable que el nazi fascista Göebbels le sirva de inspiración artística al rabino del ambiente… También están los que afirman que el señor Heidegger fue un “gran demócrata”)

El capitalismo y su propaganda de guerra siempre han sido total y completamente clasistas. Ahora nos “comunican” que odian a Chávez, que odian a Fidel. Que odian los símbolos revolucionarios, y la cultura de la resistencia obrera y socialista. Y nos anuncian que la actitud políticamente correcta sería que también nosotros participáramos de la operación restauradora. Tan imbecil como suena, es sin embargo completamente lógico: odian la revolución en la exacta medida en que odian sus miserables vidas. Porque intentan medirse en las alturas de la historia humana, pero solo consiguen descubrir su propia microbiana insignificancia. Ridículos imbéciles ignorantes.

La realidad se escapa y desborda por sobre todas las estructuras y las formulas del pensamiento burgués. Se trata obviamente de desproporciones. Sin embargo la propaganda ideológica burguesa no consigue delimitar una zona cero, una “nueva” y original teoría filosofía capaz de justificar las guerras y los genocidios.

La historia humana se ha encargado de demostrar literalmente cientos de veces, en que modo las “revoluciones culturales” son humanamente efímeras e históricamente irrelevantes sin las revoluciones políticas. Siempre habrá un tink tank francés o hindú dispuesto a servir de inspiración para la carnicería burguesa.

Tratando de explicar el mundo según se observa desde una película de Hollywood, es imposible explicar siquiera la propia vida del investigador. Y cuando de todos modos se lo intenta, la explicación resulta completamente superficial e inverosímil, porque los ritmos y los énfasis de la propaganda ideológica capitalista expresan siempre las necesidades más urgentes de la casta política burguesa en términos argumentales. La privatización del agua o el divorcio de alguna puta famosa. Localismos y tontería. Todo es Show, la propaganda burguesa grita: nada es relevante!.

¿Mirtha Legrand es un robot sintético extraterrestre?. Esa; ese y también el otro perejil descongelado y podrido en la pantalla oficial; son apenas muñecos de una torta que se comen otros. El sentido de la vida, y el futuro de la especie humana ya no resultan asuntos relevantes, según el disfraz “Zizek” o “Lanata” (que no es lo mismo pero es igual) con el que se visten las tilingas y los alcahuetes del poder, a la hora de comer.

¿Para la seguridad de quienes se fabrican bombas atómicas y armas biológicas? Vuelan en pedazos estaciones de subterráneos en Europa, y “maratonistas” inexistentes en Chicago. Vuelan también estudiantes en pedazos en Estados Unidos, mientras los “contratistas” -asesinos a sueldo de la oligarquía mundial- matan a “terroristas” sin nombre y sin rostro ¿en custodia y por la seguridad de quien?

“Demócratas” que en garantía del precio del petroleo bombardean con uranio empobrecido a cientos de miles de niños de los “oscuros rincones del mundo” nacidos para morir. Esa es la democracia imperialista. Sinónimo de superexplotación, dependencia, miseria, masacres y genocidios. Bien pensado, no tiene nada de nuevo, hace más de doscientos años que las caserías de brujas se convirtieron en casería de obreros. Ni la tiranía de Wall Street es democracia, ni los negocios del gobierno de Estados Unidos son asuntos de demócratas.

Un mes después de las elecciones en Argentina, nadie puede afirmar que el 50 por ciento de una y otra opción burguesa, fuesen votos de derecha o izquierda. Ni tampoco votos “de Macri” o “de Cristina” Fernández. Fueron si, 50 % de los votos validos del padrón al programa político imperial. 50 % al dólar. El proyecto de integración política y estratégica latinoamericana; es decir la otra opción; nunca fue votada en Argentina. Ni siquiera estuvo en discusión durante las elecciones. El neotroskismo participó por ignorancia o comodidad, por cobardía o estupidez, de la estrategia antichavista, casi del mismo modo en que participa activamente de la propaganda anticubana. El verdadero interés de todos esos sectores, cada uno en su lugar y a su modo, es dejar “fuera de la política” al verdadero socialismo revolucionario, las corrientes revolucionarias latinoamericanistas.

El 25 por ciento que llevó a Nestor K al gobierno, no es necesariamente el mismo 25 del padrón electoral que votó en blanco o que no fue a votar en las ultimas elecciones. Pero uno mas uno; de a uno; suman 25 ciento igual.

¿Es viable un espacio a la izquierda del peronismo, capaz de disputar 20 o 25 o el 33 % del padrón electoral? Dependerá de la audacia y de la capacidad creadora de la nueva generación de dirigentes políticos y gremiales, formados en la resistencia anticapitalista durante los últimos 30 años, y de su capacidad para contrarrestar con medidas concretas, la propaganda de guerra enemiga.

Es irreal suponer que alguno de los dirigentes burgueses o pequeño burgueses de la política argentina, tengan hoy la menor idea sobre lo que pueda ocurrir en el mundo de los próximos meses. Menos aún en los próximos años. “Previsibilidad”, “Seguridad institucional” son simples enunciados, retórica vacía del “Capitalismo Global”.

Las formas que adquiere el pensamiento burgués en el terreno de la política general, debe siempre bajo cualquier circunstancia, negar a esa otra comunidad de intereses que aparecen contrapuestos, negar sistemáticamente la lucha de clases y los intereses antagónicos al capital. Presentar a los revolucionarios socialistas como idiotas incapaces de gobernar, o como fanáticos religiosos resentidos con un mundo que no entienden.

Scioli+Massa+Menem

Los chicos-monstruo que “estudiaron” en la secundaria de la dictadura… ¿Pero que carajo sabrán esos idiotas sobre la dignidad del pueblo trabajador?. Ésa es la clase de enajenados que creció viendo a Carlitos Bala, y al soldado firulete a la hora de la merienda mientras la patria era arrojada viva a la boca de la muerte, desde los aviones de la fuerzas armadas asesinas. Desde los autos oficiales con licencia para todo, de la Ford Motors Company. Sus mejores aprendices, colaboracionistas de varias generaciones y energúmenos educados por Susana Jiménez y el famoso psicópata Carlos Saúl de Anillaco, celebran con Champagne importado. El olor a mierda no se soporta.

Larvas y gusanos que serán barridos por la marea de los acontecimientos que sacudirán al mundo en los próximos años, y que cambiaran nuestra civilización de un modo como nunca antes ha sucedido en la historia conocida.

Hollywood imagina casi diariamente el final del planeta, aunque no logra imaginar el fin del capitalismo. El gobierno de la plutocracia Imperial global, intenta hacer aceptable para miles de millones de personas, la extinción masiva, la tiranía global bajo tierra. Es completamente lógico que un estúpido secuaz del crimen trasnacional en la pantalla del culo del mundo, sea incapaz de comprender el universo personal de un verdadero revolucionario comunista. Sus batallas y sus anhelos. El mundo de la creación libertaria. El mundo de la realización compartida que late con él, vive y transciende haciéndose conciencia comunitaria.

Porque la lucha obrera y popular exige a  los dirigentes un necesario liderazgo ético e ideológico.

Porque la forma más eficaz de luchar es combatir las causas de los sufrimientos y las desigualdades desde la raíz.

Porque el socialismo es el único sistema social capaz de lograr la supervivencia de la especie humana.

Porque el socialismo entendido como práctica política revolucionaria, emancipadora, libertaria, solo puede ser llamado Comunismo.

Porque el afán de todo comunista verdadero es convertirse en revolucionario.

Porque solo se alcanza la condición de revolucionario, haciendo la revolución.

Porque solo se consigue alcanzar la comprensión mediante un esfuerzo personal consiente.

Porque para desafiar a la muerte es necesario estar dispuesto a perder la propia vida.

Porque implica un enorme esfuerzo humano, familiar. Un compromiso de vida.

Por eso. Por todo eso, no creemos cuando nos dicen:Vicman Leopoldo

“Si, si, ya sé”…

“Yo también conozco un fulano de izquierda…”

“¿Yo también estuve en la izquierda.

-¿Seguro?.

-¿La izquierda de qué?

-¿La izquierda de quién?

Nuestra comprensión del devenir histórico es comunista, creemos y defendemos la común-unión del pueblo trabajador. Nuestra política es el socialismo revolucionario, y nuestra filosofía la Libertad. Nuestro socialismo es marxista y por eso es antiautoritario, antiburocrático, antifascista, y antimperialista.

Solo se llega a la comprensión comunista de la existencia, a la manera práctico-lógico-crítica de interpretación de la totalidad histórica social-humana, después de superar las formas enajenadas de consciencia. Elevando el análisis y la acción consciente del terreno abstracto a lo concreto. La necesidad de organización política de la revolucionarios aparece entonces en toda su dimensión y con todas sus urgencias.

“…cuando la Revolución Francesa, y cuando la revolución burguesa, es decir, la revolución capitalista, se produjeron restauraciones del sistema monárquico feudal, tuvo lugar una gran ola reaccionaria internacional y surgió, incluso, no solo la Restauración, sino la Santa Alianza, que dominaron el panorama internacional durante décadas, sin embargo, al fin y al cabo, no pudieron evitar el éxito de las ideas liberales burguesas de aquella revolución.(…) Las causas que originaron las revoluciones y las causas que originaron el socialismo están muy lejos de haber desaparecido del mundo, y el capitalismo al final significó la miseria, el hambre, el atraso y el subdesarrollo para cuatro mil millones de personas en el mundo. (…) Yo diría que surgirán en el mundo tantas formas de interpretación y de aplicación del socialismo como diversidad de circunstancias históricas, culturales y de países haya en el mundo. Pienso que no habrá dos socialismos iguales. Pero a lo que me refiero es a las ideas básicas del socialismo, la verdadera igualdad, porque la Revolución Francesa habló de igualdad, fraternidad, y de libertad; pero no existió la fraternidad, porque la sociedad capitalista no ha sido una sociedad de hermanos, sino caracterizada por el egoísmo, ni ha habido igualdad alguna. Una sociedad de clases divida entre explotados y explotadores, entre millonarios y pordioseros, no puede ser una sociedad de igualdad; donde unos lo tienen todo y los otros no tienen nada, no puede ser una sociedad igualitaria, ni una sociedad justa, ni siquiera se puede hablar en tales circunstancias de verdadera libertad. Sin embargo, las ideas socialistas, como ideas básicas que predican la solidaridad entre los hombres, la hermandad entre los hombres, la igualdad entre los hombres, la justicia entre los hombres, asumirán formas tan diferentes como diferentes circunstancias pueda haber en distintos países.

Yo diría que no habrá dos socialismos iguales. Sería un error imaginar que un socialismo tiene que ser igual a otro. Del mismo modo que no hay dos personas iguales, no habrá dos socialismos iguales; pero las ideas básicas del socialismo; ésas, tendrán que triunfar inexorablemente. De modo que sí habrá distintas formas de socialismo, ¡pero habrá socialismo!; todas las causas que lo originaron persisten y son aún hoy más graves en una gran parte de la humanidad. (…)

Pero se habla del fracaso del socialismo y, ¿donde está el éxito del capitalismo?,¿en África, en Asia, en América Latina? ¿Dónde está el éxito del capitalismo allí donde viven miles de millones de gente? Creo que debiera hablarse tanto del fracaso del capitalismo como se habla ahora del “fracaso del socialismo” en un reducido número de países. El capitalismo ha fracasado en más de 100 países que están viviendo en una situación realmente desesperada. No entiendo por qué se olvida eso, y a partir de la experiencia de lo ocurrido en el Este de Europa se habla del fracaso del socialismo. El capitalismo ha arruinado al mundo, ha envenenado los ríos, los mares, la atmósfera, está destruyendo la capa de ozono y está cambiando desastrosamente el clima del mundo. (…)

Sí, es un régimen dominante, indiscutiblemente, en este momento en la economía mundial; pero lo era antes de esto también, y lo era antes de que surgiera ningún país socialista. El capitalismo tiene cientos de años, y algunas de las cosas del capitalismo tienen miles de años; pero, sobre todo, el capitalismo, en un sentido moderno de la palabra, tiene cientos de años, una gran experiencia y una gran fuerza; el cambio de este régimen social no es una tarea fácil. En la antigüedad tuvimos el régimen esclavista. ¿Cuánto duró? Si tú te pones a estudiar la historia de Roma o de Grecia, desde la época de La Ilíada, período sobre el cual se supone que escribió alguien llamado Homero, ¿cuántos siglos duró aquel sistema? Después de aquella sociedad esclavista tuvimos el feudalismo y toda la llamada Edad Media. ¿Cuántos siglos duró? Después surgió el capitalismo, ningún sistema fue eterno. ¿Dónde están las bases para afirmar que el capitalismo será eterno? ¿Simplemente porque un régimen social nuevo ha tenido reveses?

El dominio del capitalismo no ha desaparecido; el dominio del capitalismo, y más tarde del imperialismo, se ha mantenido durante mucho tiempo. Se dice que en el año 1898 tuvo lugar la primera guerra imperialista, en el sentido moderno del concepto, entre Estados Unidos y España a raíz de la intervención en Cuba. Desde hace casi 100 años se ha mantenido un gran dominio del imperialismo en el mundo; desapareció el colonialismo, pero surgió el neocolonialismo con formas de explotación tan duras, tan despiadadas o más que las que habían padecido los pueblos bajo el colonialismo. Y ese dominio, sí, ha tenido que sufrir el desafío del socialismo, de un movimiento socialista; pero nunca perdió su condición de sistema dominante, ha estado dominando durante mucho tiempo y mantiene todavía, con más o menos éxito, ese dominio. Es decir, no es algo nuevo, es una vieja realidad, de ello pueden dar testimonio los pueblos del Tercer Mundo. (…) el capitalismo tiene la tecnología para dominar una parte del mundo durante un tiempo. Nosotros no podemos resignarnos a la idea de que eso va a ser eterno; tampoco podemos sumarnos al triunfalismo de Estados Unidos, de los discursos de determinados líderes norteamericanos, incluido Bush, que insinúan la idea de una “nueva era”, la era norteamericana, un dominio norteamericano y una paz norteamericana por mil años, lo cual no es la primera vez que ocurre, puesto que en tiempos no lejanos del Tercer Reich en la Alemania nazi también se habló de un dominio de mil años. Son ilusiones que se hacen los hombres que en un momento determinado se olvidan de las lecciones de la historia. Y a ningún hombre mientras sea hombre, a ningún ser humano, se le puede exigir que renuncie a sus ideales, que renuncie a sus esperanzas, que renuncie a sus sueños; ni las armas nucleares lo podrían lograr.

Nosotros mismos hemos estado más de treinta años de Revolución sufriendo amenazas, agresiones, presiones y hostigamiento de todo tipo, y hemos sido capaces de resistir y ser independientes por nuestra cuenta y nuestro riesgo; creo que es una prueba de lo que pueden hacer los pueblos. (…)

No tengo la menor duda de que ese régimen egoísta y despiadado desaparecerá; lo creo porque creo en la humanidad y creo en el hombre, y en su capacidad de lucha, de justicia y de libertad.

Vendrán fenómenos nuevos. Creo que los estudiosos de las ciencias políticas tendrán que observar atentamente cómo van a evolucionar los acontecimientos y qué contradicciones van a surgir en los próximos años y quizás en las próximas décadas entre los grandes bloques económicos, y el desarrollo de los acontecimientos. Pero algo es seguro, el mundo de hoy no puede seguir siendo eternamente el mundo de ahora, ni miles de millones pueden seguir en el hambre y la miseria; antes preferirán morir que resignarse a eso. Ese mundo tiene que cambiar, y cambiará, pero nadie te podría decir cuándo. Cambiará inexorablemente si es que la humanidad sobrevive a los desastres ecológicos y a los peligros de guerra que el capitalismo y el imperialismo han creado con sus colosales despilfarros de recursos naturales, su afán de dominio, su enloquecido estilo de vida y sus sociedades de consumo…”

Comandante Fidel Castro. 9 y 10 de mayo de 1991
“Presente y Futuro de Cuba”. Entrevista con el semanario mexicano Siempre!. p. 10-17. Oficina de publicaciones del Consejo de Estado. Cuba. 1991

 

El equipo de Contrainformación
Oficina Revolucionaria Galáctica (ORGa)

Anuncios

Un comentario en “NUEVO TORNEO REVANCHA DE ALCAHUETES IGNORANTES COMENTARISTAS DEL CLIMA Y CONCHETAS ALCOHÓLICAS PERVERSAS CON PROBLEMAS DE MEDICACIÓN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s