ABSTRACCIONES ELOCUENTES (Autonobiografía de otro tipo del otro lado / preguntas que no sé)

Leer y Descargar en pdf: Abstraciones elocentes

ABSTRACCIONES ELOCUENTES

(Autonobiografía de otro tipo del otro lado / preguntas que no sé)

 ésta es para el tío Vicente Zito Lema

pist2

Antes había conocido al preso viejo: “La dignidad –me dijo el viejo–, no sirve para hacer espectáculos y grandes demostraciones como si fueras a hacer ‘ostentación’ porque si se muestra es como una debilidad, como una herida o una cicatriz, que sin embargo te puede poner en ridículo según cambia la conversación y porque se gasta, se disuelve como la vida en el ácido”. Esto escribí en mi libreta el 8 de junio del año 95. Por dignidad el viejo se había hecho guerrillero veinticinco años antes, para matar al asesino de su hermano. Lo que no arregló en los setentas, lo resolvió a comienzos de los ochentas. Preso sus huesos, preso en la humillación de una triste celda, pero libre sin embargo de todo compromiso de deuda con el pasado. En realidad nunca salió de la cárcel. La última vez lo vi en televisión; le preguntaba a uno de sus torturadores por qué lo habían dejado vivir.

Después, cuando me ofrecieron una vida acomodada, privilegios y besamanos, elegí este oficio de paria; anónimo buscahistorias; aunque esta media muerte y la caravana de cachivaches cósmicos en retirada no son ninguna ventaja estratégica.

Cuando me ofrecieron la beca, el sillón de burócrata, el “grupo de investigación” (básicamente la policía política me estudiaba detenidamente), volví a revisar el plan de estudios. No decía Lenin, ni Trotsky, ni Ho Chi Minh: resultaban –según comentó la manicura del rector– no alcanzar los requisitos de la academia medieval burguesa porque eran “autodidactas” sin “título-habilitante”. Tampoco estaban ni Guevara, ni Hegel, ni siquiera decía Giordano Bruno. Igual, en un período de diez años, solo por probarme otras vidas posibles,, conseguí matricula en cinco universidades distintas, en seis facultades diferentes.

Estaba apurado, demasiado huérfano, sin opciones y sin dinero. A la vuelta de cualquier esquina, aparecía dos o tres veces al año, algún asesino arrepentido a contarme sus hazañas. Los cascotes del muro soviético hacían insoportables las clases y las conversaciones. Así fué como descubrí el misterioso y alucinante mundo de las librerías de canje. Cursé solo las mejores cátedras, o quizás solo “las más prestigiosas”, aunque no siempre las más lúcidas. Algunos años de política y cascotazos, tres amenazas de muerte y dos envenenamientos (con veneno), lo más interesante fueron las chicas. El ambiente universitario aún me asquea, y no ha dejado de repugnarme la pedantería y la soberbia ilustrada, típicamente ignorante y pequeñoburguesa.

Decidí entonces escribir mi propio plan de estudio. Viaje en camión, en tren, en barco, en un caballo viejo que se murió en medio del cerro, viaje en moto, en ómnibus y también viaje en el tiempo. A cada puerta que golpeaba algún recuerdo de la dictadura me atravesaba el pecho. Entonces dejé de golpear las puertas, y cerré la mía con dos llaves. Caminé otros caminos, dormí en estaciones de tren, en el rancho de Juan Javier y en una “villa miseria”. Dormí en una cárcel vacía y en el hospital de un pueblito sin nombre, donde las tilingas con apellidos notables no aparecen en el paisaje. (El nombre ‘técnico’ es Podóloga) Con el tiempo descubrí que la policía también tenia su cerrajero. Aunque sin “maquinas” y delatores, casi nunca encuentran la cerradura.

A Ricardo lo conocí en el camino, estuvo algunas veces en mi casa. Yo leía Miseria de la Filosofía en edición soviética, en un tren a la cordillera que se descarriló y casi vamos a parar al carajo. Con él también hablamos de nuestros dignos muertos. La última me regaló un videocasette de Lennon; “The John Lennon Vídeo Collection”. Una selección de vídeos y cortos privados hecha por Yoko Ono a principios de los noventas, justo antes de venderle todos los derechos de las canciones de John a Michael Jackson.

 He visto el vídeo muchas veces, y siempre me llama la atención que ‘Working Class Hero’ y ‘Mother’ no fueran incluidas en la selección de temas, aunque es la primera vez que me detengo a escribir sobre eso. La única referencia documental de actualidad, es decir luego del asesinato de John, es a la conocida como ‘Matanza de Tiannanmen’ en China. El asunto arranca con la luna de miel de la pareja, una semana en la cama, cantando con el agente de la CIA Timothy Learey rodeado de Krishnas; y termina con un momento terrible; un recorte televisivo de tres o cuatro minutos en que Lennon, vestido con un mameluco de cuero sintético rojo enfrenta al público con una guitarra que no suena en la sala, cantando ‘Imagine’ a los invitados a la cena benéfica de gala de Sir Lew Grade. Los músicos visten de negro y llevan máscaras en la nuca, suena un piano que no está en el escenario, mientras Lennon canta a un auditorio de smokings y diamantes que lo desprecia y se nota.

Los traumas de la clase obrera, –Lennon que nunca dejó de ser un británico “emigrado’ escribió “Imagina” en una mansión blanca y minimalista–, las drogas sintéticas, la muerte del pop, y la ‘Guerra de las Galaxias’, Pink Floyd y The Wall, el punk rock y la búsqueda conceptual, el orden conservador y el pasado imperial guerrerista subyacen, en el patetismo de la sociedad británica de comienzos de los ochentas. La escena es casi intemporal –es Inglaterra– y casi parece posible trasladarla al año 2150. ¿Entonces a quién le canta John Lennon?

Ricardo –cuando joven– era de la JP, y su hermano que fue secuestrado por los militares asesinos del pueblo por repartir volantes que decían: ¡Perón o Muerte!, dos años después de que Perón se había muerto, también era Montonero. En su casa hablaban un poco de inglés porque tuvieron un abuelo Irlandés, así que Daniel y Ricardo eran los que traducían las canciones de Los Beatles en el barrio.

Ricardo se fue a Paraguay y después volvió. Los padres de Ricardo eran abogados, jueces o escribanos, o quizás las dos cosas. Pensándolo bien Lennon le cantaba a Ricardo, ¿a Vietnam?, o quizás al Vietnam yanqui, y a Yoko Ono, para mí eso no es poco. Yo creo que Ricardo aprendió a tocar la guitarra con Los Beatles y Los Fronterizos, aunque siempre cantamos la que dice “solo digo compañeros…”. A las que cantaba la Mercedes Cosa no las tocamos más desde que se convirtió al De la Ruinismo, como la familia Carlotto…

Conocí a Lennon antes que a Lenin, que a Charly Garcia y Charly Parker. En el pasaje más extravagante de mis recuerdos Lennon entra en la lujosa tienda Tiffani’s y sale comiendo un Hot Dog. Mi padre había dejado un cuadro con fotografías de los primeros años de The Beatles en su habitación. Parece que las fotos venían dentro de un paquete de chocolate, y conseguir el chocolate y las fotos para completar la colección requería una buena suma de dinero, al menos eso es lo que recuerdo del asunto. Mi padre fue asesinado a los veintitrés años por los militares argentinos, asesinos de maestras y Poetas.

Mi padre fue el hijo varón de un obrero electricista nacido en Argentina de padres españoles emigrados y refugiados después de la Primera Guerra Mundial y luego de ser derrotados los movimientos populares de comienzos de los años veinte en España. Mi abuelo republicano pero argentino, simpatizante del PC, fue uno de los fundadores de la JP en su pueblo. Mi padre creció en dictadura.

Mi padre en su adolescencia, como cientos de miles de argentinos, observaba el revisionismo nacionalista y militarista con la curiosidad y la simpatía que suele despertar la novedad del discurso ‘popular’ frente al cinismo y la hipocresía oligárquica. Aún así mi padre nunca se afilió al justicialismo, sobretodo porque estaba prohibido, pero en concreto; desde el asesinato de Guevara al igual que otros cientos de miles de jóvenes latinoamericanos, comenzó a vincularse con el marxismo. Desde el año 69 con dieciséis años, fue parte de las primeras células de activistas del interior, vinculados al marxismo guevarista. Cuando fue asesinado con ráfagas de fusil ametralladora, era teniente del Ejercito del Pueblo. En el año 97, después de ser el único panelista en hablar en favor de la libertad de los presos políticos de La Tablada, en el Seminario a treinta años del asesinato del Che, en Rosario, reconstruí paso a paso los hechos siguiendo los testimonios de los vecinos y con el apoyo de dos valiosos compañeros que me ayudaron a interpretar y comprender la información. A propósito, los sujetos y sujetas que por entonces cantaban las canciones marciales del ejercito asesino, y prometían comprarse las botas de la milicia popular, trabajan desde hace años como prostitutas de comisario.

He guardado silencio y he guardado distancia, cuidadosamente he guardado la historia de mi familia y con ella, el testimonio de la lucha de nuestro pueblo, siguiendo un criterio estrictamente intuitivo y poético, esa certeza de la obligación, ese compromiso de no poner la memoria de mis muertos, que son los muertos de la revolución, en manos de mercenarios, esa poiesis, es mi vida.

En lo familiar, en lo cotidiano es donde nacen los deseos de libertad. ¿Alguna vez ocurrió de manera distinta? El arte y la filosofía lo demuestran. Bajo la cáscara de los ‘nuevos’ teoremas funcionalistas, aparece siempre la realidad alienante, pero también la oposición viva de los inadaptables. De los “Irrecuperables”. Son los anticuerpos de un cuerpo social profundamente enfermo.

Ya que ni los pastores evangelistas, ni los obispos de Wall Street, ni los grupos de “autoayuda”, ni los coliseos de palabras retorcidamente ridículas consiguen encubrirla, la frivolidad burguesa, esa inconsciencia que nos asesina, se pasea armada por los estadios de fútbol y los parques de juegos para niños; se filtra en cada músculo de la clase obrera, nos golpea en la cara, por la mirada; y comienza su diálogo con los deseos reprimidos. El sistema solo tiene para nosotros –sexo y muerte–. Hay que destruir esa frivolidad alienante y disolverla dentro de si misma.

La consciencia libertaria, la poiesis revolucionaria[1]; liberadora, es el único camino posible de regreso del hombre a la sensibilidad y al placer de la vida. La única vía de superación de la voluntad y la ‘providencia’ del dios mercancía.

Sin elegirlo, soy ahora uno entre algunos pocos, de una generación de antihéroes y anónimos combatientes revolucionarios, habitantes de los bordes siniestros de la realidad negada y mentida, en condiciones de escribir. “Los otros escriben sus excusas y nosotros nuestras razones”, esas palabras que son costumbre familiar, siempre han estado presentes en mi vida. Hasta donde recuerdo o supongo recordar, es una frase célebre de Durruti, aunque también puede haber sido del bisabuelo libanes, que una vez dijo ser anarquista, y que apenas sabía escribir su nombre y por eso le hacía escribir cartas al presidente egipcio Nasser a mi padre. Veinte años después, yo también escribía cartas. Cartas a Cuba, cartas a El Salvador, cartas a Euskadi, cartas sobre pioneros y guajiras mulatas, sobre mineros y nahuales, cartas que al regresar traían sabor a mar y palabras que aún habitan mi mente.

Todo lo que han conseguido “averiguar” de la familia, las alimañas crecidas entre las migajas de la fiesta burguesa, no es más que lo que dice el expediente de la inteligencia militar; eso ademas de las patéticas invenciones producto de su patología. Un montón de respuestas absurdas sin preguntas.

Nosotros, –en plural porque se trata de describir acciones de guerra psicológica–, los HIJOS, o mejor dicho, solo los más generosos, los más humildes, los más lúcidos, los que crecieron con sus familias obreras, los que conocieron y entendieron a tiempo la verdadera historia de su vida y del país; hemos sido acusados reiteradamente por personas insignificantes y perversas de “olvidar a nuestros padres”, cuestión que cualquier hijo puede comprender… Lo cierto es que al menos los Nosotros que seguimos haciendo lo que siempre hacemos, nunca nos prestamos al juego del poder burgués; al contrabando ideológico, al tráfico de influencias, a la mentira y la manipulación. Nosotros somos herejes; profetas malditos; latinoamericanistas, indoamericanistas, Bolivarianos. Marxistas, Martianos. Zapatistas, Leninistas, Espartaquistas, Sandinistas, Guevaristas, Castristas, antifascistas, feminist@s y libertari@s. Y también están los del Hardcore, los del Hip Hop y los de la cumbia bailantera, eso y para no aburrir digamos que todavía mucho más.

La lógica burguesa todo lo ensucia y manipula. El cariño de un hijo a un padre, de una hija a una madre, pueden corromperse, pueden comprarse y malversarse, previendo conductas y estableciendo rasgos generales de personalidad. La tarea central de la inteligencia enemiga del pueblo durante los últimos años, ha sido destruir los lazos de solidaridad entre las familias de las víctimas del terror burgués. Destruir lo que ni siquiera la dictadura había logrado destruir. La política de “seguridad global” conduce a las víctimas a la misma clase de encrucijada a la que el Estado de Israel condujo a las víctimas del nazifascismo y sus familias. Es la guerra permanente, se trata de la pacificación concertada, de la rentabilidad como medida y criterio de verdad sin justicia real, de la impunidad biológica. Se trata de la lógica Lincolniana, liberal-imperialista, según la cual no se puede mentir a todos, todo el tiempo. Se vuelve necesario –con el tiempo–, reconocer algunos datos históricos, “estadísticos”, para poder ocultar las razones de los crímenes.

Ricardo ya casi no escribe. Lo que había de fraterno y voluntarista en nuestra amistad, se lo quedó un puntero kirchnerista que lo uso para hacer una rifa. El seleccionado nacional de alcahuetes sigue de gira continental intentando explicar su cobardía y su miserable colaboracionismo. No es un pantano, es un desierto de gente sin sueños.

“¡Hay que soñar!” He escrito estas palabras y me he asustado…”

  1. Lenin. ¿Que Hacer?. 1905

abstraccione-elocuentes

Nosotros los HIJOS, –también Ricardo y el preso viejo–, somos parte de una corriente subterránea, que brota y se riega fuera de los ojos del poder, tan antigua como la esclavitud asalariada; casi completamente desconocida para los comentaristas de noticias, los burócratas y los jubilados dados vuelta. Una tradición obrera; una filosofía antagonista que combate por todos los medios a su alcance desde hace más de doscientos años contra la explotación, el iluminismo y el misticismo burgués en cualquiera de todas sus formas. Esa tradición de lucha es el Comunismo Libertario. Nuestra filosofía no es liberal, ni es idealista, sino dialéctica; es decir histórica.

Mis padres, el testimonio de su vida, y los compañeros; este Nosotros que somos; nunca permitiremos que nos extorsionen sujetos mediocres e ignorantes. Nunca permitiremos que nos involucren en su estúpida trampa. No tenemos deudas con el pasado. Somos guardianes de la memoria y la dignidad de nuestro pueblo. Nuestra vida es la prueba. La burguesía argentina es una clase criminal. No hay fortunas inocentes.

“Todos los mártires de la clase obrera son víctimas del mismo asesino, el capitalismo internacional. El alma de esos mártires solo podrá encontrar su ultimo consuelo en la liberación de sus hermanos oprimidos” Ho Chi Minh. “Le Paria”, 10 de mayo de 1923. Obras Escogidas (en inglés), T. 1. p. 52. Hanoi, 1961

PATRIOTAS IMPORTADOS, NATIVOS SIN OREJAS…

Supe hace muchos años de una polémica propiciada por mi padre a los veinte años; la cosa iba más o menos así: durante la campaña de Cámpora la dirección del Partido consideró que debían rechazarse todo tipo de prebendas de los punteros y politiqueros, lo cual resultaba según los criterios de la época, y según una interpretación posible de los textos de Ho Chi Minh, una cuestión moral… Resulta que la traducción decía ‘moral’, donde debía decir Ética… pero en todo caso, el asunto que según el tratamiento principista era incuestionable, en la práctica hacía casi imposible la política de desarrollo de organizaciones de base. Se proponía a los pobladores de las villas urbanas no recibir las chapas y las alpargatas bajo todo tipo de consideraciones de orden ‘moral’ o “táctico-estratégico”, recurriendo a ejemplos vietnamitas o cubanos, el resultado era la completa desconexión de la realidad inmediata, incomprensión de las emergencias, inoperancia política. En fin y resumiendo, al asunto lo resolvieron los secuaces de Osinde y López Rega…

“Un cura católico que ha violado a una muchacha… es menos peligroso para la democracia que un cura sin vestiduras litúrgicas, que un cura sin burda religión, un cura ideal y democrático que predique la creación de un nuevo reino de Dios. Pues es fácil desenmascarar al primero, y no es difícil condenarle y expulsarle; mientras que el segundo no es tan fácil de aislar, es mil veces más difícil de desenmascarar y ningún pequeño burgués débil y vacilante se declarará dispuesto a condenarle.”

Lenin, carta a Máximo Gorki. 14 de noviembre de 1913

 En mi casa el único peronista era el abuelo, su peronismo era silencioso y obrerista. Perón era un cínico traidor, asesino de jóvenes obreros. Aunque él nunca lo dijo y siempre votó al peronismo. Así fue como algunos de nosotros aprendimos hace mucho tiempo, que de tanto darle vueltas a los nudos todo termina roto y retorcido. Algunos nunca encuentran la red. Algunos prefieren saltar al vacío.

Ahora, otro de los nuestros se fue. Su padre y el mio fueron buenos amigos. No hay nada que pueda hacer o decir que pueda cambiar eso. Mis hermanos se mueren sin haber vivido realmente, mientras otro rehén recupera su verdadero nombre. Ahora, después del teléfono, hay un mundo en la ventana a las cinco y diez de la mañana, y aunque esa belleza dura apenas unos minutos, deslumbra ver amanecer.

El preso viejo también me dijo ese día: “es más fácil hacerse matar, a veces uno no tiene otra opción que seguir viviendo; eso es la dignidad; creo que Sendic dijo que uno se olvida de todo con el cuento de la posteridad. Pero más difícil es decirle que no al poderoso, y seguir peleando…” Así hablaba el preso viejo, y como te explico que se anuda la garganta, de transcribir estas palabras escritas en la libreta Norte n°40 de los apuntes. La ética, en la música, en el deporte o en la política, no sirve para mucho sin historia y sin futuro. Ética desde Baruch Spinosa, significa historia, y es sinónimo de política. Para mentir la política, es necesario mentir la historia… ¿filosofía?, ¿qué?.

Todo marco de realidad es si mismo contradictorio, expresión de futuro y de pasado, experiencia vital interpretada y configurada por sujetos particulares coexistiendo en un momento determinado, único he irrepetible. La enorme mayoría de los revolucionarios asesinados, secuestrados y desaparecidos, no solo no tuvo oportunidad de analizar posteriormente los acontecimientos, sino que ni siquiera tuvieron derecho a un juicio, a una defensa y un alegato en favor de su causa.

 “Sin embargo, el concepto de Verdad de Marx está muy lejos del relativismo. Hay sólo una verdad y sólo una práctica capaz de realizarla. La teoría ha demostrado las tendencias que posibilitan el logro de un orden racional de vida, las condiciones para crearlo y los pasos iniciales que se deben tomar. Ya ha sido formulado el objetivo final de la nueva práctica social: la abolición del trabajo, el empleo de los medios de producción socializados en el libre desarrollo de todos los individuos. El resto es una tarea que pertenece a la propia actividad liberada del hombre. La teoría acompaña la práctica en todo momento, analizando las situaciones cambiantes y formulando sus conceptos de acuerdo con ellas. Las condiciones concretas de la realización de la verdad pueden variar, pero la verdad sigue siendo la misma y la teoría es su guardián supremo. La teoría preservará a la verdad, aun si la práctica revolucionaria se desvía del camino recto. La práctica sigue a la verdad y no viceversa. Este absoluto: la verdad total, [o «total verdad»] es la herencia filosófica de la teoría marxista y separa, de una vez por todas, la teoría dialéctica de todas las formas subsiguientes de positivismo y relativismo.”

 Herbert Marcuse. “Razón y Revolución”

La enorme mayoría de las familias de las victimas del terrorismo burgués, nunca han tenido apoyatura política de ninguna índole, durante los últimos cuarenta años. Ni tampoco capacidad de sintesis y de reestructuración emocional y política de sus vidas. Por lo general el terror residual se ha manifiestado entre nosotros como idealismo antipolítico, retorica moralista y cristiana, y costumbres pequeño burguesas. El culto a la personalidad, a los apellidos, el tributo al mito son a grandes razgos, el resultado del Politicidio, que definimos así siguiendo a Barbara Harff y Ted Gurr: “las víctimas son definidas fundamentalmente en términos de su posición jerárquica u oposición política al régimen o a los grupos dominantes”. El politicidio argentino y latinoamericano, consistió fundamentalmente en perseguir, aislar y destruir sistemáticamente, por todos los medios al alcance de las clases dominantes y sus socios imperialistas, a los adversarios y enemigos del sistema capitalista. El resultado de esa guerra contra los pueblos supera los dos millones de muertos en los últimos cuarenta años. Ese es el Vietnam Latinoamericano.

Lennon fue hijo de la gran carnicería europea. Mi padre de la cacería anticomunista. Y nosotros los marxistas, hijos de guerrilleros marxistas, de la guerra permanente. Aceptarlo no es tan fácil como escribirlo. Sobretodo cuando uno lleva el nombre de un guerrillero, en un país que niega su condición política a los muertos de la revolución proletaria. Vivirlo tampoco es asunto fácil de escribir. Y sin embargo, ¡cuanto arribista recién entrenado!… ¡cuanto farsante escribiendo lo que otros no pueden escribir… ahora los curas hablan de Derechos y Humanos!. El cinismo es la Ley. Así; también así, se escribe la historia del universo que como pensaba Lennon está vivo y sigue naciendo.

“ la guerra de guerrilla no es sino una expresión de la lucha de masas y no se puede pensar en ella cuando ésta está aislada de su medio natural, que es el pueblo; la guerrilla significa, en este caso, la avanzada numéricamente inferior de la gran mayoría del pueblo que no tiene armas pero que expresa en su vanguardia la voluntad de triunfo. Además, la lucha de masas fue utilizada en las ciudades en todo momento como arma imprescindible para el desarrollo de la lucha; es bien importante significar que nunca en el transcurso de la acción por la liberación del pueblo vietnamita, la lucha de masas nada entregó de sus derechos para acogerse a determinadas concesiones del régimen; no parlamentó sobre concesiones mutuas, planteó la necesidad de obtener determinadas libertades y garantías sin contrapartida alguna, evitando así que, en muchos sectores, la guerra se hiciera más cruel aún de lo que la hacían los colonialistas franceses. Este significado de la lucha de masas en su carácter dinámico, sin compromisos, le da una importancia fundamental a la comprensión del problema de la lucha por la liberación en Latinoamérica. El marxismo fue aplicado consecuentemente a la situación histórica concreta de Vietnam, y por ello, guiados por un partido de vanguardia, fiel a su pueblo y consecuente en su doctrina, lograron tan sonada victoria sobre los imperialistas. Las características de la lucha, en donde hubo que ceder terreno y esperar muchos años para ver el resultado final de la victoria, con vaivenes, flujos y reflujos, le dan el carácter de guerra prolongada…”

 Cdte. Ernesto Che Guevara.  Prólogo al libro del General Vo Nguyên Giap “Guerra del pueblo, ejército del pueblo”. 1964

“…Hoy tratan de liquidar a Cuba para liquidar el “mal ejemplo” y seguramente pensando que si pudieran triunfar aniquilarían todo lo que este gobierno ha hecho, todas las conquistas sociales y a todos los representantes de este gobierno. Todos lo sabemos bien. Por eso la lucha es a muerte.(…) Por eso se debe meditar bien, se debe madurar bien la lucha, pero después de empezada se debe continuar hasta el fin. No puede haber transacciones ni términos medios. No puede haber paces que garanticen a medias la estabilidad del país. La victoria tiene que ser total…”

Discurso del Cdte. Ernesto Che Guevara “Solidaridad con vietnam del sur”. Diciembre de 1963

 Proteínas en las galaxias… Yo no sé, no encuentro nada de “moral” en la mentira.. –Yo no sé nada–, ¿o es que ya soy un experto? A veces me da por imaginar a Juan Gelman y a Galimberti en la misma mesa. ¿Cuantos se sentaron en esa mesa?. (La imagen no es muy poética). ¿O es la cáscara?, ¿o es la mascara?. En realidad esperan que nos retiremos de la política. Las ideas revolucionarias, sin la organización revolucionaria, son semillas estériles, que no dan frutos.

Es temprano y también es tarde, cuesta aceptar que para explicar la conducta de Firmenich necesiten injuriar a Santucho, a Walsh, a Guevara, a Lenin, a Marx, Engels y a todos los que los conocen… No es aceptable. Todos los populismos latinoamericanos no son otra cosa que anticomunismo.

En este instante, nada me sorprende tanto como la luz entrando en la ventana a las cinco y diez de la mañana, un ratito antes de estrellarse contra las paredes de la fabrica abandonada del pasaje Rodolfo Walsh, a un metro y medio de la realidad, en una esquina del desierto.

Escribió Víctor Serge en su hermoso y valiente libro “Memorias de un revolucionario” :

“…las grandes borrascas sociales hacen héroes y mártires incluso de los mediocres, de los ambiciosos sin escrúpulos y de los pobres diablos vacilantes…”

Todos los domingos, viene un fulano a desarmar a martillazos las paredes medio derrumbadas de la fabrica abandonada, entonces sale la vecina a barrer la vereda y hacer conjeturas sobre mi vida privada o la de cualquier otro; con quien sabe quien, sin ningún interés en pasar desapercibida. Después vienen los evangelistas (son cinco; tres son policías) y cantan y gritan: Serpiente!! Arrepiéntete!!, “rechaza la sabiduría, desprecia el método científico… cómprate un Volkswagen…” y todas esas cosas que dicen.

Conocí a un tipo (aunque no me lo contó él, –porqué esas cosas no se dicen a menos que sea necesario–sino otra persona de la JP de su máxima confianza, a quién conozco muy bien desde niño), que le preguntó a Firmenich en una entrevista privada, qué tenía para decir sobre las acusaciones en su contra, en especial las que provienen de sus ex subalternos de distintas jerarquías: el entrevistado inmediatamente amenazó con asesinarlo.

Yo no sé que piensan los policías evangelistas sobre John Lennon. Ni siquiera conozco el nombre de la vecina. No hay vínculo y por lo tanto no hay relación posible. A veces nos despierta el mismo ruido. A veces nos maltrata el mismo clima. A veces, pero solo a veces, mi vecina tiene que aceptar que yo también estoy en este mundo y que sin embargo –su mundo– me resulta patético e insufrible.

Mi amigo el preso viejo se murió del todo hace un par de años, sin decirme nunca ni una palabra sobre Lennon. Yo creo que para hippie había leído demasiado demasiado a Trotsky, y para peronista era demasiado inteligente para morir por Perón. No creo que nunca en su vida haya tenido el pelo más largo de dos centímetros. Antes de irse me contó como sobrevivió y como vió morir a su mejor amigo en la tortura. Y con eso es suficiente, quien haya tenido alguna vez un buen amigo entiende lo necesario sobre este asunto. Aunque para mi vecina, mi viejo amigo nunca existió, o en todo caso, sigue de excursión por la Unión Soviética.

No sé –exactamente– cuantas hojas tiene mi expediente, pero si sé que no lo escribe el comisario de la seccional. No sé –exactamente aún– cuantos agentes me ‘acompañan’ ahora. En la gestión anterior eran mucho más que dos. Claro que los de la unidad básica Evita-Los, también aportan sus “detectives”.

“Sus prédicas confusionistas y mesiánicas, que aunque pretenden situarse en el plano de la lucha económica, apelan en realidad particularmente a los factores raciales y sentimentales, reúnen las condiciones necesarias para impresionar a la pequeña burguesía intelectual.(…) La pequeña burguesía, sin exceptuar a la más demagógica, si atenúa en la práctica sus impulsos más marcadamente nacionalistas, puede llegar a la misma estrecha alianza con el capitalismo imperialista. El capital financiero se sentirá más seguro, si el poder está en manos de una clase social más numerosa, satisfaciendo ciertas reivindicaciones apremiosas y estorbando la orientación clasista de las masas,(…) La pequeña burguesía es, sin duda, la clase social más sensible al prestigio de los mitos nacionalistas. ”

“Punto de vista Antiimperialista”. José Carlos Mariátegui. Lima, 21 de mayo de 1929

 Una vez en estos años, le pregunte al obispo que se había disfrazado de superhéroe para un carnaval: ¿para quien trabaja la policía? El cura no dijo nombres, cambió la pregunta, dijo: “para defender la justicia y la democracia...” ¡Que elocuentes son las abstracciones!, ¿no es cierto? ‘Tragedias’ y ‘asesinos misteriosos’. ¿Para quien trabaja el obispo? Es una pregunta sencilla: ¿para dios o para el gerente de la petrolera? O sea ¿lo mismo? ¿Para qué necesita el humilde ciervo de dios el sueldo de un juez federal?, ¿dios dirige la nueva formula del apocalipsis Bergoglio-Trump?

Hay muchas preguntas que todavía no sé. No sé que entienden los del coro de policías cantores de los domingos por ‘felicidad’, y en realidad tampoco me interesa saberlo. No sé si el pastor de la iglesia de esos enfermos mentales trabaja de juez federal o de narcotraficante, aunque perfectamente podría hacer ambas cosas. Lo único que sé, es que odian su condición de clase y se avergüenzan de ser esclavos, lo cual les resulta imposible de asumir; asunto por el cual también me desprecian, ”como debe ser”.

Lo único que la policía político-religiosa realmente “sabe” –en la práctica– es que no me avergüenza mi condición de hijo de la clase obrera, y que deben despreciar y repudiar por “hábito ciudadano” todo lo que tenga algo que ver con “el comunismo”. Eso, todo revuelto y mezclado al estilo Mirtha Legrand con lo que dicen el cura, las vecinas más retrogradas y mal cogidas; Pedro Saborido y también otros payasos imbéciles del mismo barrio aunque sin talento; que no es lo mismo, pero es igual.

¿”Posteridad” es cuando te hacen un póster? ¿El póster coleccionable del señor Horacio Verbitsky también es de una foto carnet a los veinte años?

Súper Chango

La Oficina Revolucionaria Galáctica

(ORGa)

HIJOS

Red Mundial

PD: Cartucho El Chucho trajo algunos papeles a ultima hora y los agregó abajo. Dice que son para el disfrute de l@s niños, niñas y adolescent@s de todas las edades… (osea que es Para todo el “público” que le dicen, que serían los que aplauden, los que tiran pedos y también los que se duermen en el sillón).

  montoneros

“Es menester discriminar entre lo que es el capitalismo internacional de los grandes consorcios de explotación foránea y lo que es el capital patrimonial de la industria y el comercio. Nosotros hemos defendido a este último, y atacado sin cuartel y sin tregua a los primeros. El capitalismo internacional es frío e inhumano; el capital patrimonial… representa la herramienta de trabajo de hombres de empresa. El capitalismo internacional es instrumento de explotación, y el capital patrimonial lo es de bienestar; el primero representa, por lo tanto miseria, mientras el segundo es prosperidad…”

Juan Domingo Perón. Discurso del 21 de octubre de 1946

”Doctrina Peronista”. Bs. As., 1948, pág. 120, Varias ediciones

 “…Hoy ha caído en esa lucha, como un héroe, la figura joven más extraordinaria que ha dado la revolución en Latinoamérica, ha muerto el Comandante Ernesto Che Guevara. Su muerte me desgarra el alma porque era uno de los nuestros, quizás el mejor: un ejemplo de conducta, desprendimiento, espíritu de sacrificio, renunciamiento. La profunda convicción en la justicia de la causa que abrazo, le dio la fuerza, el valor, el coraje que hoy lo eleva a la categoría de héroe y mártir…”

 Escrito por Alicia Egúren de Cooke

Firmado “Juan Domingo Perón”. 24 de Octubre de 1967

 “..Ya no se trata sólo de grupos de delincuentes, sino de una organización que, actuando con objetivos y dirección foráneos, ataca al Estado y a sus Instituciones como medio de quebrantar la unidad del pueblo argentino y provocar un cáos que impida la reconstrucción y la liberación en que estamos empeñados. Es la delincuencia asociada a un grupo de mercenarios que actúan mediante la simulación de móviles políticos tan inconfesables como inexplicables. (…)

 El aniquilar cuanto antes este terrorismo criminal es una tarea que compete a todos los que anhelamos una patria justa, libre y soberana, lo que nos obliga perentoriamente a movilizarnos en su defensa y empeñarnos decididamente en la lucha a que dé lugar. Sin ello, ni la reconstrucción nacional, ni la liberación serán posibles.”

Juan Domingo Perón. Enero 1974

montoto

 “…Compañeros, tras ese agradecimiento y esa gratitud puedo asegurarles que los días venideros serán para la reconstrucción nacional y la liberación de la nación y del pueblo argentino. Repito compañeros, que será para la reconstrucción del país y en esa tarea está empeñado el gobierno a fondo. Será también para la liberación, no solamente del colonialismo que viene azotando a la República a través de tantos años, sino también de estos infiltrados que trabajan de adentro, y que traidoramente son más peligrosos que los que trabajan desde afuera, sin contar que la mayoría de ellos son mercenarios al servicio del dinero extranjero…”

 Juan Domingo Perón

Discurso del 1 de Mayo de 1974

 FIRMENICH: JULIO DE 1977

 “…A fin de octubre de 1975, cuando todavía estaba el gobierno de Isabel Perón, ya sabíamos que se daría el golpe dentro del año.(”Proceso de Reconstrucción Nacional”) No hicimos nada para impedirlo porque, en suma, también el golpe formaba parte de la lucha interna en el Movimiento Peronista. Hicimos en cambio nuestros cálculos, cálculos de guerra, y nos preparamos a soportar, en el primer año, un número de pérdidas humanas no inferior a 1500 bajas. Nuestra previsión era ésta: si lográbamos no superar este nivel de pérdidas podíamos tener la seguridad que tarde o temprano habríamos vencido. ¿Qué sucedió? Sucedió que nuestras pérdidas han sido inferiores a lo previsto. En cambio, en el mismo tiempo la dictadura se ha desinflado, no tiene más vía de salida, mientras que nosotros gozamos de gran prestigio entre las masas, y somos en la Argentina la opción política más segura para el futuro inmediato.”

Mario Eduardo Firmenich a Gabriél García Márquez, para “L’Expresso” de Italia (9 de julio de 1977). Citado en “Montoneros. Final de cuentas” de Juan Gasparini. (1984) Edición Ampliada. Ed. de la campana, Bs. As. Pág. 89 (1998)

RODLFO WALSH -CUATRO MESES- ANTES

“…Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror. Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio.

Más de siete mil recursos de Hábeas Corpus han sido contestados negativamente este último año. En otros miles de casos de desaparición el recurso ni siquiera se ha presentado porque se conoce de antemano su inutilidad o porque no se encuentra abogado que ose presentarlo después que los cincuenta o sesenta que lo hacían fueron a su turno secuestrados.

De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite en el tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez días según manda una ley que fue respetada aún en las cumbres represivas de anteriores dictaduras. (…) Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de exterminar a la guerrilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.”

Rodolfo Walsh.“Carta abierta de un escritor a la junta militar” 24 de marzo de 1977

 nino-de-belen-diciembre-76

MARIO ROBERTO SANTUCHO -UN AÑO- ANTES

“…En poco más de tres meses la Dictadura Militar de Videla, lanzada desenfrenadamente a la represión contrarrevolucionaria, ha acumulado una cantidad tal de crímenes como no hay memoria en toda la historia nacional, anunciándose al mundo como régimen fascista altamente sanguinario. Más de 16.000 detenidos, torturados salvajemente en su casi totalidad; centenares y acaso miles de secuestrados, muchos de ellos asesinados luego de ser sometidos a las más bárbaras torturas, y el resto alojados en cárceles clandestinas instaladas a veces en los propios cuarteles del ejercito opresor, donde se los somete semanas y meses a continuas torturas. Intensa movilización represiva en el campo y la ciudad; ocupación militar de zonas, constantes pinzas y rastrillos: tales son las formas en que el enemigo se lanza a la calle en su desesperado e inútil intento de aniquilar a las fuerzas guerrilleras y dominar al pueblo por medio de la implantación del terror.

Un río de sangre separa al pueblo argentino de los militares asesinos

Pero esta incalificable acción ultrarrepresiva […] abrió un profundo cauce de sangre que dividió definitivamente a nuestra sociedad en una gran mayoría obrera y popular, unida en su justo odio al ejercito opresor, y una ínfima aunque poderosa minoría constituida por las altas clases explotadoras nucleadas en torno a la oficialidad asesina.[…]

Situación actual y perspectivas

La activa movilización represiva del enemigo y la profundidad de la crisis económica con sus dramáticas consecuencias de despidos, desocupación y caída catastrófica del nivel de vida, han provocado un reflujo en la lucha de la clase obrera y el pueblo. Porque agobiada por la crisis, la comunidad proletaria se debilita en un primer momento; se desdibuja la fábrica como centro combativo, aparece el fantasma del despido ante los sectores más débiles de las masas, y la inmensidad de los problemas personales y familiares (alimentación, vestido, educación, salud, vivienda) presiona a cada obrero a buscar soluciones personales inmediatas. Sumado a ello el peso de la represión, configuran las causas del actual período de reflujo. Contrariamente a lo que se podría deducir superficialmente, una crisis tan profunda como la actual, en condiciones como las de nuestra patria de desarrollo aún incipiente de las fuerzas revolucionarias, no es favorable para la movilización de las masas, no estimula sino desalienta la lucha reivindicativa proletaria.”

M. R. Santucho. “Nuestras tareas en el período de reflujo”

El Combatiente n° 224. 14 de Julio de 1976

 abstraccione-elocuentes-2

  DECOROSO

 – ¿No se expuso la vida de mucha gente?

 – …Nosotros tuvimos la decisión política de resistir hasta el final, podíamos haber podido tomar la decisión política de no resistir. Esto es lo que hay que discutir, si es correcto o incorrecto. Yo creo que fue correcta la decisión y que fue moralmente la única que podíamos tomar, después de iniciada la lucha. No hubiera sido moralmente legítimo iniciar la lucha en el año ‘70 y en el año ‘77 decir: “No, como se puso muy fea, ahora nos borramos”. No era decoroso, eso no es consistente. Nosotros tuvimos una decisión que la tomamos desde el primer día, desde que se funda la organización. No en vano teníamos una consigna “Perón o muerte” al principio [de la dictadura de Videla], y luego “Patria o muerte”…”

Texto de una entrevista de Felipe Pigna a Mario Firmenich

http://www.elhistoriador.com.ar/entrevistas/firmenich

 SIMPLEMENTE…

“…Nosotros hacíamos un análisis de situación… en que simplemente, hay tres estadios de correlación de fuerzas “globales”, de equilibrio, o si uno tiene la SUPREMACÍA, de ofensiva estratégica y si uno está en DESVENTAJA de defensiva estratégica… (…) nosotros tipificábamos una situación como la del 73 como de EQUILIBRIO ESTRATÉGICO. Pensábamos que un repliegue de la dictadura sería un retorno a una situación de equilibrio estratégico…” ( La ‘argumentación’ es una falacia; ésta es una caracterización “militar”, no política; fundada en tesis del siglo XVIII; que solo son aplicables en un teatro de operaciones concreto, a una situación de guerra “de frentes” o guerra “de trincheras”, en un plan de combate de ejércitos regulares, en que se disputa “territorio”, no posiciones de fuerza. Debe notarse que Guevara y Santucho, se han citado solo dos ejemplos, existen muchos más en ningún caso utilizan estas categorías sino caracterizaciones políticas como flujo y reflujo, etc. )

 (Otra) Entrevista televisiva de Felipe Pigna a Mario Firmenich Programa de tv “Lo pasado pensado”, canal 7 de Argentina (2006)

[1] Praxis, en griego antiguo, significa acción de llevar a cabo algo, pero una acción que tiene su fin en si misma y que no crea o produce un objeto ajeno al agente o a su actividad. En este sentido, la acción moral –al igual que cualquier tipo de acción que no engendre nada fuera de si misma– es, como dice Aristóteles, praxis; por la misma razón, la actividad del artesano que produce algo que llega a existir fuera del agente de sus actos no es praxis. A este tipo de acción que engendra un objeto exterior al sujeto y a sus actos se le llama en griego, poiésis, [de “poien” «los griegos llamaban Poien al “hacer” devuelto a la pureza de su aparición original, a la totalidad».] que literalmente significa producción o fabricación, es decir, acto de producir o fabricar algo. En este sentido, el trabajo del artesano es una actividad poética y no práctica. En verdad, si quisiéramos ser rigurosamente fieles al significado originario del termino griego correspondiente, debiéramos decir ‘poiésis’ [poesía] donde decimos praxis, (…) nuestro termino ‘praxis’ no coincide con su significado originario en griego, (…) el termino ‘poesía’, lejos de abandonar su significado originario de producción o creación lo presupone necesariamente.…” Adolfo Sánchez Vázquez. “Filosofía de la Praxis”. Libro n° 37, pág. 18. Colección Socialismo y Libertad. https://elsudamericano.wordpress.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s