NOTAS SOBRE “LA CULTURA DE LA MUERTE”

KONKRET 4 para imprimir

KONKRET 4

File: Konkret 004: 20/12/2016

Decíamos en una nota anterior[1]

“Hay además, otros elementos particulares de la realidad actual sobre los que debemos detener nuestra mirada, religiones de narco-psicópatas y cultos criminales. Bandas y ‘logias’ de banqueros que han desarrollado su propia estructura paralela al Estado, desde hace décadas. Los casinos y los barrios privados, las escuelas militarizadas o religiosas, las formas asociativas deportivas, todas esas y muchas otras, son expresión de la voluntad “social y política” de un insignificante número de sujetos enajenados y perversos. Modelo de conducta masivo.”

En primer lugar remarcamos, siguiendo una tesis que hemos explicado reiteradamente, que en la actualidad se desarrolla una guerra mundial de características totales, que hasta el momento ha sido descripta como “guerra de cuarta generación” o “guerra de control social”:o “4° Guerra Mundial”.[2] En esta guerra está en juego la supervivencia de dos terceras partes de la población mundial y la futura posibilidad genética de reproducción de la existencia natural a todos los niveles.

Las sociedades secretas ocultistas, ‘iniciáticas’, preexisten al movimiento comunista, podríamos situar históricamente su germen en los mercenarios religiosos conocidos como “Templarios”, o “cruzados”. Los rosacruces herederos de los  antiguos custodios del poder y el botín de los “guardianes del templo”, dieron “santuario” a los asesinos de todas las guerras. Su relación contradictoria con la iglesia oficial romana tiene casi diez siglos.

La “teosofía”, el “estudio de religiones comparadas” es la invención histórica de un reducido circulo de nobles aventureros en decadencia, aristócratas burgueses, piratas, “nuevos ricos”, “evangelizadores” y genocidas, descreídos de “la Providencia”.

Dentro la situación ideológica que intentamos describir, puntualizaremos el marcado carácter metafísico, nihilista, anti-comunitario, anti-racionalista, ‘gnóstico’, de las sociedades secretas iniciáticas postmodernas, –presentado también según las variantes culturales locales– como neo-anarquismo putchista “consejista”, (Anonymous, el anarquismo pinochetista, anarquismo “nacionalista”, JAVU, el activismo anti-indigenista, machista y antifeminista, etc.), es uno de los resultados directos de una gran operación de acción psicológica-ideológica continua, instrumentada y coordinada por la inteligencia franco-estadounidense (inmediatamente acabada la II° Guerra), y más tarde OTANista, financiada y alentada sin interferencias por los Estados, directa e indirectamente

En muchos casos, tal como se explica siguiendo el análisis de grandes volúmenes de correspondencia capturada por ciberactivistas entre 2008-2011, se trata de estructuras informales y de sujetos ligados directamente al paramilitarismo, a partidos institucionales, y a iglesias de todo tipo, como en México, Brasil, Perú o Colombia, encubiertas y custodiadas por el poder del Estado como en Israel, Honduras o Paraguay, (solo son ejemplos conocidos). Lo mismo puede apreciarse con la ‘emigración’ de cubanos, y venezolanos en Miami, o en los grupos de choque del fascismo chileno oficialmente “institucional”, la red de complicidades y “conveniencias” es tan grande, que sin lugar a dudas podrían incluirse organizaciones como Rotary y Lions Internacional en esos entramados de intereses y prácticas  conspirativas enajenadas, por lo general de carácter neo-fascista, elitista, “pastoral”, disciplinatorias, “anti-políticas”.

La inteligencia francesa (pero también la alemana), en los años sesentas, era la de mayor experiencia en las ideas revolucionarias de izquierda, y según se sabe, todos los agentes conocían la historia reciente de las revoluciones y de la resistencia antifascista. Casi sin excepción, todos los franceses, italianos, alemanes, polacos, austríacos, húngaros rusos o españoles nacidos durante la II° G. M., tenían algún familiar directo involucrado en las pasadas revoluciones y contrarrevoluciones del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Esa “experiencia” contrarrevolucionaria ha alcanzado en su forma contemporánea, lo que podríamos definir como una autentica “cultura”. Cultura  y política se unen ahora en una (o varias) criminal cultura de la muerte, donde “el sacrificio”, “la virtud” y la “voluntad”, hacen referencia a asesinatos programados, sacrificios ‘rituales’ políticamente planificados y delimitados por la prensa masiva; y a un maniqueísmo pagano pre-moderno, con envoltura y terminología “ovni”, Nazi, patafísica o pseudo científica. Dentro de esta descripción podríamos incluir desde “The Simpson’s” o el animé japonés, a las telenovelas “de exportación”,(desde “Dallas” y “Dinastía” a las novelas turcas o hindúes). Desde los videojuegos, el portal de noticias de Yahoo.com, facebook o YouTube a la pornografía “amateur”.

Se conoce un número muy importante de casos en que los antiguos torturadores de la derecha latinoamericana, se convirtieron en curanderos, o lideres de congregaciones iniciáticas y cultos ritualistas paganos.

Su modernos grupos de choque son casi por condición, jóvenes pobres, semianalfabetos y drogadependientes. el claro ejemplo de esto son “las maras” o los “ejércitos narcos”, ”los custodios”, las bandas para-policiales, las “autodefensas” y las agencias de “seguridad ciudadana” o “privada”.

La despolitización de la sociedad civil y la masiva difusión de drogas sintéticas, el desarrollo de los proyectos MK. de la CIA, el “Proyecto Marginalidad” y el desarrollo de armas biológicas y pandemias como el “MK Pandora” fueron entre  muchos otros, instrumentos y mecanismos de un gran plan contrainsurgente de carácter global, puesto en marcha desde comienzos de los años cincuentas del siglo XX, y en especial una vez culminado el proceso de reconstrucción de Europa ‘occidental’, luego del «Plan Marshall».

Los objetivos estaban orientados especialmente a desmontar los “Estados de Bienestar”,(Welfare State) en especial y en primer término en Estados Unidos, Inglaterra y en toda Europa. Esos planes de guerra de “baja intensidad” fueron desarrollados inmediatamente y sin oposición política en EE.UU. luego del asesinato de J. F. Kennedy; se trataba a la vez de la contraparte y de la estrategia alterna, a la “Alianza para el progreso”. En ese mismo plan estratégico la inteligencia militar estadounidense incorporó la experiencia y los planes neocolonialistas franceses y alemanes a la planificación del pentágono.

Se nos exige ahora, incluso públicamente, que reconozcamos “el heroísmo” de los soldados reclutas de un ejercito fascista, que practicaba un juego de guerra en las islas Malvinas. Al respecto, y como ejemplo decimos que se trata de una situación histórica comparable con otras: de tal modo que se puede afirmar que existían ex combatientes republicanos entre los soldados reclutados como miembros de la “División azul” del ejercito fascista de Francisco Franco, pero que sin embargo, eso no significa reconocer que los oficiales fascistas fueron, son o serán héroes de nada. ¿Héroes del fascismo?, la historia de los pueblos se encarga permanente-mente de poner en el lugar que se merece su triste y patético recuerdo.

La oficialidad asesina del ejercito de la oligarquía argentina nunca será reivindicada por sus víctimas. Y el caso es que –les guste o no a los agentes-gerentes de la tecnocracia de la CIA–, el conjunto del pueblo argentino es su víctima; y lo sabe. Dicho eso, diremos al mismo tiempo que es completamente falsa e interesada la afirmación de algunos periodistas ligados a los gobiernos anteriores, de que la decisión del “Estado Mayor Conjunto” de comenzar la aventura criminal de Malvinas fue producto de la acción de inteligencia de un pequeño grupo de activistas peronistas “Montoneros” capturados como rehenes en la EXMA durante la última dictadura.

La resistencia obrera y de todo “el pueblo” a la dictadura fue lo que determinó la decisión política del régimen. La ocupación de Malvinas o un imaginario conflicto fronterizo con Chile, o Brasil, fueron tomados como hipótesis en las escuelas de guerra de las fuerzas armadas argentinas desde la década de los años treintas.

Podríamos afirmar siguiendo un razonamiento lógico, que en el período marcado por la muerte de Ernesto Guevara, es decir 1967 y hasta 1974, la situación general del movimiento revolucionario sudamericano fue de ofensiva. El subperíodo más destacable podría situarse entre la elección de Salvador Allende para el cargo de Presidente del gobierno del Estado en Chile y el retorno de Juan Perón a la Argentina.

Los golpes militares en Chile, en Uruguay, y la muerte de Perón, alteraron las correlaciones de fuerzas, en grados y de maneras que era imposible ponderar por entonces. Sin embargo la lucha no estaba en ningún modo decidida, y las contramedidas ultrarepresivas del gobierno peronista, resistidas heroicamente por el pueblo argentino, serían apenas el preludio de la cacería y de la locura contra-revolucionaria. Sabemos bien desde entonces que la guerra permanente es una guerra cruel y despiadada contra el pueblo pobre; contra los más indefensos, los más humildes, y contra todas sus formas de representación y de organización política. Las fuerzas armadas argentinas nunca han cumplido otra tarea que servir de instrumento de la política burguesa.

Una planificación ahora global que incluye en nuestros días proyectos como el desarrollo de inteligencia artificial no humana o ‘súper humana’ en el ámbito militar. ‘Planificación’  de la dominación, la explotación y el saqueo de los bienes comunes. “Planificación” en muchísimas otras áreas de investigación muy avanzada. Sus desarrollos, sus métodos de investigación y sus resultados permanecen completamente ocultos a la sociedad civil.

 

TEOCRACIA ESOTÉRICA y “GOBIERNO MUNDIAL”.  Definiciones mínimas

“OBEDIENCIAS” Y ‘COFRADÍAS DE ADEPTOS’  (cuyas actividades “convergen”)

Para describir el funcionamiento “tradicional” de estos órganos clandestinos, observaremos sin profundizar el ejemplo de la francmasonería, en la cual según se conoce, dos corrientes de sentido contrario deben sostener a la ‘Iglesia nacional’ (religión ‘sincrética’, ‘Iglesia Universal’); una de lo Bajo hacia lo Alto: o Baja Masonería;democrática’, sincretista y concurrencial; ‘proletaria’. Y otra, de lo Alto a lo Bajo: o Alta Masonería; nacionalismo cultural, dirigismo intelectual y religioso; ‘noble’. Ambas coinciden en su culturalismo antimaterialista inmanentista.

 

‘CONGREGACIONES INICIÁTICAS’

El “Arquetipo Social” (un libro de Saint-Yves d’Alveydre; ‘Gran Iniciado’) le da un nombre a su jefe: el Primado o “Ideócrata” (los tecnócratas, o “cuadros” de los cuerpos civiles o privados, sirven a la Ideocracia):

“Por esta expresión entiendo: Iglesias nacionales: la totalidad de los cuerpos docentes de la nación, sin distinción de ciencias ni artes, luego las Universidades laicas, las Instituciones de todos los cultos reconocidos por la ley nacional, comprendida la francmasonería, desde las ciencias naturales de la geología y a astronomía y las ciencias humanas de la antropología y las teologías comparadas, hasta las ciencias divinas de la ontología y la cosmogonía. Esta totalidad de los cuerpos docentes de cada nación es lo que se llama la iglesia nacional.” (Saint-Yves, “Misión de los Soberanos”, 1882, ps. 433-434).

Entre la “Iglesia Universal” u “Orden Cultural de las Naciones” y sus “Iglesias nacionales”, se insertan las Ordenes imperiales. Pero ¿qué son? Saint-Yves escribió:

“Estas ‘ordenes’ se abrirán, tras largos exámenes, a todos los laureados de las Iglesias nacionales. Estos laureados son los que en su país hayan pasado por toda la jerarquía de exámenes nacionales y proseguirán en otro lugar los estudios especiales reservados para la Iniciación” (Saint-Yves “Misión de los Soberanos”, p. 435).

El “hombre universal” de los francmasones y otras cofradías, es una antigua representación gnóstica y cabalística que ‘diviniza’ a “la humanidad”, pero no interpretada como noción genérica universal, sino como un ser único con existencia real. De ese “espíritu” emana la “Virtud” o “Don”. El pretendido evolucionismo cientificista “iluminista” en realidad no sincrético sino sintetizado, junto al antiguo misticismo herético, heredado por los aristócratas románticos a la joven burguesía en ascenso, es sin embargo un culto ritualizado de las ‘religiones comparadas’, la “magia” y otras innumerables técnicas de “control mental”, de sugestión y manipulación de la conciencia, y guarda un lugar privilegiado para las “ciencias” Herméticas, la suprema de las cuales es la “Teurgia”, es decir, las ‘relaciones’ con los “espíritus”.

En las altas sociedades secretas la Iniciación desempeña un papel determinante para el acceso a las altas funciones públicas. Los ‘Sabios’ y los ‘Grandes Elegidos’ son la Autoridad en la enseñanza político-social del esotérico Gobierno del mundo, conocen la “tradición secreta” reservada a los Iniciados. Se ha dicho que M. Bakunin; sin ser un Iniciado; sin embargo se cuenta entre los “Grandes Elegidos” de los francmasones y otras las logias ocultistas.

Los francmasones también utilizan otros términos como “Consejo” o “consejismo”, pero ese uso se refiere a una élite de nuevos “amos” plutócratas. El ‘Consejo’ de “magos” o “brujos”. Algunos analistas afirman luego de analizar su biografía, que Stalin fue cuando menos Iniciado en una sociedad secreta mística orientalista.

¿QUE PIENSAN LOS MULTIMILLONARIOS QUE PIENSAN POR USTED?

Ese poder en las sombras es la encarnación del nuevo orden mundial. El poder detrás de la OTAN y las armas nucleares, el poder detrás de los “jefes de Estado”. Representa a la “aristocracia burguesa” mundial. En ciertos casos su discurso incluye términos como “revolución” (que define en la práctica a la contrarrevolución),‘meditación’,‘conocimiento’, etc. Esta cosmovisión elitista aristocrática transnacional empalma –históricamente– con el misticismo oscurantista monárquico y medievalista. Bilderberg es la prueba concreta de esa confluencia “ideológica” de intereses. Las simpatías nazis del príncipe heredero de la corona de Inglaterra, y las declaradas relaciones directas entre grupos de poder como Rothschild, Rockefeller o Ford con los regímenes más criminales del siglo XX, ejemplifican históricamente las nuevas xenofobias: el anti-arabismo, el anti-africanismo, y el anti-latinoamericanismo europeo y norteamericano.

No existe duda que una acción conjunta entre las estructuras del vaticano, el sionismo y la élite corporativa transnacional, representada claramente por la figura de Donalt Trump, cuenta con la acción de estos grupos conspirativos y sus lealtades construidas por complicidades en crímenes y estafas, producto de la guerra permanente contra los más pobres, los más débiles y todos aquellos que no tienen capacidad de defenderse, y contra todas sus formas de representación y de organización política.

Asistimos a una edad trágica, las declaraciones del nuevo presidente Estadounidense y la entrada a la Casa Blanca de la “Santa Alianza transnacional”, solo es comparable histórica-mente con la entrada de los nazis al Reichtag. Es un Momento de No Retorno de la civilización humana sobre el planeta. No es casual la insistencia de los intelectuales burgueses de todo grado y jerarquía, en retornar a Nietzsche, a Kierkegaard o a Heidegger. Negar la verdad histórica como fundamento de la realidad social. El universo de la filosofía neofascista encuentra en el egoísmo su fundamento individualista. El “súper hombre” es el alter ego del banquero de Wall Street, es el “burgués universal”. El relativismo culturalista y el misticismo son expresión de su fracaso como sistema.

Fútbol y religión, curas y milicos, Opera y basura mainstream esas son las propuestas culturales del capitalismo. Se trata ahora, luego de la “modernización neopopulista”, de poner ‘en funciones’ a las fuerzas armadas y a la iglesia romana. La Santa Alianza transnacional patrulla sus dominios de sur a norte con Bergoglio y Trump como líderes de la ofensiva apocalíptica.

Su ‘lógica’ (irracional) es por naturaleza anti-comunitaria, antihumanista: por tanto antisocialista y anticomunista. Ahí es donde converge con “el nacionalismo” del siglo XX más vulgar y criminal. Desprecia la sensibilidad, y el compromiso racional y emocional con la existencia. Eso es, a grandes rasgos, lo que en estas notas definimos como “Cultura de la muerte”. Nuestra tarea es combatirla por todos los medios posibles.

Comisión Semilla

Oficina Revolucionaria Galáctica
(ORGa)

HIJOS
Red Mundial

[1] La realidad es concreta”, Konkret: 8/10/2016.

[2] Véase 7 piezas sueltas del rompecabezas mundial”, Sup., Marcos. Ediciones del Frente Zapatista de Liberación Nacional. 1997.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s