OCTUBRE de Serguéi Eisenstein (1928)

Entre los muchos preparativos en curso para la celebración del décimo aniversario de la revolución de los sóviets, el gran Serguéi Eisenstein (1898-1948) –director de ‘El acorazado Potemkim’ (1925)– filmaba ‘Octubre’, proponiéndose realizar un fresco abarcador de las jornadas que jalonaron el proceso revolucionario de 1917.

Para ello, se valía de los textos del periodista y revolucionario John Reed (1887-1920) que aparecían en ‘Diez días que estremecieron al mundo’ pero, sobre todo, de los testimonios de los propios protagonistas de aquella epopeya social y política, filmando en los ‘escenarios naturales’ de los hechos que se proponía narrar.

Quiso la historia que un suceso nefasto –para el cine, para la URSS y para el mundo– ocurriera simultáneamente a la filmación y al estreno del filme de Eisenstein: el ascenso al poder ruso de José Stalin, quien se encargó personalmente de ordenar la reedición de la película que pretendía celebrar la revolución, lo que retrasó el estreno.

Especialmente, Stalin tuvo la precaución de borrar a León Trotsky de los escenarios en las horas decisivas de octubre de 1917 o tergiversar su rol en aquellos momentos, e incluso haciéndose colocar él mismo en el sitio y en la hora de las decisiones clave, junto a Lenin, cuando lejos estuvo del centro álgido del proceso revolucionario.

Nada empaña, sin embargo, la grandeza cinematográfica de ‘Octubre’ y hasta su valor histórico, más allá de la censura que el stalinismo aplicó sobre la película en su intento monstruoso de reescribir la historia de la revolución soviética a gusto del propio Stalin. Reescritura que, incluso, alcanzó a Reed y a su libro.

Estamos ante el primer y aún más grande acercamiento artístico a la revolución que protagonizara la clase obrera de una de las naciones más vastas de la Tierra, marcando a fuego un siglo en el que nunca se apagó del todo –a pesar de los esfuerzos stalinistas y de la burguesía– la llama de la esperanza de emancipación entre los desposeídos del mundo.

La película estrenada finalmente en 1928 se estructura en cinco partes cronológicas, entre febrero y octubre de 1917: la formación del gobierno provisional de Kerensky tras la caída del zar Nicolás, el intento contrarrevolucionario del general Kornilov, las disensiones internas entre mencheviques y bolcheviques, la toma de poder y el poder de los sóviets.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s