EL SIONISMO HA MATADO A MAZAN AL MAGHREBI

Por Ramón Pedregal Casanova / Resumen Latinoamericano

4 de mayo de 2017.-

Apenas 12 días antes del aniversario de la Nakba, de la Catástrofe, de la matanza y expulsión del pueblo palestino por los grupos armados terroristas de Israel, los que formaron el llamado ejército de Israel, al día siguiente de quedarse con más de la mitad de la tierra de Palestina en 1948, apenas 12 días antes del aniversario el sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi, prisionero que estaba en libertad y se unió a sus compañeros en la huelga de hambre por la Dignidad y la Libertad, por Palestina.

El sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi.

Las declaraciones del ministro del interior sionista y otros advertían de la intención del régimen que se situa al margen del Derecho Internacional, del régimen que es la excrecencia que tras la Segunda Guerra Mundial, con la creación de la ONU, se dijo que se ponían las bases para que no volviese a reproducirse, que se ponían las bases para que no pudiese desarrollarse otra vez el monstruo, para que excrecencias como esa no pudiésen hacernos volver al camino de la guerra. Pero hubo quienes mientras firmaban el documento maniobraban para retener a Palestina como base de su dominación en Oriente Medio, y así dieron cauce al sionismo, envuelto en mitología, en religión y propaganda de una tierra para un pueblo que no existía. Por detrás empujaban los intereses neocoloniales del mundo financiero sionista.

El sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi.

¿Cómo estarán hoy las calles de Jerusalén, de las ciudades y pueblos de Cisjordania, de su Ramalla, de Gaza?. La huelga de hambre de los prisioneros y prisioneras de Palestina continúa en su décimo octavo día. Ayer se sumaron otros 53, todos los días aumenta la cifra de los 1500 que comenzaron. Fuera de las cárceles sionistas, donde se practica la tortura aprobada por ley por los administradores fascistas del ente, también va creciendo el número de huelguistas. Las televisiones, las emisoras de radio, los periódicos, por lo menos en España, son un muro como el que construye la empresa sionista con la premeditación y alevosía de los gobiernos que se comprometieron a poner las bases para la paz, el muro de hormigón en torno a los pueblos y ciudades palestinas; sus intoxicadores no dejan saber nada de lo que ocurre para mentir al unísono y hacer verdades de sus mentiras repetidas.

El sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi.

Mazan era un prisionero liberado, que había salido de la prisión sionista en tan malas condiciones de salud y con tanta fortaleza ética que no podía sino sumarse a la huelga de hambre por la Dignidad y la Libertad. Su ejemplo, su martirio, como dicen palestinos y palestinas, da nuevas fuerzas a la razón de la lucha por los Derechos Humanos y la Libertad de Palestina a los 70 años de la Nakba. La nueva generación, los y las jóvenes disponen de una fuerza renovada que ni Trump ni Abbas pueden hacer desaparecer con sus reuniones y documentos acordados, los secretos y los públicos, mientras alcanzamos los 70 años de segregación racial, apartheid, millones de refugiados, empobrecimiento extremo que el pueblo palestino, generación tras generación siempre en lucha, ha tratado de evitar, y huelgas de hambre como la actual, hasta la muerte.

El sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi.

Numerosos prisioneros y prisioneras que sufren diversas enfermedades han tenido ya agravamientos que les pueden llevar a la muerte, como a Mazan. Tan sólo salvarán su vida si la movilización general en el mundo, que en Palestina no ha parado desde el día 17 de Abril, la denuncia y la presión a los gobiernos y los organismos internacionales ponen freno al sionismo y le obligan a cumplir con el Derecho Internacional, base esencial para el establecimiento de la paz. Hay que romper el muro que son los medios informativos deformantes para que puedan activarse las conciencias. Hace falta la atmósfera bajo la que el sionismo se vea como la ideología y la práctica que es, la que condenó la ONU en su resolución 3379, que se dice lo siguiente: “el sionismo es una forma de racismo y discriminación racial”.

El sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi.

De puertas adentro los asesinos también tiemblan por más que voceen los gerifaltes del régimen

contra la huelga de los prisioneros y prisioneras. Sus intentos de romper la huelga organizando maniobras de desgaste mediante el robo de pertenencias, asaltos a las celdas en altas horas de la noche, sustracción del agua y la sal que toman los prisioneros y prisioneras, torturas, cambios diarios de muchos de ellos de prisión para agotar sus pocas fuerzas, o hacer de “poli bueno” dejando pequeñas concesiones para algunos y algunas, ponen de relieve su inquietud. A ello suman la represión de las manifestaciones con fuego real y todas las bombas de gas. La batalla les altera. El silencio con el que ataca esa parte de su ejército, los medios informativos, intoxicadores y deformantes, son otra muestra más de su malestar ante la voz unida de Palestina y la solidaridad.

El sionismo ha matado a Mazan al Maghrebi.

Las fuerzas de ocupación sionistas han distribuido a las agencias de viaje la prohibición de llevar turistas a Belén, en Cisjordania, donde además el 15 de Mayo, aniversario de la Nakba, prohíben la entrada a toda Cisjordania, obligando a presentar solicitudes de los visitantes para así controlar e impedir el paso a quienes puedan ser solidarios con la causa de Palestina en fecha tan señalada. En las redes sociales también se batalla multiplicando los llamamientos y las razones, los títulos que se generalizan son “Huelga por la Dignidad”; “Agua y Sal”; “Apoyo a los Prisioneros y Prisioneras”; y, “Prisioneros de la Libertad”.

Mazan ha muerto por la Dignidad y la Libertad de Palestina, que es también nuestra. La solidaridad le dará larga vida.

Llamado de solidaridad a la comunidad internacional por las y los presos palestinos en huelga de hambre

Por Valeria Fariña.

4 de mayo 2017

“Como dijo Ho Chi Minh, la voluntad del hombre es inquebrantable. Pueden aplastarnos, pueden matarnos, pero no pueden quitarnos la voluntad de resistir”, manifestó Husni Abdel Wahed, Embajador de Palestina en Argentina.

Junto a un vaso de agua y sal, símbolo de respaldo y acompañamiento a la huelga de hambre que están realizando las presas y los presos palestinos, el Embajador palestino Husni Abdel Wahed, realizó una Conferencia de Prensa en Buenos Aires, este pasado 2 de mayo.

La “Huelga por la libertad y la dignidad”, convocada por uno de los líderes palestinos más emblemáticos, el diputado Marwan Barguti (encarcelado desde hace 15 años), tuvo inicio este pasado 12 de abril; fecha reconocida como el “día del preso”.

Actualmente, más de 1.500 “combatientes por la libertad” sostienen la huelga de hambre, “y sólo beben agua y sal, para poder sobrevivir”, afirmó el Embajador Husni.

El representante diplomático explicó que el encarcelamiento de palestin@s, “es un tema delicado y sensible que involucra a toda la población, independientemente de su lugar de residencia”. Desde los inicios de la ocupación sionista, fueron encarcelados más de 850.000 palestinos, “esto significa que no hay familia que no haya vivido la experiencia de la prisión”, reveló Husni.

“Los israelíes imponen su voluntad por encima del derecho internacional”, denunció Husni. A tal punto, que niños y  niñas son enjuiciados y encarcelados con tan sólo 12 años de edad. Incluso muchos de esos niñ@s, conocen a sus padres en la prisión, “ya que sus progenitores estaban encarcelados cuando nacieron sus hijos”, reveló el Embajador palestino.

Además recordó que cualquier palestino puede ser llevado a prisión sin cargo alguno.  Esto habitualmente sucede con las “detenciones administrativas”, en las que palestinos y palestinas son sometidos a juicios militares sin derecho a defensa de ningún tipo, y son condenados a prisión durante 6 meses renovables.

“Estos son los niveles actuales de aberración”, denunció Husni.

Por otra parte, Husni rememoró la primera huelga de hambre realizada por los presos palestinos en el año 1969, que le costó la vida a un huelguista. Y recalcó, “Esto es un ejemplo de la voluntad de lucha y resistencia que tuvo y tiene nuestro pueblo “.

Este 4 de mayo, se dio a conocer la triste noticia, que alertaba el Embajador unos días atrás: el sionismo asesinó a Mazan al Maghrebi, prisionero que estaba en libertad y se unió a sus compañeros en la huelga de hambre.

“La voluntad de sostener la huelga de hambre, es inquebrantable”.

Mejorar la situación dentro de los centros de detención, aumentar las visitas de los familiares y terminar con la política de aislamiento y detención administrativa, son los reclamos actuales de los y las presas.

“Nadie está exigiendo su libertad individual”, puntualizó Husni. “Esta es la lógica que las potencias no pueden comprender”.

Husni también denunció que los soldados israelíes en estos últimos días, “estuvieron cocinando en lugares próximos a los presos, en un estéril intento por quebrar la voluntad de lucha de los pres@s”.

Pero “nuestros compañeros, están dispuestos a continuar la huelga de hambre, hasta las últimas consecuencias”, alertó el representante palestino.

Por último, el embajador Husni hizo un llamado internacional para rechazar la política criminal del sionismo y convocó a reforzar la solidaridad con los pres@s palestin@s, “Mantenerse en silencio hoy, es ser cómplice”.

Saludo-homenaje a los presos y presas

Finalmente, todas y todos los presentes en la Conferencia de Prensa realizada en la Embajada de Palestina, se unieron a la convocatoria de Husni Abdel Wahed.

En un emotivo saludo que enviaron a las presas y los presos palestinos, l@s participantes bebieron un vaso de agua con sal, adhiriendo a la lucha por la libertad y la dignidad.

“Quisiera enviarles no sólo un saludo solidario, no sólo abrazarlos  y rogar que este abrazo cruce el mar, cruce las murallas  y entre a cada una de las celdas, sino también decirles que celebramos este gesto de dignidad de los presos político palestinos”, dijo el Presidente del Comité Argentino de Solidaridad con el Pueblo Palestino.

Y agregó: “Al mundo le hacen falta muchos gestos de dignidad como éste,  y que muchos pueblos se levanten. Es hora de luchar todos unidos, para terminar con las prisiones, y para hacer del mundo, un lugar que sea para los humanos. Agua y sal para los compañer@s”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s