EL TIGRE BLANCO [Beliyy Tigr] (en video)

Argumento

Frente del Este, fines de la Segunda Guerra Mundial, las fuerzas soviéticas van expulsando al enemigo de la Madre Patria con un terrible costo en vidas y material. Un batallón de soldados soviéticos conducidos por el comandante Fedótov (Vitali Kíshchenko) encuentran en los rellanos de un bosque varios tanques T-34 destruidos recientemente. Cuando intentan despejar el camino remolcando uno de ellos, se dan cuenta de que algo al interior de este traba la maniobra, al abrir la escotilla del conductor se encuentran con un tanquista (Alekséi Vertkov), gravemente quemado, pero vivo. Lo llevan a un hospital donde se recupera milagrosamente de sus terribles quemaduras; pero su memoria no recuerda ni su nombre ni su origen, pero que en el transcurso ha adquirido, al recuperarse, especiales capacidades de percepción.

Al ser interrogado, el tanquista sin nombre recuerda la existencia de un tanque alemán pintado de camuflaje invernal al que llaman “Tigre blanco” y que ha destruido a toda su unidad.

Al tanquista, quien no recuerda su nombre, se le asigna un nombre provisorio: Iván Naydiónov (Iván el Rescatado). Fedótov al conversar con él le comunica que puede conversar con los tanques y que el Tigre Blanco está esperándolo en algún lugar del extenso bosque. Los oficiales soviéticos lo creen loco, no le dan crédito y sugieren mandarlo a un sanatorio mental, pero Fedótov intuye que lo que dice Naydiónov es totalmente cierto.

Fedótov informa a sus superiores del caso y se concluye que el tanque enemigo es real, y que se trataría de un tanque Panzer VI Tiger Ausf. B, no solo es superior en velocidad, artillería y blindaje, sino que opera en solitario diezmando a las fuerzas a su paso y deciden preparar un tanque T-34 potenciándolo para que destruya al Tigre blanco. El T-34 potenciado incluye a Naydiónov como suboficial al mando, el mejor artillero disponible, Kryuk (Aleksandr Vájov) y a su mejor apuntador, Sharípov (Guerásim Arjípov).

Se prepara una emboscada en un lugar del bosque en el cual Naydiónov intuye que está escondido su enemigo ofreciendo un tanque T-34 como carnada mientras que el de Naydiónov es colocado en una fosa y camuflado. El final es desconcertante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s