OSCAR LÓPEZ RIVERA ES LIBERADO LUEGO DE 36 AÑOS

Óscar López: Mi espíritu, dignidad y honor están incólumes
Telesur

En 1981 el independentista puertorriqueño fue detenido por la Oficina Federal de Investigación (FBI). El “Mandela latinoamericano” es el preso político más antiguo del mundo.

Oscar López Rivera nació en 1943 en Puerto Rico. Fue veterano en la Guerra de Vietnam defendiendo la bandera de EE.UU., donde fue condecorado por su valor en combate. Tras su retorno a Chicago, lugar de residencia de su familia, se integró a la lucha y defensa de los derechos de los puertorriqueños.

Fue un organizador comunal destacado y como parte de sus intentos para mejorar las condiciones de vida de su comunidad participó en actos de desobediencia civil y de militancia pacífica.

En 1976 se integra a la lucha clandestina en favor de la independencia de Puerto Rico como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

En 1981 fue capturado por el Oficina Federal de Investigación (FBI, por su sigla en inglés) acusado de “conspiración” y por pertenecer a las FALN. Al momento de su captura reclamó para sí la condición de “prisionero de guerra”, amparado en el Protocolo I de la Convención de Ginebra de 1949, que reconoce tal condición en caso de personas detenidas en conflictos y luchas contra la ocupación colonial.

De acuerdo con el protocolo, un prisionero de guerra no puede ser juzgado como un criminal común, mucho menos si la causa de tal procedimiento descansa en actos relacionados con su participación en una lucha anticolonial.

El reclamo fue ignorado por el Gobierno de EE.UU. que le condenó a 55 años de prisión federal. Luego de fabricarle en prisión un caso de intento de fuga, la pena impuesta se convirtió en una sentencia de 70 años, 12 de los cuales los pasó en aislamiento total.

López cumplió 36 años en la cárcel. Es el único de los 13 militantes del FALN arrestados en aquellos años que sigue cumpliendo condena.

El ex presidente estadounidense Bill Clinton en 1999 le ofreció un indulto condicional. La oferta fue ofrecida a 13 miembros que aceptaron, pero López Rivera la rechazó. Para él la oferta presidencial incluía la condición de cumplir 10 años más en la cárcel con buen comportamiento.

López no se arrepiente:

“Mi experiencia había sido fatal los primeros 18 años en la cárcel y pensaba que sería imposible salir con buen comportamiento después de todo lo que me habían hecho”.

El 18 de junio de 2012, el Comité de Descolonización de la ONU aprobó una resolución promovida por Cuba, como lleva haciéndolo los últimos 30 años, en la que pedía que se reconozca el derecho a la independencia y autodeterminación de Puerto Rico e instaba a la liberación de los independentistas prisioneros en Estados Unidos.

El proyecto de resolución había sido apoyado por Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela, y fue adoptado por consenso por el Comité. El gobierno de EE.UU. hizo caso omiso a la resolución.

¿El Mandela de este tiempo?

La causa de la liberación de Oscar López Rivera ha sido apoyada por artistas como Calle 13, Andy Montañéz, Chucho Avellanet, el cineasta Jacobo Morales, así como intelectuales, dirigentes políticos y sociales de Puerto Rico, América Latina y el mundo.

Quienes respaldan a López comparan su caso con el del ex presidente sudafricano Nelson Mandela, detenido por un gobierno al que se consideraba ilegítimo.

El presidente venezolano Nicolás Maduro, también se refirió a López como “el Mandela de este tiempo, su único delito fue querer la independencia de Puerto Rico (…) Está sometido a los peores vejámenes, es el Mandela latinoamericano”.

Oscar López Rivera será excarcelado este miércoles 17 de mayo, tras pasar los últimos meses en la condición de arresto domiciliario en San Juan, Puerto Rico.

Familia de Oscar López Rivera cuenta las horas para verlo en su país

Por: Nydia Bauzá/Primera Hora

La familia de Oscar López Rivera “no ve la hora” en que sean las 8:00 de la mañana del miércoles para que pueda caminar libremente por la tierra que tanto ama.

Tan pronto el prisionero independentista sea liberado del grillete que le colocaron las autoridades federales y se dé por cumplida su sentencia, López Rivera, de 74 años, tendrá un desayuno privado para compartir con sus familiares y allegados, algunos de los cuales hace mucho tiempo que no ve.

“Cada día que se va acercando la hora cero y el corazoncito mío se agita más. Ya me parece ver salir a Oscar de la casa de Clarisa caminando sin ninguna restricción… Cuando lo vea no sé cómo voy a reaccionar porque es algo que hemos soñado tanto tiempo”, dijo con voz entrecortada Aracelis Lugo López, la sobrina mayor de López Rivera.

“Yo creo que lo primero que él va a decir es ‘llévenme al mar, vamos a caminar’. Es que yo me lo imagino. El mar y las mariposas son temas que él siempre tocaba en la mayoría de sus cartas y en sus pinturas”, sostuvo Lugo López, a quien llamaron Babi cuando la familia residía en Chicago.

“Me imagino que eso le daba tanto sentido de espacio y de libertad. No veo la hora en que sea miércoles”, añadió.

Babi detalló que la familia extendida de Oscar, que reside en San Sebastián -como ella- y en otros puntos de la Isla, está tan deseosa de verlo que se hospedará desde mañana en un hotel en San Juan, para llegar tempranito a la tan esperada cita de López Rivera con la libertad.

“Nos vamos a quedar en un hotel en San Juan para asegurarnos que en la hora cero, estemos allí. Nos citaron temprano y ese momento, tengo que vivirlo completito”, expresó la sobrina, quien le llevará a su tío un café artesanal de Lares. “Como él es bien cafetero, como nosotros, le llevo ese café que sale en un barrilito”, sostuvo.

López Rivera, a quien se considera el último prisionero de la llamada Guerra Fría, ha cumplido 35 años en prisiones estadounidenses.

En 1981 fue arrestado y posteriormente, convicto de conspiración sediciosa por sus vínculos con el grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional.

Habrá fiesta también en Pepino

Oscar López Rivera será recibido por su gente, los pepi-nianos, que le darán la bienvenida a su pueblo el sábado, 20 de mayo.

Mientras, más adelante, en el verano, será la fiesta en el barrio Aibonito Guerrero, donde nació.

“Mucha gente que no es independentista estuvo en el movimiento de excarcelación. No tengo duda de que el pueblo lo recibirá. Hay gente y familia que hace mucho tiempo que no lo ha visto”, expresó el alcalde de San Sebastián, Javier Jiménez, del Partido Nuevo Progresista.

El pasado 17 de enero, luego de una intensa campaña de excarcelación, que se prolongó por varios años y en la que participaron figuras internacionales, López Rivera fue indultado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Tras haber cumplido 35 años y ocho meses en instituciones carcelarias estadounidenses, el 9 de febrero de este año, López Rivera arribó a suelo borincano para extinguir los últimos 97 días de su condena en arresto domiciliario en la casa de su hija Clarisa. Desde entonces, ha estado bajo la supervisión del Negociado Federal de Prisiones.

Con la agenda llena

17 de mayo: Este miércoles, a partir de las 3:00 p.m., el pueblo podrá compartir con López Rivera en una fiesta pública en la Plaza de la Convalecencia en Río Piedras.

18 de mayo: Oscar parte temprano para Chicago parar ser recibido por los boricuas de la Division Street, donde pasó sus años mozos y juventud.

19 de mayo: Regresará a la Isla.

20 de mayo: La bienvenida le toca al pueblo de San Sebastián de Las Vegas del Pepino, que lo vio nacer hace 74 años. Será recibido por el alcalde Javier Jiménez, y familiares y allegados le prepararán un acto de 11:00 a.m. a 2:00 de la tarde en el Sala Municipal, que ubica en el casco del pueblo. En la actividad se espera que López Rivera pronuncie un mensaje.

28 de mayo: López Rivera cerrará la jornada del grupo 36 Mujeres X Oscar, en el Puente Dos Hermanos en San Juan, movimiento que en los pasados cuatro años lideró junto a otros grupos, la campaña de excarcelación del puertorriqueño.

8 de junio: El acto de bienvenida será en el Hostos Community College en Nueva York.

11 de junio: A López Rivera se le dedicará el Desfile Puertorriqueño en Nueva York.

17 de junio: Fungirá como el Gran Mariscal en la Parada Puertorriqueña en Chicago.

En 1904, el presidente Theodore Roosevelt declaró que los Estados Unidos tenían el derecho de intervenir en los asuntos internos de América Latina.

En sus propias palabras, esto significaba que: “Si algún país de América del Sur se comporta mal debía ser castigado”. Todos los presidentes que le sucedieron, en mayor o menor medida, han continuado ejerciendo su derecho, percibido a través de una región que es a menudo conocida como “El Patio Trasero de Estados Unidos”.

Después de más de 400 años de dominación colonial española, en 1897, a Puerto Rico se le dio el derecho de gobernar sobre sus asuntos.

Sólo cinco meses más tarde, España y los EE.UU. fueron a la guerra. Después de derrotar rápidamente a los españoles, las fuerzas estadounidenses ocuparon Puerto Rico. En 1900, los estadounidenses le dieron a Puerto Rico su propia Cámara de Representantes. Sin embargo, el Congreso de EE.UU. retuvo el poder de hacer caso omiso a los dictámenes de los legisladores de Puerto Rico. El presidente Theodore Roosevelt recomendó entonces que los puertorriqueños se convirtieran en ciudadanos de Estados Unidos.

A pesar de la abrumadora oposición de los legisladores de Puerto Rico, en marzo de 1917, el Congreso de Estados Unidos decidió que todos los puertorriqueños serían ahora ciudadanos estadounidenses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s