Crítica Social, Latinoamérica, Solidaridad

LA CIENCIA DEL EJEMPLO por Gino Straforini

TATU Argentina

*

LA CIENCIA DEL EJEMPLO

por Gino Straforini
Propuesta Tatu Argentina
30 de mayo, 2018

El lunes estuve en la salíta prácticamente toda la tarde, cerré las puertas de la misma a las 21 hs.

Parecía al comienzo que el cielo se venía abajo, no fue tan así claro, subí al techo y pude tapar con plásticos y ladrillos las bocas de subidas eléctricas, por las cuales se nos entraba el agua al llover; así me encontré con que teníamos algunas chapas mas, sobre el actual techo que, nos servirán para el techo del primer piso.

Tomé café, ordene medicamentos y, una serie de cosas que estaban pendientes, al menos por mi parte, vinieron unas cuantas mamás sobre todo a buscar Ibuprofeno para las fiebres de sus hijos y a firmar libretas.

Al irme, ya estaba bastante oscuro, caminando hacia “El Ombú” a la altura de la canchíta, se me acercaron 12 niñas, digo 12 por que las conté, les pregunté sobre sus escuelas, comportamiento y otras yerbas y, que debían irse a esa hora a su casa; ellas decidieron acompañarme al menos esa cuadra, por que según ellas, estaba muy oscuro, creo que ninguna de ellas, superaba los 10 años, entonces pensaba, al fin tengo mi equipo de seguridad para cuando se me hace tarde en el barrio.

En “El Ombú”, siempre hay que esperar el famoso colectivo, el cual da la vuelta a una cuadra de la parada, no había nadie, al ratito llegó una joven de unos 24 años, quien me dijo Hola Gino, sin saber muy bien quien era, la salude y, entablamos una corta conversación :

¿Se acuerda Ud. de mi?

– No, te veo cara conocida pero no se de donde eres.

Vivo aquí, en la otra cuadra, soy de este barrio, no del 14.he ido varias veces a la salita, he sido atendida por las médicas y, siempre me encantó lo que hacían y, pensé que yo también podría, entonces definí estudiar medicina, me hubiera gustado estudiar para médica, pero no puedo, mi familia es muy pobre, entonces definí estudiar para enfermera, cuando egrese veré si puedo seguir.

– Que bueno, ¿y donde estas estudiando?

– En Glew, allí hay una escuela oficial para enfermeras, se acuerda que hace unos años le pregunté a Ud. sobre mi carrera?

– Y, en que año estás?

– Tercer año, a fin de año ya termino.

–  Que alegría, felicitaciones, entonces puedes venir a dar una mano en la salíta cuando quieras y puedas.

– Muchas gracias, lo tendré en cuenta pero, gracias por el ejemplo, gracias a Uds. pronto seré enfermera.

Esa tarde, me tomé todo el café, disfruté la salíta, escuché a Inti Illimani como se hace en los barrios, a todo volumen, me sentí feliz de mis guardaespaldas y, aun hoy, sigo disfrutando de la charla con esa joven maravillosa que llegó caminando por las calles de barro hasta la parada del colectivo.

Un bello día.

 

Medicos de Cuba

 

SUBVERSORES MORALES

por Gino Straforini

 

Desde mi opinión, a partir de la crisis de los países del llamado socialismo real que, golpeó seriamente la construcción de las fuerzas de izquierda y las fuerzas revolucionarias; si bien estas últimas no eran para nada pro soviéticas, sino de un socialismo nuevo, muy latinoamericano y, tomando a Mariátegui, “ni copia ni calco”, vivimos una crisis de alternativas para los pueblos y, terminamos siempre optando entre mas de los mismo o lo menos malo.

Cuando irrumpieron las dictaduras cívico-militares en el continente, no solo produjeron una derrota militar a las fuerzas revolucionarias, sino que interrumpieron el traslado generacional de la experiencia política; la imposición de los modelos neoliberales, dejaron una crisis de ideas a la izquierda en general; hablamos de ideas que reúnan a la gente, donde el pueblo se encuentre, alrededor o compartiéndola; la izquierda no puede sobrevivir sin ideas, no puede sobrevivir adecuándose a las coyunturas que le imponen los distintos modelos capitalistas. La derecha, no necesita de ideas; la derecha hasta puede girar al centro, mientras que la izquierda, cuando gira al centro, deja de ser izquierda.

Otro problema es la disputa por los “espacios de poder” y, en ello, el sistema nos impone un calendario electoral dentro de una llamada democracia que, nos lleva muchas veces a alianzas espurias que, nos producen un desgaste inmenso, alianzas que en la mayoría de los casos, son solo electoreras y, entonces, donde esta el poder?, esta realmente en el presidente electo, esta en el parlamento?, cuando los presidentes de nuestra naciones deben obedecer a los dictados del mundo financiero internacional, cuando los sindicatos como representantes de la clase obrera, solo pueden “negociar” cada tanto paritarias y, siempre en condiciones inferioridad, dado que si le parece mal a la empresa, cierra, se va del país y deja miles y miles de desocupados, con un costo social enorme. Hoy, el verdadero poder, es el poder económico, y cuando éste domina, la democracia es una falacia.

Sin embargo, la democracia como tal, no esta en discusión, pareciera que es intocable, que es perfecta, tan perfecta como la justicia, cuando todos sabemos que la justicia es injusta; podemos plantearnos el análisis de la democracia y que comprendemos por ella.

Gobiernos progresistas y de izquierda que han pretendido cambiar las cosas, cambiar la correlación de fuerzas y, disputar seriamente el poder, son bloqueados, amenazados, intervenidos etc. etc., entonces, donde esta para la izquierda hoy el verdadero poder, o hay dudas que en la gente, el poder esta por abajo, el poder esta en el pueblo mismo; aunque el pueblo hoy no vea alternativas a estas democracias económicas. No podemos ser parte del capitalismo humanizado, ni del humanismo burgués que lava su conciencia con un bolsón de comida cada tanto, mientras mantiene a los mas pobres sometidos, sometidos a la sub ocupación, sometidos a casi no tener salud, ni alimentos, ni vivienda, ni educación, ni, ni .

La publicidad, es la que inventa y crea la necesidad, la supuesta necesidad, es la que nos lleva a un mundo consumista sin sentido, el discurso político, el mensaje, los medios, todo nos lleva para que ganen ellos y, nos motivemos solo para adquirir cosas o, al menos soñemos con tenerlas en el futuro; nos venden futuro que nunca llega, esfuérzate y tendrás todo, mientras no llegamos a fin de mes y, nos cuesta alimentar nuestros hijos, terminamos en un hospital sin insumos, sin equipamiento adecuado, con falta de profesionales y, el que nos atiende, lo hace estando de guardia 24 horas, nuestros hijos van a la escuela pública, casi abandonada por el estado, mientras ese mismo estado subsidia las escuelas de los mas pudientes. Entonces como entendemos la democracia?

En realidad, vivimos una dictadura “placentera”, la del consumismo, esa que nos lleva a una deshumanización tan grande que lo importante hoy es el celular y no un niño que pide en la calle, así nace la radicalización del YO, el individualismo, la competitividad con el otro y, el sueño de ser pudiente.

Una democracia, según la definición antigua, es el gobierno del pueblo, para el pueblo y por el pueblo, en las actuales democracias, esta ausente precisamente, el pueblo. Cuando los pueblos se cansan de esperar y producen drásticas rebeliones, dentro del sistema, entonces ellos se plantean, que cambie algo para que todo siga igual. ¿Y entonces qué?,

Debemos ser subversores morales, de esos que abren trocha nueva. Debemos ser buscadores consistentes de coherencia, entre lo que se piensa, se dice y se hace, entre las palabras y los actos, entre las teorías y las prácticas. Debemos ser nosotros quienes tengamos la capacidad de interpretar y comprender al pueblo y, no pretender que éste nos comprenda a nosotros, si que éste nos mire como ejemplo, para con el tiempo incorporarse a nuestros proyectos, a nuestros sueños, debemos sembrar nuestros corazones en el pueblo o, como dice la canción “ como abrir el pecho y sacar el alma”.

La mejor forma de enseñar y trasladar lo aprendido, es con el ejemplo y nosotros debemos aprender a confiar en los valores del pueblo, procurando que el pueblo hable mas que nosotros; debemos superar al colonialismo intelectual y, así construir metodologías nuestras que, den cuanta de una visión propia de la realidad de nuestros pueblos; ellas permiten que dialoguen, el saber popular y el saber científico, por que incorpora en este proceso de construcción del conocimiento el “ NOS” que tanta falta nos hace hoy y, nos permite construir una ciencia transformadora, comprometida, militante y con raíces.

Debemos ir al pueblo a aprender, mas que enseñar, debemos ascender a la clase popular, es ella la que conoce la realidad y la que tiene las claves, los valores, la historia que nos permita rehacer nuestro lugar en el mundo. Por ello, al pueblo no se baja, todo lo contrario, se sube y, no solo se sube, se respeta, confiar en los valores del pueblo, solo así podremos reconstruir la confianza del pueblo en si mismo, así adquirirá una actitud activa ante sus propios problemas, sus propias reivindicaciones.

Debemos trabajar en la superación de los sectarismos, reconociendo al OTRO como agente de cambio en una construcción colectiva, debemos sobrepasar el espontaneismo, planificar los objetivos, las metodologías, las consigna etc. etc. para una transformación social.

No podemos tener solo buen discurso, no podemos tener solo buenas intenciones, no podemos ser hijos del proletariado que fue un estudiante rebelde y, deje de serlo para convertirse en un profesional burgués que para adquirir los símbolos de prestigio de la burguesía tiene que vender su conciencia a cambio de una elevada remuneración. Por ello, nuestro inmenso respeto a los profesionales comprometidos con el pueblo, que tienen raíces en el mismo pueblo pobre, que comparte su sabiduría, que es solidario y, colabora en la construcción de una vida mejor.

Hoy, debemos trabajar por la dignidad de los pueblos, orientados por el amor al prójimo en una íntima relación entre pensamiento y acción, teoría y práctica, en una acción comprometida con los humildes; debemos cada uno de nosotros/as ser Subvertores morales abriendo nuevas trochas, para ir construyendo día a día un mundo digno, para terminar con la cotidianidad que palpamos, con la pobreza generada por el sistema, con los niños que mueren sin llegar a vivir, en los que mueren de hambre y enfermedades antes de los tres años, los que nunca llegan a las escuelas, los que deben mendigar desde pequeños y, ellos es violencia y, lo que es mas grave, es violencia institucional que, se gesta diariamente en los que no tienen vivienda digna, ni luz, ni agua, ni caminos, ni hospitales; esa violencia es la prostitución, el alcoholismo, las drogas, son las lacras sociales provocadas por la miseria.

Debemos seguir avanzando, en el compromiso con el pueblo, en la praxis, en la reflexión y la generosidad.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Reciba las publicaciones por Email

Follow EL SUDAMERICANO on WordPress.com
El Fanzine de la Comisión Semilla
El Blog de Silvio Rodríguez
El sitio Web de Silvio Rodríguez http://zurrondelaprendiz.com/

Enlace Zapatista

Radio de Nicaragua

MAPUEXPRESS

Tortilla con Sal

A %d blogueros les gusta esto: