Filosofía, Historia Política, Libros, Mitos y fabulas, Teoría Política, Viejas costumbres

ASALTO A LA RAZÓN por Georg Lukács

UN NUEVO ASALTO A LA RAZÓN

*

LEER Y DESCARGAR ESTE LIBRO AQUÍ

*Asalto a al razón

En 1953, el filósofo húngaro Georg Lukács, publicó su libro “Die Zerstörung der Vernunft”, que en castellano fue traducido con el título “El Asalto a la Razón. La trayectoria del irracionalismo desde Schelling hasta Hitler”. En este texto Lukács demuestra, de manera bastante convincente, como muchas de las escuelas filosóficas que se generaron en Alemania entre los siglos XIX y XX, y que muchas de ellas se hicieron famosas y generaron a su vez otras escuelas en muchos países, y a las que él asocia con el calificativo de “irracionalistas”, fueron preparando, lenta y concientemente, el paso a lo que sería el culmen irracional del nazismo y sus consecuencias devastadoras. En este texto Lukács no pretende, y lo aclara perfectamente, hacer creer a sus lectores que la filosofía, por sí sola, es responsable exclusiva de la llegada de Hitler al poder y de la decadencia de la sociedad alemana y mundial que permitió el paso a éste y a la locura que se generó con la Segunda Guerra. Sí pretende, y a juicio tiene razón, demostrar que los filósofos que en sus escritos y actos renegaron y atacaron por diferentes causas la razón, la idea de progreso, la ciencia y toda la herencia de la Ilustración, dando paso a filosofías cada vez más bizarras y las ideas más absurdas, tienen una cuota de responsabilidad en la relativa facilidad con la que el nazismo se instaló en la sociedad alemana.

Lo que Lukács demuestra a lo largo de las 707 páginas de la edición castellana de su libro es que la filosofía que predominó en la mayor parte del siglo XIX y la parte del XX hasta la llegada del nazismo es que no fue, por ningún motivo, la filosofía de Hegel y Kant, la de Marx o el pensamiento claro de Goethe, sino otra filosofía: una filosofía que en muchos escritos de varios autores pregonó la intuición como conocimiento o incluso como sustitución del conocimiento; una filosofía que más que un ejercicio intelectual de interrogación fue una apologética indirecta del capitalismo; una filosofía que fue una contraposición y una negación de cualquier filosofía o pensamiento dialéctico, al grado de negar la posibilidad de la resolución de un problema, cualquiera, y con ello la imposibilidad de conocer, y todo con el propósito, confesado o no, de escapar de cualquier respuesta positiva. Una filosofía, además, que no se comprometía con nada: ni con la religión, ni con Dios, ni con el pensamiento, ni con la reflexión, con el afán, confesado o no, de obtener seres sometidos en una pasividad social total que sirva a los “iluminados”, sean estos “grandes pensadores” o artífices de la política imperialista alemana. Evidentemente, para tal filosofía, la idea de compromiso social, de responsabilidad de uno con los demás simplemente no era concebible. Y lo que empezaron unos el fascismo lo termina y lo lleva a un plano más alto, con las consecuencias ya por todos sabidas.

En suma, en el libro de Lukács, se demuestra que la filosofía predominante en Alemania en esos años es la filosofía de la ausencia de la responsabilidad con los demás, de la idea de la imposibilidad de conocer con razón si esto implicaba una respuesta positiva entendida esta como la generada por el conocimiento racional: la filosofía del sometimiento general a unos cuantos. Una filosofía, que Lukács demuestra, hará de los nazis en el período anterior a la guerra, un gran favor por qué todo ese pensamiento irracional se reflejó en todos los niveles de la sociedad alemana de entonces, empezando por el educativo.

Y es además, agrega Lukács, una filosofía irracionalista que acaba siendo acorde a las necesidades del particular desarrollo alemán en la forma en que esa sociedad pasó de los mini-feudos al capitalismo y la unificación. Y es también una filosofía irracionalista que acaba siendo del agrado de muchos que fuera de Alemania la ven como un auténtico dique contra lo que en ese momento es percibido como la gran amenaza comunista.

En resumen: la filosofía irracionalista que predominó en Alemania hasta la llegada del los nazis fue la filosofía necesaria que una forma social y económica necesitaba para consolidar el capitalismo y ponerse al nivel de las otras potencias europeas.

Discite moniti”, escribe Lukács en la introducción. “Discite moniti”: saben que están ustedes advertidos, escribe Lukács para decirnos que tenemos que estar atentos a que los nuevos irracionales que defienden en nombre de la intuición y de “otro conocimiento” de cosas absurdas pueden llevarnos, aunque quizás a muchos les parezca inconcebible, a una nueva situación desagradable porqué el fascismo en general no ha desaparecido y este se nutre precisamente de todos los irracionalismos que niegan cualquier idea que venga de la razón y del conocimiento científico en particular y de la herencia de la Ilustración en general.

Los nazis no dudaron en su momento, es bien sabido, en utilizar el sistema judicial y legislativo de la República de Weimar para justificar sus ataques, defender sus absurdas propuestas y darle el golpe definitivo a moribunda democracia alemana. Incapaces los cuestionados esotéricos de presentar algo más que el “a mi me funciona”, no dudan en buscar la manera de “cerrarles la boca” (o impedir que sigan escribiendo) a quienes no comulgan con sus alucinaciones ridículas y los cuestionan como los farsantes que verdaderamente son.

Discite moniti”: que la actitud fascista de cancelar un debate de ideas por la vía judicial continúe en el establecimiento de una dictadura global dependerá de muchas cosas, históricamente hablando, como en su momento el fascismo se adueñó de muchas naciones. Pero en la situación actual, con el empobrecimiento generalizado de la población, con el ataque a que constantemente son sometidos el sistema público de enseñanza y el sistema público de salud en nombre de un “eficientismo” económico que pretende que la dictadura de la empresa sustituya el estado político, el que exista gente que en nombre de “lo alternativo” apoye esos ataques (se den cuenta de ello o no, es lo de menos) es preocupante y quienes creemos en la razón y sostenemos la herencia de la Ilustración deberíamos hacer más para evidenciar ese ataque y a quienes lo llevan a cabo.

Y poco importa si esos “alternativos” se presentan a sí mismos como de izquierda: el fenómeno no es nuevo, ya Lukács los clasificaba como “proto-fascistas de izquierda”. Y eso es lo que son sus herederos actuales: que se presenten como defensores de “la gente”, de “los pueblos”, de “los desamparados”, como “comunistas” o “de izquierda”, es lo de menos. En el momento en que son incapaces de distinguir el conocimiento científico de la búsqueda de ganancia de las empresas, en el momento en que buscan “construcciones alternativas” y les niegan a los pueblos explotados del tercer mundo los beneficios del conocimiento científico y su aplicación práctica, en el momento que niegan la posibilidad del conocimiento real en nombre de irracionalismos del tipo “todo vale”, en suma, en el momento en que son incapaces de distinguir el trigo de la paja en nombre de pseudo-conocimientos absurdos, son cómplices de aquellos que por afán de ganancia o por ideología empresarial quieren confiscar derechos, cerrar sistemas de salud y escolares que pertenecen a todos y empobrecer y embrutecer a la mayoría. Y si esto se está consiguiendo por métodos dudosamente democráticos como lo sucedido en Grecia, los alternativos son cómplices. Y actúan como fascistas cuando niegan a sus antagonistas el derecho a discrepar de ellos.

Discite moniti”: “… allí donde levanta cabeza el irracionalismo, en filosofía, lleva implícita ya, por lo menos, la posibilidad de una ideología fascista, agresivamente reaccionaria. Cuándo, dónde y cómo esta posibilidad en apariencia inocente llegue a convertirse en una pavorosa realidad fascista, no puede decirlo ya la filosofía.” (Lukács).

Y allí en donde el irracionalismo levanta la cabeza contra el conocimiento científico “lleva implícita ya, por lo menos, la posibilidad de una ideología fascista, agresivamente reaccionaria.”

Cierto: ni los irracionales ni nosotros podemos decir si nuestras sociedades ni el mundo en general acabará en un nuevo tipo de fascismo. Pero si nosotros nos quedamos callados, si dejamos que el fascismo de los alternativos nos calle o nos impida escribir, ellos por acción y nosotros por omisión seremos responsables si eso ocurre.

Discite moniti”: estamos avisados. No cederle a los fascistas “tradicionales” ni a los “alternativos” espacio en la discusión, cuestionarlos con las mejores armas que tenemos: el conocimiento, la ciencia, la filosofía. Evidenciarlos como los farsantes que son, “ponerlos en la picota y no darles un momento” (Cioran), seguir sosteniendo espacios que han sido amenazados para que la gente que no tiene contacto con lo mejor de la ciencia, la técnica y las humanidades conozca lo que se hace y participe de ello, por qué todos, todos, tenemos derecho y posibilidades de acceder al conocimiento real, es lo mejor que podemos y sabemos realizar para hacer frente a esta nuevo ataque a la razón por parte de aquellos que creen que han destruido al fantasma que amenazaba sus privilegios y ahora enfocan sus baterías, todavía ideológicas, contra un conocimiento que creen que si no controlan volverá a cuestionar sus privilegios. Y en ello los “fascistas alternativos” se encuentran incluidos.

“Discite moniti”.

México, D. F., 12 al 22 de noviembre de 2011

https://lacienciaysusdemonios.com

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Reciba las publicaciones por Email

Follow EL SUDAMERICANO on WordPress.com
El Fanzine de la Comisión Semilla
El Blog de Silvio Rodríguez
El sitio Web de Silvio Rodríguez http://zurrondelaprendiz.com/

Enlace Zapatista

Radio de Nicaragua

MAPUEXPRESS

Tortilla con Sal

A %d blogueros les gusta esto: