Antropologia, Cerdos y pescados, Crítica Social, Derechos Humanos, Latinoamérica, Noticias de Ayer, Politica, Terrorismo estatal a cielo abierto, Viejas costumbres

LA VIDRIERA DE LA VILEZA por Silvana Melo

Patricia Bullrich lanzó uno de los agravios más filosos de los últimos años hacia las luchas populares más genuinas y honestas:

“Con el caso Arruga se encontró la prueba de que nunca se lo había llevado la policía, que apareció en la General Paz porque lo había atropellado un auto y que estaba como N.N. enterrado”.

Y dijo:

“Arruga fue una construcción como quisieron hacer con el caso Maldonado. El juez del caso Arruga me llamó y me dijo que él no había tenido la valentía que tuve yo en el caso Maldonado y que se fue de la causa. Todo lo que se construyó en el caso de Arruga se demostró que era mentira”.

Los periodistas que la entrevistaban no le discutieron. Es más. Le dieron la razón.

Alguna vez habrá que debatir en serio sobre este oficio que una ha llevado con el peso de la dignidad sobre la espalda a pesar de todo.

Dijo Bullrich:

Chocobar es un ejemplo de cómo deben actuar las fuerzas policiales en cumplimiento de su deber”.

Es decir, matar por la espalda. Sobre la Cámara de Roca, que calificó al crimen de Rafa Nahuel en manos de la prefectura como “homicidio agravado”, adjetivó: es “una Cámara liberadora y cómplice de narcos y de personas que cometieron delitos”, además de ser una “Cámara militante que hace una justicia política y no una justicia de los hechos”. A Rafita lo persiguieron, lo cazaron y lo mataron por la espalda. Con todo el aval político.

“Lo que pasaba antes en la Argentina es que cuando un policía actuaba, independientemente de lo que hubiera hecho, aparecía un aparato ideológico con el CELS, CORREPI, APDH que lo condenaban por el solo hecho de ser policía”.

Lo dijo ante dos periodistas que no repreguntaron ni se plantaron como se debe ante la arbitrariedad más absoluta.

Y no es suficiente decir “Fuera Bullrich”. Porque Bullrich es el paradigma de la ideología del macrismo. Ella concentra el aparato ideológico pero si ella mañana se va, habrá quien la reemplace parada en el mismo tanque de guerra. Es el sistema. Es la derecha que encuentra en gran parte de la población el aval para matar por la espalda. Para soltar a un pibe torturado, aturdido, a las tres de la mañana, descalzo, para que cruce la General Paz y lo atropelle el primer auto que pase. Y tirar el cuerpo en la primera fosa para que nadie lo encuentre. Para mandar a balear chicos murgueros en la villa. Para avalar a una bonaerense decidida a disparar porque el enemigo es la infancia. Pobre y morena. La infancia.

No es Bullrich. No hay que gastar en carteles. Es el sistema.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Reciba las publicaciones por Email

Follow EL SUDAMERICANO on WordPress.com
El Fanzine de la Comisión Semilla
El Blog de Silvio Rodríguez
El sitio Web de Silvio Rodríguez http://zurrondelaprendiz.com/

Enlace Zapatista

Radio de Nicaragua

MAPUEXPRESS

Tortilla con Sal

A %d blogueros les gusta esto: