Apuntes, Crítica Social, Latinoamérica, Politica, Viejas costumbres, Yanquilandia

LA CERTIDUMBRE DEL BUEN BURGUÉS

La certidumbre del burgués, el tono y la mueca patronal, es la certidumbre del poder del dinero.

La conciencia del burgués ésta atada a su bolsillo. Es automática. El buen burgués sabe que cuando se meten con uno, se meten con cada burgués en el mundo. Desde Marat la burguesía sabe qué conceder algo, puede significar perderlo todo.

La alineación humana opera en diversas temporalidades. El proletariado es una de las constantes históricas que explica las demás variables, y por su potencia es, como hecho histórico determinado, expresión de una fuerza natural, reproductiva del organismo social.

La lucha de clases es también una lucha de desproporciones, de temporalidades.

La conciencia de clase de proletariado es la única fuerza capaz de convertir los cambios cuantitativos en la correlación de fuerzas, en saltos cualitativos en la lucha de clases.

La conciencia proletaria está atada al proceso, es producto de una dialéctica inherente a la lucha.

Pero la socialización aún ocurre en el mercado.

Los sujetos se objetivan, los procesos se cristalizan y la relación sujeto/objeto se constituye como ley objetiva de las relaciones de propiedad. El capital y su dominación política de la esfera pública, se representa en las instituciones del estado burgués como sujeto en sí. Los intereses privados establecen su dominación de la vida pública. Es en ese sentido atemporal, estático.

El poder proletario es tritemporal. Es el movimiento de la sociedad en devenir como totalidad contradictoria, autoconciente y autocreadora. Cultura como génesis de la vida.

La humanidad solo logra articular las preguntas que su tiempo le permite formular. La vida material de la sociedad está determinada por la existencia material de los sujetos. Determinación histórico-dialéctica significa entonces  sobredeterminación y azar. Correlatividad y subjetivación.

El sujeto social burgués se constituye deshumanizándose según su propiedad. En el capitalismo esto es sobredeterminado según su capacidad individual de apropiarse del plusvalor y la riqueza colectiva. La legalidad está regulada por la democracia del mercado. Capitalismo es sinónimo de cultura de la muerte

El socialismo hasta ahora, solo ha podido ser pensando en el capitalismo, combatiendo contra la alienación capitalista.

La burguesía defiende sus privilegios en el presente, imagina un futuro en el status quo, un presente permanente.

El proletariado se defiende en el presente, conjura sus muertos más ilustres, resiste,  toma impulso, pero debe sublimarse en su propia experiencia y en su deseo de futuro.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Síguenos por Email

El Fanzine de la Comisión Semilla
Follow EL SUDAMERICANO on WordPress.com
El Blog de Silvio Rodríguez
El sitio Web de Silvio Rodríguez http://zurrondelaprendiz.com/
Radio de Nicaragua

MAPUEXPRESS

Tortilla con Sal

A %d blogueros les gusta esto: