MARX Y LA MODERNIDAD. Enrique Dussel

LIBRO.46

Leer y descargar: 46.ENRIQUE DUSSEL.Colección

El nº 46 de nuestra Colección Socialismo y Libertad

“El concepto de salario, como pago de precio, es moral para el capitalismo. Marx hace, lo que yo llamo, una crítica ética, para distinguirla de la moral, destruye la moral en nombre de la dignidad de la persona del trabajador, que ha colocado a una cosa (que es el valor) como fundamento, y al trabajador como mediación para aumentar una cosa, que es la ganancia, para adquirir más ganancia, que no es más que valorización. Tan simple como eso. Entonces digo: El Capital es el despliegue de un marco teórico, pero como es crítico, entonces es una ética. Por eso el libro termina diciendo:  “El Capital es una ética”[1]

Porque es una crítica, y no se malentienda con la moral del sistema, sino como una ética que, desde la dignidad de la persona, critica a un sistema que cosifica a la persona y la coloca como instrumento de una cosa, toma a la persona como cosa (como instrumento de valorización) y toma a la cosa (capital) como persona, como si fuera lo digno. En eso consiste el fetichismo: tomar a la cosa como persona y a la persona como cosa. ¿Qué significa desfetichizar? Restituir la persona. Si el trabajo vivo ya no es instrumento del capital, el capital deja de serlo; por lo tanto, es una critica destructiva del capital, como ética.

Es esto un ejemplo de lo que yo llamo Ética de la Liberación (que ha surgido en América Latina), porque yo puedo aplicar las mismas categorías para Freud, y mostrarles cómo también en Freud hubo una cosificación del inconsciente y el amor por un súper-yo que invierte las cosas; y es lo mismo que piensa Nietzsche (de alguna manera), cuando dice que los valores morales son inversión de aquello que debería ser expresión de la vida, y es lo mismo que piensa Foucault, que dice que el sistema ha excluido, como locos o como presos, a aquellos que no pueden ser disciplinados.

Se trata de un núcleo racional, una filosofía (un metalenguaje) que se puede aplicar a todo discurso crítico, y es lo que yo llamo (para ser destruida, para no ser aceptada) Filosofía de la Liberación. Y ¿de dónde parte? Parte justamente de los excluidos, de las víctimas y de los oprimidos. Ese es el punto que ahora quisiera explicar. Para tomar temas como dependencia, clase, etnia, pueblo, y desde allí mostrar el problema de la Modernidad como globalización excluyente.”

[1] El Último Marx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s